EU: el auge petrolero contagia al empleo

La revolución del petróleo y del gas no convencional creó 2.1 millones de empleos durante 2012; junto con la reducción de los costos de energía esto ha ayudado a impulsar la economía de EU.
frack  (Foto: Getty)
Daniel Yergin*

El rápido aumento del gas de esquisto (shale gas) y del petróleo de formaciones compactas (tight oil) en Estados Unidos constituye nada menos que una revolución en el petróleo y el gas natural. Ya no puede haber ninguna duda sobre el dramático giro en la posición energética de Estados Unidos.

La producción de petróleo del país ha aumentado 50% desde 2008, cuando estaba supuestamente programado que se quedaría sin petróleo. La producción de gas natural se ha incrementado en 33% desde 2005 y el shale gas por sí solo ahora constituye alrededor del 45% de la producción total del primer tipo de energía.

Esta revolución no es solo acerca de la producción de energéticos, es una historia económica que se extiende a lo largo de varias dimensiones, independientemente de si se mide en los bolsillos de los consumidores, el empleo, la producción manufacturera o el aumento de la competitividad de Estados Unidos en la economía mundial.

Esto ha ocurrido en un entorno de media década de profunda recesión y alto desempleo. De hecho, sin el impulso de los elementos no convencionales, la situación económica estadounidense habría lucido aún peor en los últimos años.

Según un nuevo estudio de mi organización, IHS, titulado America's New Energy Future: the Unconventional Oil and Gas Revolution and the Economy. A Manufacturing Renaissance, el auge de la energía no convencional aumentó el ingreso promedio disponible en los hogares en 2012 en 1,200 dólares -un cifra que se espera que crezca a 2,700 dólares en 2020-.

Ese impulso es principalmente el resultado de dos factores. En primer lugar, los hogares gastan menos de su ingreso total en servicios públicos, ya sea directamente por el gas natural menos costoso o reduciendo el precio de la electricidad generada con ese elemento. En segundo lugar, la reducción de los costos de energía ha dado lugar a una disminución en los precios de los bienes y servicios dentro de la economía en general.

Los ingresos del Gobierno también están registrando un impulso a causa del aumento de una nueva producción. La cadena de valor asociada con el shale gas y el petróleo de formaciones compactas contribuyó con más de 74,000 mdd en ingresos adicionales para los Gobiernos federales y estatales en 2012 y se espera que esta cifra llegue a más de 125,000 mdd en 2020.

A detalle: ¿Cómo se determina el precio del petróleo? 

El panorama laboral del sector no convencional es igualmente impresionante. Ambos energéticos no convencionales respaldaron 2.1 millones de empleos en 2012 a lo largo de toda la cadena de valor. Se espera que esa cifra aumente a 3.3 millones dentro de siete años.

Estos empleos incluyen a personas que trabajan en la industria del shale gas y el petróleo de formaciones compactas, en industrias relacionadas tales como servicios y tecnología de la información enfocada en el "oro negro", y personas cuyos puestos de trabajo están respaldados por el aumento del gasto que ha fluido a través de la economía.

Estos empleos se extienden por todo Estados Unidos. El estado de Nueva York puede considerarse excluido debido a su prohibición al fracturamiento hidráulico o fracking. A pesar de la restricción, casi 50,000 empleos en la ciudad se han generado a partir de la actividad del shale gas y el petróleo de formaciones compactas en otros estados.

El gas natural abundante y de bajo costo -generado por la aparición del shale gas- también está transformando la posición de EU como fabricante. Está impulsando a las empresas que fabrican productos que esta nueva industria necesita, como acero y tuberías.

Es importante en una escala aún mayor para las empresas que dependen en gran medida del gas natural o de la electricidad generada con el primer elemento -que van desde fabricantes de productos petroquímicos y fertilizantes hasta productores de alimentos y fabricantes de vidrio-.

Gas natural

Para estas empresas el gas natural de bajo costo es un agente de cambio y estimulará un estimado de 350,000 mdd de nuevas inversiones en Norteamérica durante los próximos doce años. Este crecimiento habría parecido inconcebible hace media década, cuando la expectativa era que los fabricantes estadounidenses -y toda la economía estadounidense- tendrían que depender cada vez más de las costosas importaciones de gas natural licuado y de gas doméstico.

El precio de la energía es solo un componente de las decisiones de inversión de la empresa, junto con otros factores tales como las fuerzas del mercado, la competencia y los riesgos de regulación y litigio. Sin embargo, los costos de energía son igualmente críticos y han hecho a EU más competitivo en la economía mundial. En Europa, el gas natural cuesta tres veces más que en Estados Unidos; en Japón, es cuatro veces más costoso.

Los líderes de negocios en Europa son conscientes de la actual ventaja energética de Estados Unidos, y están sonando las alarmas. El presidente ejecutivo de la siderúrgica austriaca Voestalpine, Wolfgang Eder, declaró que "el éxodo" desde el continente  ya ha "iniciado en las industrias químicas, automotrices y de acero". La empresa anunció planes para construir una planta de 500 mdd en Texas para producir hierro que enviaría de vuelta a Austria para la fabricación de acero. Los proveedores europeos seguirán a sus clientes a través del Atlántico, construyendo nuevas fábricas en EU para estar cerca de las nuevas fábricas de sus clientes.

Este verano le pregunté a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, qué significa el desarrollo de shale gas para la atribulada economía de Europa. "El elemento y la reducción de los precios de la energía es sin duda para beneficio de Estados Unidos con relación a Europa".

Esta ventaja será medida en las crecientes exportaciones de productos manufacturados desde norteamérica y en más empleos. Para Europa estos acontecimientos solamente aumentan su angustia. Para Estados Unidos esto demuestra una oportunidad cada vez mayor como resultado del crecimiento del petróleo y gas no convencionales.

*El autor es vicepresidente de IHS y autor de 'The Quest: Energy, Security, and the Remaking of the Modern World'.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×