El Dragón Asiático se niega a consumir

El sector minorista reportará menores ventas este año, golpeado por una caída en los ingresos; el Gobierno chino ha apostado al consumo interno frente a una desaceleración de las inversiones.
iPhone China  (Foto: AP)
John Foley

Las marcas de consumo en China están descubriendo que sus recompensas no son lo que se había anunciado.

El crecimiento en las compras de una amplia gama de productos se ha reducido considerablemente en el último año, y empresas como Samsonite y Apple están reportando decepcionantes cifras de ventas en ese país. Los consumidores de la segunda mayor economía del mundo están en auge, pero la idea de que ellos solos pueden sostener el crecimiento parece gastada.

Las ventas minoristas crecieron 13.2% en julio a tasa anual, una desaceleración desde un crecimiento anual de 14.3% en 2012, y de 17.1 % en 2011. Las ventas de oro y joyas de plata subieron 42% en en julio.

Samsonite dijo que sus ingresos en China aumentaron un 8% anual en los primeros seis meses de 2013, excluyendo el efecto de las ganancias por divisas. En todo 2012, el fabricante de maletas que cotiza en la Bolsa de Hong Kong reportó un incremento de 20% en los ingresos provenientes del "dragón asiático".

Want Want China reportó un crecimiento de ingresos de 14.9% a tasa anual en el primer semestre de 2013, por debajo del repunte de 19.4 % que registró en el mismo periodo del año previo. El segmento básico de lácteos y bebidas del productor de alimentos creció 18.3%, informó esta semana, en comparación con 28% en el mismo lapso del año anterior.

No son solo las marcas premium las que registran un crecimiento de ingresos desacelerado en la República Popular de China. Las ventas minoristas en casi todas las categorías están creciendo más lentamente respecto a hace un año.

El crecimiento en las ventas de cosméticos se ha desacelerado de 15% a 10% y en las prendas tejidas ha caído de 18% a 12.5%. Solamente la joyería de oro y plata, que tiene un atractivo especulativo, ha ganado impulso, con un alza en ventas de 42% en julio. Tiffany indicó que sus ventas en China son "especialmente fuertes".

Esto está sucediendo al mismo tiempo que los bancos del país asiático registran un fuerte aumento en la deuda del sector minorista y mayorista en sus ingresos intermedios. China Merchants Bank dijo que la morosidad de las empresas del sector aumentó 48%. En China Construction Bank el alza fue de 19% y en China CITIC Bank, de 66%.

Es imposible que los ingresos de este grupo se expandan a tasas de dos dígitos de forma indefinida. Las expectativas de crecimiento, sin embargo, son importantes para que los minoristas decidan cuánto capital comprometen en existencias y nuevas tiendas.

El aumento de la morosidad en el sector minorista sugiere que algunos operadores sobreestimaron la demanda. El fabricante de ropa deportiva Li Ning fue una advertencia temprana de lo que puede llegar a suceder -retacó a sus minoristas con existencias imposibles de vender y se vio obligado a comprar muchas cosas de vuelta para salvar su marca-.

En algunos productos como bolsas de diseñador y bebidas alcohólicas los límites gubernamentales a la compra de regalos son un factor importante, pero eso no es suficiente para explicar la amplia desaceleración.

Lo más probable es que la desaceleración de la inversión en vivienda, infraestructura y manufactura esté frenando los ingresos. El ingreso disponible per cápita de los habitantes urbanos creció un 9% anual en los dos primeros trimestres de 2013, según una encuesta oficial de la Oficina Nacional de Estadística de China, en comparación con un promedio de cinco años del 13%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si la inversión se desacelera, también el consumo. Eso significa que China no puede confiar en que los consumidores actuarán y llenarán el vacío si los niveles de inversión caen, como eventualmente debe suceder. Eso también dificulta la tarea de aumentar la participación del consumo en el PIB chino desde su bajo nivel de 35%.

Si China quiere que los consumidores hagan su parte debe poner más dinero en sus bolsillos.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×