Endeudamiento superará ingresos por IVA

El Gobierno contempla elevar en 650,000 mdp los montos derivados de financiamientos en 2014; la cifra es casi 20,000 mdp superior a lo que captaría por el IVA para el mismo periodo.
Deuda  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez/Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno de Enrique Peña Nieto contempla elevar en 650,478 millones de pesos (mdp) sus ingresos derivados de financiamiento (deuda interna y diferimiento de pagos) el año próximo, cifra que superaría a la recaudación esperada por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se proyecta en 632,368.5 mdp, señala la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2014,

La propuesta enviada a la Cámara de Diputados para su aprobación considera que el endeudamiento del Gobierno será sólo interno, pues no contempla buscar recursos en el exterior. "Con este mayor endeudamiento, es como si la reforma fiscal hubiera tenido un impuesto nuevo del tamaño del IVA, pero apalancado con deuda y no se están aliviando las finanzas del Gobierno, sino que se están postergando para futuros años", dijo el investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Ricardo Cantú.

El total de los ingresos derivados de financiamientos representa el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para 2014, pero si se le compara con el total de los ingresos estimados para el mismo periodo (4.4 billones de pesos) significa que el 14.5% estará apalancado con deuda.

Este miércoles, el sector patronal hizo un llamado a los diputados y senadores para modificar la iniciativa federal de reforma fiscal, ya que elevaría los riesgos de un "retroceso económico y social para México". La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que los términos de la actual iniciativa reinstauran una estructura centralista en el gasto público y elevan las tasas impositivas a los contribuyentes cautivos sin que se busque abatir la informalidad.

El plan de reforma contempla una serie de modificaciones al IVA, como cambios tributarios en educación, compra y renta de vivienda, espectáculos masivos, comida para mascotas, chicles, bebidas endulzadas, entre otros, que elevarían los ingresos por este impuesto en 54,000 mdp.

Cuando el Gobierno se endeuda significa que alguien va a tener que pagar ese endeudamiento y normalmente son las generaciones futuras, destacó el director de Análisis Económico del Grupo Financiero Banorte, Gabriel Casillas.

No obstante, subrayó que a diferencia del endeudamiento observado en las décadas de los ochenta y noventa actualmente hay un mejor manejo y el perfil de vencimiento. Ya no es de uno, tres meses o un año como máximo, sino que se habla de un promedio de nueve o 10 años.

Perfil de deuda con buen manejo

"Claramente es más manejable la deuda del Gobierno federal y cuando se tiene que pagar normalmente hay apetito en el mercado en las emisiones que realiza y los únicos costos en los que incurre es en el pago del servicio. En ese sentido también no es tan grave", destacó.

Al cierre de julio, el saldo promedio de vencimiento de los valores gubernamentales es de ocho años, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), mientras que hace una década era de 2.5 años.

Por su parte, Ricardo Cantú, del CIEP, aclaró que las cifras de recaudación estimadas se concretarán siempre y cuando los legisladores no hagan cambios en la iniciativa, pero que quedará la duda de cuánto durará la reforma antes de que sea necesario otro ajuste en el régimen fiscal.

"Si el petróleo se acaba qué vamos a hacer y, entonces, la deuda que adquirimos cómo la vamos a pagar. En el corto plazo no significa que estemos atados de manos, porque existe el mecanismo de financiamiento, que es algo bueno porque estamos en una desaceleración económica y se puede impulsar el crecimiento mediante gasto, pero no sería económicamente redituable tener deuda si no va acompañado con un crecimiento deseado".

La Ley de Ingresos puntualiza que la estrategia para 2014 contempla la realización de diversas acciones encaminadas a seguir profundizando la liquidez de los instrumentos de deuda del Gobierno en el mercado secundario y facilitar el proceso de formación de precios en el mercado primario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hacienda contempla cuatro líneas de acción: 1) obtener el financiamiento requerido promoviendo la eficiencia y el buen funcionamiento de los mercados locales; 2) fortalecer la liquidez y la eficiencia en la operación y en el proceso de formación de precios de los instrumentos del Gobierno federal en sus distintos plazos; 3) fortalecer el desarrollo del mercado de instrumentos a tasa real, y 4) consolidar el acceso directo de personas físicas al mercado primario de valores gubernamentales a través del programa cetes directo.

Para 2014, buscará fortalecer la liquidez de los instrumentos de deuda y la eficiencia a lo largo de la curva de rendimientos. En este sentido, seguirá con la reapertura de instrumentos ya existentes y la colocación a través del proceso de subasta sindicada, tanto para los títulos en pesos a tasa fija como para los denominados en unidades de inversión (Udis).

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×