Analistas respaldan plan hacendario

La agencia Moody’s dijo que la aprobación de la reforma sería positiva para la nota de México; Banamex señaló que la iniciativa es políticamente equilibrada y más favorable de lo previsto.
bandera_mexico_reforma  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La iniciativa de reforma hacendaria presentada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto ayudará a la calificación de la deuda soberana de México, aseguró el analista principal de Moody´s Investors Service, Mauro Leos.

"Muchos de los elementos que están incorporados van encaminados a fortalecer el perfil crediticio del Gobierno y, en ese sentido, pudieran apoyar una mejora dentro de la calificación", aseguró.

Para Leos, la propuesta de reforma es realista, ya que no esperaban que se fuera a dar un aumento significativo en los ingresos. "Se nos hacía más razonable que los ingresos fueran entre dos y tres puntos porcentuales del PIB y pensamos que van a terminar en eso y en línea con nuestro análisis", dijo.

Por su parte, el director de Moody's en México, Alberto Jones, agregó que la agencia espera revisar su calificación para México antes de que termine el año.

"Necesitamos ver cómo se terminan aprobando todas las reformas (...) pero esta propuesta sí es positiva para el crédito", recalcó a la agencia Reuters.

Este domingo, el Gobierno de Enrique Peña Nieto presentó su plan de reforma hacendaria en la que descarta incrementar la tasa impositiva a alimentos y medicinas, pero sí sugiere elevar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 30% a 32% para personas físicas y gravar con un 10% las ganancias en Bolsa y dividendos.

En general, el conjunto de iniciativas es un documento político equilibrado y parece más favorable de lo esperado, indicó un análisis del Grupo Financiero Banamex, pero aclaró que para algunos sectores (como el de minería) salen más perjudicados de lo que se proyectaba.

Para JPMorgan, el proyecto de ley de la reforma hacendaria es menos agresivo que lo que se esperaba. Esto se debe principalmente a la debilidad de la economía en 2013 y al ambiente político en México después de las protestas de maestros sobre las leyes secundarias de la reforma educativa.

La correduría consideró que la reforma será positiva a corto plazo, pero negativa en las perspectivas a mediano y largo plazo.

Aunque estimó que a corto plazo la reforma propuesta debe demostrar que es un alivio para un consumidor ya débil, dado que significaría un menor ajuste fiscal del descontado, y también implica que la seríe de impuestos propuestos será insuficiente para sostener un cambio completo de la dependencia que mantiene el Gobierno en los ingresos petroleros.

Esto, a su vez, limita el impacto de una reforma energética en términos de inversiones en infraestructura.

En este sentido, JP Morgan agregó que la nota positiva es que una reforma fiscal menos controvertida también aumenta las posibilidades de una negociación política más profunda en el proyecto de ley de la reforma energética, lo cual aumentaría las posibilidades de que la propuesta enviada por el Ejecutivo al Congreso se aprobara.

S&P, cautelosa

La jefa de deuda soberana para América Latina de Standard & Poor's se mostró este lunes cautelosa sobre el proyecto de reforma fiscal presentado por el Gobierno de México, pero dijo que hay espacio para un alza en la nota del país si ese proyecto eleva ingresos y si además se aprueba una reforma energética.

Sin embargo, la ejecutiva de la calificadora, Lisa Schineller, dijo que aún no estaba claro si la reforma elevará significativamente la recaudación ante la inclusión de nuevos gastos y la eliminación de otros tributos.

"Es un signo de interrogación", dijo Schineller en una entrevista telefónica.

"Aún no has movido la base tributaria como porcentaje del PIB. Y si además estás hablando de incrementar el gasto, es de allí de donde se originará nuestra cautela", explicó.

La ejecutiva dijo que la reforma habría sido más fuerte si hubiese incluido el IVA a alimentos y medicinas.

Standard & Poor's mantiene una calificación de "BBB" para México, un nivel por debajo de las demás calificadoras, y bajó en el 2009 la nota del país latinoamericano luego de otro intento fallido de incrementar la base tributaria.

En marzo, la calificadora revisó su perspectiva de nota para México a positiva desde estable, y Schineller dijo que podría haber un alza en la nota del país dependiendo de las versiones finales tanto de la reforma fiscal y como de una reforma energética diseñada para aumentar la producción de petróleo del monopolio estatal Pemex.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si avanzamos, si hay señales claras de que estarán recibiendo ingresos, así como del campo energético, de que estarás abriendo el sector, recibiendo mucha inversión, ciertamente creemos que la posibilidad (para un alza en la nota) está allí", añadió.

Con información de Reuters

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×