Ganancia de empresas en EU, ¿exagerada?

Los beneficios corporativos han tocado récords y una eventual baja preocupa a los inversionistas; sin embargo, los márgenes de las firmas en el S&P 500 no han subido tanto como el promedio global.
nyse  (Foto: AP)
Stephen Gandel

Alrededor del último año las ganancias empresariales han sido una preocupación creciente para los inversores: son demasiado buenas.

Los márgenes, el porcentaje de cada venta que termina siendo una ganancia, medido a través del PIB, nunca han sido tan altos. Llegaron a un récord a principios de 2011 y han seguido subiendo. A finales de junio pasado, los márgenes de ganancias empresariales fueron de 11.5%. Es decir, dos puntos porcentuales por encima del máximo de 9.5% que alcanzaron en 2006.

Como resultado, la conclusión general es que los márgenes no tienen hacia dónde ir más que hacia abajo. Esas son malas noticias en un momento en que la economía está creciendo tan lentamente. Incluso si sigue mejorando, las compañías, después de años de reducción de costos -una razón principal por la que los márgenes son tan altos- tendrán que contratar. Los beneficios reales seguramente caerán.

Los márgenes de ganancia, por lo menos aquellos que más importan al mercado, podrían no ser tan altos como todos suponen, piensa el estratega y economista Ed Yardeni. Él dice que aunque los márgenes de ganancia globales son los más altos en la historia, los que registran el S&P 500 no están tan fuera de línea respecto a otros rebotes económicos.

El rango de ventaja después de impuestos promedio de las empresas en el índice fue de 8.5% a finales de junio. Eso es menor del 9.5% que alcanzaron a principios de 2007. Es más, los márgenes de ganancias en el S&P de hecho cayeron el año pasado y eso no pareció alterar el mercado. Las acciones siguieron subiendo más de 12% en 2012 y otro 19% este año también, aunque han estado elevándose de nuevo.

Hay dos puntos a destacar aquí. El gran punto económico es que la división entre las dos medidas de ganancias sugiere que los mayores aumentos de beneficios de los últimos años han provenido más de las pequeñas empresas y no de los gigantes en el índice S&P 500.

El sentido común dicta que las ventajas son mayores porque las empresas están mudando empleos al extranjero, reduciendo costos laborales y eludiendo impuestos. Las empresas más pequeñas tienden a mejorar sus márgenes debido a la innovación y a los logros tecnológicos. A la larga, eso es mejor para la economía, aunque aún significa menos empleos en este momento.

El segundo punto es que, si bien los rangos de beneficios, al menos para las grandes empresas que son más importantes para el mercado, son altos, pero no son históricamente altos. De hecho, no están en un punto en que sean insostenibles, que es lo que preocupa a todo el mundo. James Paulsen de Wells Capital Management dice que lo que verdaderamente reducirá las ganancias es la inflación, que ha sido baja, y es probable que se mantenga así siempre y cuando la economía siga siendo débil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si la economía se recupera, entonces los beneficios ciertamente podrían caer, pero para entonces las ventas estarán aumentando más rápido y eso impulsará los balances generales corporativos. Las ventajas económicas podrían ya no importar tanto.

"Los márgenes son altos y es probable que bajen", dice Paulsen. "Yo no creo que eso signifique que estamos entrando en un mercado bajista".

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×