¿Cuánto tiempo durará el cierre en EU?

El cese de operaciones administrativas no debería durar más de seis días, según los antecedentes; es improbable que Wall Street resienta el cierre, pero el debate del techo de deuda será más serio.
Nin-Hai Tseng

Por primera vez en 17 años, la administración federal de Estados Unidos ha cerrado sus operaciones parcialmente.

Cientos de miles de empleados federales estarán temporalmente fuera de sus puestos, costando potencialmente a la economía alrededor de 1,000 millones de dólares a la semana en salarios perdidos por los trabajadores con licencia obligatoria. Empleados públicos no esenciales que van desde guardaparques hasta empleados administrativos y biólogos marinos se verán obligados a quedarse en casa sin paga.

Es lógico pensar que cuanto más tiempo el Tío Sam esté clausurado, aunque solo sea parcialmente, más costoso será para la economía. Pero si la historia sirve de medida es posible que los inversores apenas lo resientan. Sin duda, este cierre podría costar bastante a la economía, pero probablemente no va a durar tanto tiempo como el último, cuando en 1995 el Gobierno quedó cerrado durante 21 días entre el 15 de diciembre y el 6 de enero, señaló Barry Ritholtz.

Desde 1976, cuando el Congreso revisó su proceso de elaboración de presupuestos, EU ha cerrado sus puertas 17 veces. En promedio, el Gobierno ha cerrado durante 6.4 días. Eso sigue siendo una porción considerable de tiempo, pero ha sido peor. En 1978, la administración cerró durante 17 días; 12 días en 1977; y 10 días en 1976. Como señala el Washington Post, no todos los llamados cierres entre 1976 y 1979 realmente cesaron el funcionamiento; algunos fueron solo brechas de financiamiento que no tuvieron ningún efecto en el mundo real.

Ya fueran brechas de gasto o cierres, nada de ello hundió a los mercados durante los días en que la administración se detuvo y luego reanudó sus operaciones. Durante los 17 cierres, los rendimientos de las 500 empresas que cotizan en el índice Standard & Poor's o bien aumentaron ligeramente o permanecieron relativamente planos en siete de aquellas veces: 1977, 1981, 1982, 1986, 1987 y 1995 (técnicamente hubo dos cierres en ese año), en las que la administración cerró entre uno y ocho días.

Los futuros de los índices bursátiles estadounidenses avanzaron este martes, sugiriendo que el índice S&P 500 podría recuperarse de un mínimo de tres semanas. En las operaciones de la mañana en Nueva York, los futuros del S&P con vencimiento en diciembre subieron 0.3% a 1,678.8 puntos.

No hace falta decir que podría ser más complicado esta vez. No solo el Congreso debe decidir sobre una ley de gastos para devolver a la administración de Barack Obama al pleno funcionamiento, sino que Washington también tiene que hacer frente a otro plazo inminente para elevar el límite de endeudamiento federal o posiblemente dejar de pagar la deuda de la nación. Esa es una fecha límite mayor, la cual el Tesoro de Estados Unidos dice que caerá el 17 de octubre. Los mercados podrían no ser tan tolerantes en ese punto.

El techo de la deuda también da al Congreso una razón adicional para resolver el cierre más temprano que tarde.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×