Escenarios de pánico de la deuda en EU

Si EU no aumenta su límite de deuda, el sistema financiero podría resentirlo de diversas maneras; inversores huyendo de los bonos del Tesoro o una fuga masiva del mercado son algunas posibilidades.
obama  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Los funcionarios del Gobierno de Estados Unidos solían considerar como parte de su trabajo tranquilizar a los mercados. Ya no más. El presidente estadounidense Barack Obama y el secretario del Tesoro, Jack Lew, dijeron la semana pasada que pensaban que Wall Street no estaba lo suficientemente preocupado acerca de la posibilidad de un incumplimiento de pagos a causa del techo de la deuda.

En este momento, la mayor parte de Wall Street parece estar apostando a que se logrará un acuerdo. Pero en algunas mesas de operaciones están empezando a asimilar la posibilidad de un impago. Nadie sabe lo que significa, pero todos coinciden en que sería malo.

Estas son algunas de las maneras en que los operadores creen que un incumplimiento podría resultar en un colapso total del sistema financiero estadounidense o por lo menos en un escenario desastroso.

El dilema del hot-dog

El consenso general es que si la administración incumple con sus pagos de la deuda será en pasivos que se vencen a finales de octubre, pero no necesariamente. Eso tiene a algunos operadores preocupados. ¿Por qué? Por los hot-dogs.

Los estrategas de RBC Capital Markets dijeron en un informe de la semana pasada que los sistemas de operaciones de Wall Street no están preparados para separar los bonos del Tesoro en mora del resto. Esto es lo que Wall Street llama el dilema del hot-dog: incluso si una pequeña parte de la carne en tu salchicha parece echada a perder, no te la comes.

"Cuando los mercados fueron creados nadie contempló realmente que el Departamento del Tesoro caería en un impago", dijo el jefe de estrategia de tasas estadounidenses de RBC, Michael Cloherty.

Nos encontramos con este problema en los primeros días de la crisis financiera. A pesar de que relativamente pocos préstamos para la vivienda habían caído en impago, nadie quería títulos hipotecarios. La deuda tóxica había sido molida y mezclada en diversos bonos. Y esos mismos habían sido pulverizados y metidos en otros papeles.

El problema podría ser peor en el mercado de bonos del Tesoro, que generalmente está conformado por inversores con aversión al riesgo. El temor a quedar estancado con un título en mora podría provocar que muchos huyan por completo del mercado. Los precios de los papeles estadounidenses se hundirían. "Podría ser muy, muy malo", dijo Cloherty.

Un problema similar al Y2K  

De acuerdo con una serie de operadores, los sistemas informáticos de Wall Street están programados para traspasar automáticamente los pagos del Gobierno a los tenedores de títulos, tal vez incluso si esos pagos no se realizan. A diferencia de otros bonos, las computadoras no están codificadas para comprobar los pagos primero, porque todo el mundo asumió que el Tío Sam siempre pagaría a tiempo. "¡Ups!"

Si el Gobierno deja de hacer los pagos, los grandes bancos podrían acabar desembolsando su propio dinero en efectivo para pagar intereses sobre deuda que no es suya. Eso podría causar que algunos comerciantes se retiren del mercado de bonos, dificultando aún más la negociación la deuda estadounidense. O simplemente podría ser una merma para el sistema bancario, dificultando a los bancos prestar o negociar.

Otro problema: los operadores utilizan los títulos del Tesoro para financiar apuestas de derivados y otras transacciones. A menudo, el interés pagado cubre gran parte del costo de esas operaciones. Las transferencias de pagos también están diseñadas para ser automáticas. Así que un incumplimiento podría dar lugar a que muchos otros operadores automáticamente caigan en impago, lo que provocaría una ola de ventas que podrían causar una caída en una gran variedad de mercados. Sería un desastre.

Bonos (y crédito) en desaparición

La suposición es que los títulos del Tesoro en mora podrían seguir operando. Pero es posible que ellos no solo caigan en valor, sino que podrían desaparecer por completo.

Un asesor jurídico interno de la Securities Industry and Financial Markets Association (SIFMA), Rob Toomeyque, observa los títulos del Gobierno, dice que a los títulos en mora no se les permitiría operar sin un aviso previo. El resultado sería que desaparecerían temporalmente. Los operadores no podrían comprarlos ni venderlos, y los inversores, por un tiempo, no podrían recuperar su dinero.

Solamente el 24 de octubre 120,000 millones de dólares podrían desaparecer del mercado de papeles. Eso podría provocar una contracción crediticia. El total de préstamos bancarios aumentó solo 75,000 millones de dólares en el segundo trimestre.

Locura de recompras

Recuerdas la parte en la versión cinematográfica de Too Big to Fail cuando el tipo que interpreta al CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, (Evan Handler) habla con Hank Paulson (William Hurt) y Paulson dice: "Te llamé porque el CEO de GE, Jeff Immelt, está llamando". Y Blankfein dice: "¿Por qué demonios está llamando Immelt?"

Entérate: El hombre que luchó vs la crisis de EU.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La razón son las recompras o repos. Los títulos del Tesoro apuntalan el llamado mercado de repos, la principal fuente de garantía para el mercado de préstamos a un día que a menudo es utilizado por bancos y corporaciones. A algunos les preocupa que los bonos gubernamentales en mora ya no sean considerados una buena garantía, los cual restringiría el crédito a corto plazo. Por lo menos, podríamos ver un alza en las tasas de interés, lo que haría que fuera menos atractivo pedir prestado. Eso es lo que sucedió brevemente en agosto de 2011.

Por lo tanto, los fondos del mercado monetario, que son uno de los grandes tenedores de bonos del Tesoro a corto plazo, podrían tener problemas. Si los inversores de estos sistemas se ponen nerviosos podrían retirarse de los fondos del mercado de dinero también. Y esos fondos son los principales contribuyentes al mercado de valores comerciales, otra fuente importante de financiamiento para las grandes corporaciones.

Ahora ve
Generar bitcoins consume electricidad suficiente para 3 millones de casas
No te pierdas
×