EU está a días de potencial parálisis

La Cámara baja debate cómo aprobar un presupuesto que evite un cierre parcial en el Gobierno; los fondos para la reforma sanitaria del presidente Obama son uno de los temas más discutidos.
capitolio  (Foto: CNN)
WASHINGTON (Reuters) -

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se reúnen este sábado para debatir cómo aprobar un presupuesto temporal que evite el cierre parcial del Gobierno el próximo martes. La reunión se realiza un día después de que el Senado acordara su propio proyecto de ley al respecto.

Entérate: Senado de EU acuerda plan de emergencia

Menos de 72 horas antes de que el Gobierno federal deba suspender temporalmente parte de sus actividades por falta de fondos, legisladores de ambos partidos se juntan este sábado en el pleno de la Cámara baja para continuar el debate al respecto, sin muchas perspectivas de consenso a la vista.

La Cámara baja ya aprobó un proyecto presupuestario a comienzos de esta semana que llevaba vinculado, por insistencia de los republicanos, una disposición para privar de fondos la reforma sanitaria promulgada en 2010 por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

A detalle: Cámara baja de EU frena ‘Obamacare'

No obstante, el Senado eliminó esa cláusula en su proyecto de ley, por lo que la Cámara debe decidir ahora si acepta esos términos o intenta repetir su maniobra para hundir la reforma sanitaria.

En caso de que opten por la segunda opción, es seguro que será rechazada por el Senado, que no se reunirá hasta el lunes y no tendrá por tanto tiempo de responder con una nueva propuesta, lo que forzará el cierre del Gobierno esa medianoche.

"Ya no tenemos más tiempo. Si Boehner (el presidente de la Cámara de Representantes) quiere evitar un cierre del Gobierno, aprobará nuestra resolución (la del Senado). De lo contrario, habrá cierre", advirtió el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, la noche del viernes.

Boehner está sometido a la presión del sector más conservador de su partido, que insiste en aprovechar la batalla presupuestaria para forzar al Gobierno a retrasar al menos durante un año la implementación de la reforma sanitaria, de la que una parte clave entra en vigor el martes y el resto en enero de 2014.

Varios republicanos abogaron este sábado en el pleno de la Cámara por mantener esa estrategia y denunciaron que Obama se haya negado a negociar al respecto con ellos "mientras que se dedica a hablar con el presidente de Irán (Hassan Rouhani)", en palabras del congresista Doug Lamalfa.

En su mensaje tradicional de los sábados, Obama dijo que los republicanos están más preocupados por "apaciguar a una facción extremista" de su partido que por mantener abierto el Gobierno, y que se arriesgan a crear "una crisis que dañará a la gente con la única finalidad de avanzar su agenda política".

Una de las opciones que examinará este sábado Boehner es una propuesta del republicano Tom Graves para añadir a la ley aprobada por el Senado una enmienda que retrasaría la reforma sanitaria hasta 2015, una idea que cuenta con el respaldo de 61 congresistas.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×