Summers, ¿favorito de Obama para la Fed?

Fuentes de la Casa Blanca aseguran que el expresidente de Harvard es la apuesta del mandatario; su nominación chocaría con la opinión de la base liberal de Obama, que apoya a Janet Yellen.
obama_larry  (Foto: Getty)
Nina Easton

Puedes llamarlo el Freddy Krueger de los posibles candidatos a la presidencia de la Reserva Federal.

Es posible que los liberales, feministas y demás objetivos de su desprecio fulminante hayan pensado que destruyeron la oportunidad de Larry Summers para este cargo... Pero él está de vuelta, atormentándolos en sus sueños de ver a la majestuosa femineidad haciéndose cargo del suministro monetario de Estados Unidos.

Fuentes no identificadas de la Casa Blanca dijeron al Washington Post que el expresidente de Harvard todavía está en la carrera para suceder al saliente Ben Bernanke y, según algunas versiones, encabeza la lista del Presidente.

La nominación de este personaje sorprendería y desafiaría a los elocuentes críticos que forman el núcleo de la base liberal del presidente Barack Obama y que han estado impulsando a la vicepresidenta de la Fed, Janet Yellen. Y no son solo los activistas liberales: ella fácilmente derrotó a su adversario en un sondeo de Reuters entre economistas que preguntaba quién debería ser el próximo presidente de la institución. 

El Post y otros dicen que el exsecretario del Tesoro permanece en la pelea en gran parte debido a su estrecha relación con el presidente y por respeto al hecho de ser el asesor económico que guió a un nuevo e incierto Gobierno durante los oscuros primeros días de la recesión masiva. Summers es un creyente de las acciones gubernamentales grandes y audaces en los tiempos difíciles". ¿Podría ser demasiado grande el estímulo?", me dijo una vez. "Eso es como si me preguntaras si puedo perder demasiado peso".

El titular del ejecutivo estadounidense también debe al economista algunos puntos políticos críticos. Como director del Consejo Nacional Económico, el candidato a la Fed apoyó enérgicamente el rescate de la industria automotriz. Fue una decisión que, según sus propias palabras en el día de las elecciones del año pasado, dio lugar a una "economía muy diferente en Ohio y a una economía muy diferente en Michigan".

Si este hombre gana la nominación podemos esperar que la Casa Blanca enfrente una poderosa tormenta de críticas en estos temas:

Desregulación:

Los críticos dicen que su apoyo a la desregulación en la década de 1990 (el bloqueo de las propuestas para regular los derivados y para favorecer la eliminación de la Ley Glass-Steagall) contribuyó a la crisis financiera. Pero él fue durante mucho tiempo un crítico de Fannie Mae y Freddie Mac, que sin duda fueron causantes mucho más importantes del colapso.

"Cuando oigo a la gente hablar de las asociaciones público-privadas, busco mi billetera. Nadie usó el término más que Fannie Mae, a menos que se trate de Freddie Mac. Colaboración masiva, desastre masivo", expresó el exfuncionario federal.

(Los críticos conservadores podrían preguntar dónde se ocultaron las sospechas de asociación público-privada de este personaje cuando la compañía solar Solyndra quemaba 500 mdd de dinero de los contribuyentes).

Especulación:

Mucha de la especulación se ha enfocado, y con mucha razón, en lo que una presidencia de Summers significaría para la política monetaria. Una parte fundamental, sin embargo, del trabajo del presidente del Banco Central es la capacidad de prever las crisis en el horizonte, algo en lo que todos los principales reguladores fallaron antes de 2000.

Así que puedes esperar que la Casa Blanca posicione al señor como un (raro) previsor de los peligros venideros. En 2006 advirtió sobre el preocupante nivel de la toma de riesgos con estas palabras: "Lo más importante que debemos temer es la falta del miedo en sí mismo".

En noviembre de 2007, cuatro meses antes del colapso de Bear Stearns, hizo un llamado a los legisladores para "despertar a los peligros de una crisis más profunda". Y agregó esto: "Hace tres meses era razonable esperar que la crisis del crédito subprime sería un evento financiero significativo, pero no uno que pondría en riesgo el patrón general de crecimiento económico... Sin respuestas políticas más fuertes de las que hemos observado hasta la fecha... existe el riesgo de que los efectos negativos sean sentidos durante el resto de la década y más allá".

Negocios

Respecto a las preocupaciones de que Summers favorece demasiado a los negocios, puedes esperar que el presidente hable sobre sus preocupaciones compartidas sobre una creciente disparidad de ingresos y sobre la disminución de la movilidad social de los estadounidenses promedio. Nuestro "nivel de desigualdad y movilidad social se ha deteriorado", dijo al mismo público de Harvard a principios de este año, llamando "impactante" al hecho de que la capacidad tanto de un niño rico como de un niño pobre de ir a una buena universidad es menor de lo que era hace 30 años.

Feminismo

Las feministas no solo respaldan un nombramiento histórico de Yellen como la primer mujer a cargo de la Reserva Federal, sino que también ven al señor como sexista, con base en sus polémicas declaraciones sobre las mujeres en la ciencia cuando era presidente de Harvard y sus enfrentamientos con la también asesora económica de Obama, Christina Romer (en el artículo del Post, Romer cuestiona las habilidades de gestión del candidato).

Para contrarrestar esa percepción, la Casa Blanca probablemente recurrirá la jefa de operaciones Sheryl Sandberg de Facebook, quien considera a Summers como un mentor en una carrera que la puso a su lado en el Banco Mundial y en el Departamento del Tesoro. (Otra poderosa mujer que el exsecretario del Tesoro apoyó en su carrera: la vicepresidenta global de políticas públicas de Facebook, Marne Levine). Sandberg, autor del best-seller posfeminista Lean In, ya ha defendido públicamente al personaje a este respecto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

(Llévate el libro de Sandberg. Más información aquí).  

Si el presidente Obama respalda a Summers, la Casa Blanca tendrá que montar una defensa que le consiga 60 votos en el Senado; y, para ello, probablemente necesitará el apoyo de los republicanos.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×