Videgaray y Cordero, el reencuentro

El secretario de Hacienda acudió al Senado a defender la propuesta hacendaria del Gobierno federal; Ernesto Cordero y Layda Sansores reprobaron que se pretenda elevar los impuestos en 2014.
videgaray  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Como una imagen reflejada en un espejo, la comparecencia del secretario de Hacienda en el Senado de la República se convirtió en un déjà vu entre Luis Videgaray y Ernesto Cordero.

Alguna vez estuvieron frente a frente, el segundo como titular de Hacienda y el primero como presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. Tres años después vuelven a estar cara a cara, sólo que ahora los papeles se invirtieron.

Videgaray se presentó este jueves en la Cámara Alta para defender la propuesta de reforma hacendaria del presidente Enrique Peña Nieto, y el ahora senador panista Ernesto Cordero fue su opositor más crítico.

La comparecencia inició al mediodía y duró poco más de cuatro horas. Frases como "una reforma justa", "que paguen más, los que más ganan", "es una reforma que combate la informalidad", "es necesaria para impulsar el crecimiento" y "es de justicia social", fueron recurrentes durante sus intervenciones.

El Partido Acción Nacional (PAN) iba preparado. Levantó carteles que mostraban una mano en señal de alto a más impuestos, su mejor gallo en estos menesteres se lanzó al ruedo para fijar, como grupo parlamentario, su postura.

Cordero Arroyo subió a la tribuna, pero a diferencia de sus compañeros Manuel Bartlett (PT), Armando Ríos Píter (PRD), Luis Armando Melgar (PVEM) y José Francisco Yunes (PRI), quienes hicieron sus posicionamientos en la parte baja del estrado, él decidió hacerlo en el podio, pegadito a Luis Videgaray.

Antes de iniciar su intervención pasó a estrechar las manos de sus antiguos colaboradores en Hacienda: Miguel Messmacher, actual subsecretario de Ingresos, y Ernesto Revilla, titular de la Unidad de Planeación Hacendaria, quienes devolvieron su saludo afectuosamente. Después ex secretario y secretario se fundieron en un abrazo.

En ese momento la sonrisa de Videgaray era evidente, pero conforme avanzaba el discurso de Cordero su rostro cambió.

"Los senadores del Partido Acción Nacional no podemos ocultar nuestra preocupación al observar que en los últimos 10 meses el Gobierno federal no ha mostrado claridad en la conducción económica del país", fue el primer llamado.

"Nos hubiera gustado que esta reunión se enfocara en cómo capitalizar la solidez económica legada a la actual administración, solidez que permitió a México ser considerado un caso de éxito económico, lo mismo entre economías desarrolladas que en economías emergentes", soltó Cordero, mientras la sonrisa del secretario se desvanecía.

El senador panista hizo referencia al "Mexican Moment", pero a su estilo: "Hoy estamos tratando de comprender cómo el momento de México, que ustedes heredaron, se convirtió en el momento del error, por ello es ineludible que hablemos sobre cómo recuperar el crecimiento y la estabilidad que permitió a las familias mexicanas formar un patrimonio durante los últimos años y cómo no poner en riesgo la solidez de las finanzas públicas".

Remató con un epitafio para la tumba de la propuesta gubernamental: "La reforma hacendaria en los términos en que fue enviada al Congreso profundizaría la recesión económica en puerta. Desde hoy le decimos, si esta iniciativa no se plantea sustancialmente en otros términos, los senadores del Partido Acción Nacional la votaremos en contra".

Fue tan vehemente en su discurso de menos de 15 minutos, que hasta los senadores del PRD, entre ellos Miguel Barbosa y Dolores Padierna, lo aplaudieron.

El legislador priista José Francisco Yunes buscó dar la réplica que quedó en una tibia respuesta. "De nada sirve la estabilidad macroeconómica y el crecimiento si la pobreza aumenta como en los últimos seis años, cuando cerca de la mitad de la población lamentablemente padecía hambre y miseria".

Cara a cara

La nota de color la dio la senadora del Partido Movimiento Ciudadano, Layda Sansores, quien al subir a tribuna le pidió a Videgaray que se pusiera frente a ella.

"Usted es un caballero, ¡cómo me encantaría que estuviera usted en la otra tribuna, para mirarlo más de frente! Si es tan amable, si hay algún inconveniente, no, creo que son dos poderes, y de que lo lastimo (faltarle al respeto), al contrario, se lo agradezco, muy amable" y Videgaray se levantó de su asiento y quedó de frente a la legisladora.

Sansores llevaba un cartel que según ella lo portaba una mujer en la marcha del domingo pasado que encabezó Andrés Manuel López Obrador en contra de la reforma energética, y que "sintetiza en unas palabras lo que es la sabiduría popular. Aquí este cartel dice -me ahorro la palabra grosera- : ‘...No se hagan...endejos, no necesitamos tantas reformas; lo único que necesitamos es que dejen de robar...'".

La legisladora expresó: "yo agregaría que no se necesita ni cobrar más impuestos en tiempos de crisis, y que se dedicaran a combatir la corrupción, a ser austeros, a dejar de consentir a sus patrocinadores que al poco tiempo ya se han convertido en sus patrones".

Tras la intervención de los cinco grupos parlamentarios seguida de las preguntas que hicieron 14 senadores al secretario de Hacienda, la comparecencia finalizó a las 16:18 horas de este jueves.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×