La Fed experimenta retiro de estímulo

La entidad realiza operaciones directas con los bancos para retirar dinero de la economía de EU; analistas temen que estas operaciones distorsionen los precios de instrumentos financieros.
bernanke  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Ben Bernanke podría tener que impulsar al sistema bancario desde la sombra con el fin de dejar de manipular el mercado de bonos. Por lo menos así es como algunos lo ven.

Durante meses se ha hablado dentro y fuera de la Reserva Federal acerca de que la entidad podría tener que usar un método poco ortodoxo para salir de su programa de compra de bonos. Eso resultaría aún más acertado ahora.

El lunes pasado, cuatro días después de que el titular anunciara la posibilidad de retrasar la reducción del programa, el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo que el Banco Central estadounidense estaba probando las llamadas recompras inversas como un método para elevar eventualmente las tasas de interés.

En las recompras inversas (reverse repos), la entidad drena dinero de la economía al hacer que los bancos, los fondos del mercado monetario y otros le den dinero a corto plazo, por una tarifa. Es algo así como un préstamo, pero no del todo. La institución da a los bancos bonos del Tesoro como garantía. La tasa sobre la recompra prácticamente establece los costos a corto plazo: ¿por qué alguien haría un préstamo por menos cuando la Fed está dispuesta a pagar sin riesgo?

Esa no es la forma típica en que la entidad eleva las tasas de interés. Históricamente ha vendido bonos del Tesoro para elevar las tasas. Pero eso podría ya no funcionar debido a que tiene ahora más de 3.5 billones de dólares en títulos hipotecarios y del Tesoro. Harían falta mucho más ventas de lo normal para mover el mercado. Es más, para calmar los temores acerca de su programa de compra, Bernanke esencialmente prometió que realmente nunca vendería los papeles.

Dudley subrayó que era sólo una prueba. Entre más tiempo se prolongue el estímulo, más probable es que la institución eventualmente tenga que desplegar recompras inversas o algo similar.

Recompras

El plan de recompra inversa se produce en un momento en el que varios gobernadores de la entidad han hablado de la necesidad de frenar el mercado de recompras (repos) y otras áreas del sistema bancario en la sombra. Las recompras generalmente son consideradas parte de éste sistema paralelo debido a que los préstamos son tan cortos que en general no son registrados en las medidas generales de apalancamiento del sistema bancario.

Es más, una gran cantidad de repos son hechas por los fondos del mercado monetario, que técnicamente no son bancos. Apenas la semana pasada, el gobernador de la Fed, Daniel Tarullo, dijo que los reguladores deberían enfocarse en tomar medidas enérgicas contra los mercados de financiamiento a corto plazo.

"Es irónico que hagan esto en un momento en que varias personas del Banco han dicho que están preocupadas por las recompras", dijo un consultor de entidades financieras, Burt Ely.

Sin embargo, Tarullo está principalmente preocupado por los bancos que utilizan el mercado de recompras para obtener préstamos a corto plazo para financiar activos de mayor riesgo a largo plazo. Muchos creen que el uso del financiamiento a corto plazo empeoró la crisis financiera.

Inicialmente, el plan de la Fed no iba a hacer eso. Los bancos, además de los fondos del mercado monetario, harían préstamos a la Reserva Federal. Pero el programa seguramente hará mucho dinero para el mercado de recompras. Es poco probable que ese dinero desaparezca después de que el programa haya terminado, al menos no inmediatamente. El probable próximo usuario de esos fondos a corto plazo serán los bancos.

Otra preocupación es que el uso de la Fed del mercado de recompras pueda desplazar a General Electric y a otras grandes empresas que dependen de los fondos del mercado de dinero para pedir préstamos. Las grandes empresas podrían tener que pagar una tasa de interés más alta por sus préstamos a corto plazo para competir con el Banco Central. Eso, por supuesto, es el punto.

El regulador económico está tratando de elevar las tasas de interés. Con la entidad tomando tantos préstamos, las tasas de los créditos para las grandes empresas podían dispararse más de lo esperado. El resultado es un mercado que está saltando de una corrección artificial a otra.

"La Fed está saltando hacia el mercado de las recompras para solucionar los problemas que fueron causados por la flexibilización cuantitativa. Lo que se obtiene son más y más mercados donde los precios no han sido establecidos por los inversionistas, sino por la Reserva Federal. Estamos perdiendo el sistema normal de formación de precios del mercado", dijo el estratega de mercado James Bianco. "Los funcionarios dirán que estas preocupaciones están fuera de lugar, pero siempre dicen eso".

Por supuesto, el hecho de que la institución haya pospuesto la reducción de su programa significa que pasará más tiempo antes de que el órgano regulador económico realmente aumente las tasas de interés. Así que no hay nada de que preocuparse, todavía. Pero entre más tiempo espere la Fed antes de concluir sus esfuerzos de estímulo, más probabilidades hay de que tengamos que preocuparnos por ello algún día.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×