S&P acusa represalias en demanda de EU

La Fiscalía asegura que la agencia mintió en una evaluación a bonos respaldados por hipotecas; la firma dijo que el litigio es una represalia por reducir la calificación crediticia del país.
holder_obama  (Foto: Getty)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Standard & Poors alegó ante los tribunales que está siendo demandada por el Departamento de Justicia estadounidense en represalia por haber degradado la calificación crediticia del Gobierno de Estados Unidos hace dos años.

El Departamento de Justicia, a través del Fiscal General, Eric Holder, interpuso una demanda en febrero contra S&P exigiendo 5,000 millones de dólares en multas relacionadas con la calificación que otorgó la firma a bonos respaldados por hipotecas de alto riesgo antes de la crisis financiera.

La dependencia judicial afirma que S&P mintió en las calificaciones que dio a los títulos entre 2004 y 2007 con el fin de cobrar comisiones a las firmas que empaquetaron dichos préstamos hipotecarios de alto riesgo para titulizarlos.

En documentos presentados el martes ante el tribunal federal de distrito, los abogados de McGraw Hill, la empresa matriz de S&P, manifestaron que la demanda era simplemente un castigo por la rebaja aplicada en agosto de 2011 que despojaba al país de la nota crediticia AAA por primera vez en su historia. Señalan que es la única agencia calificadora demandada, a pesar de que firmas rivales como Moody's y Fitch también dieron calificaciones a bonos hipotecarios que luego colapsaron.

"S&P Ratings fue la única que rebajó la nota de Estados Unidos y solo esta empresa ha sido demandada por EU, a pesar de que las calificaciones de esta firma impugnadas por el país no eran distintas a las adjudicadas por al menos otra agencia de calificación", dijeron los abogados en los documentos judiciales, donde también se afirma que la libertad de expresión garantizada en la Primera Enmienda vuelven inconstitucional la demanda interpuesta por el gobierno, así como  "inaceptablemente selectiva, punitiva y sin mérito".

En una rueda de prensa celebrada cuando la demanda fue presentada ante la corte, el Departamento de Justicia rechazó que hubiera alguna conexión entre la degradación aplicada por S&P y la demanda interpuesta contra la firma. Aclaró que la investigación sobre las calificaciones otorgadas por Standard & Poors a las hipotecas subprime comenzó en 2009. En ese momento declinaron comentar si otras agencias calificadoras enfrentaban una acción legal similar.

El desplome de los títulos respaldados por hipotecas de alto riesgo fue un factor importante en el cuasi colapso del sistema financiero mundial en 2009. La firma y otras agencias otorgaron a dichos bonos hipotecarios algunas de sus mejores calificaciones crediticias, sugiriendo con ello que había poco riesgo de que los deudores incumplieran el pago de los préstamos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando estalló la burbuja inmobiliaria y los precios de las viviendas cayeron fuertemente, las ejecuciones hipotecarias se dispararon, causando incumplimientos generalizados sobre los bonos y graves problemas para las instituciones financieras que tenían en su cartera esos títulos, como fue el caso de Lehman Brothers.

La rebaja que hizo esta compañía de la calificación crediticia de Estados Unidos se produjo en agosto de 2011, la agencia citó como causal los desacuerdos partidistas entre el Congreso y la administración de Obama que dificultaban un acuerdo sobre la necesaria reducción de la deuda nacional.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×