Los demócratas prometen solución ‘libre’

El líder del partido en el Senado dice tener un plan sin condiciones para elevar el techo de deuda; los republicanos plantearon la creación de un panel que trabaje en la reducción del déficit.
capitolio  (Foto: Getty)
WASHINGTON (CNN) -

Harry Reid, el líder demócrata en el Senado, dijo que presentará este martes un proyecto "sin condiciones" para elevar el límite de deuda de Estados Unidos. Reid sostuvo que el proyecto no tendrá demandas políticas de ninguno de los partidos vinculadas. No habrá "compromisos", señaló.

"Es momento para que nosotros, los miembros de este prestigioso organismo, nos pongamos de pie ante el pueblo estadounidense y discutamos públicamente el camino a seguir", indicó Reid en el Senado.

Artículo relacionado: Impago en EU: las víctimas potenciales

Por su parte, el presidente Barack Obama advirtió que un cese de pagos de Estados Unidos podría generar un caos y dijo que dialogaría con los republicanos en el Congreso sobre cualquier tema, pero los instó a aprobar primero un aumento en el límite de deuda sin condiciones.

Estados Unidos no puede "hacer de la extorsión una rutina" de la democracia en relación a estrategia de la oposición republicana, que no ha permitido aprobar una ley de presupuesto temporal que evitase la paralización parcial de la administración.

ENFOQUE: Las víctimas peculiares del cierre en EU  

Obama se refirió así a los repetidos intentos de los congresistas republicanos de incluir en la ley presupuestaria una disposición que eliminara los fondos para la reforma sanitaria promulgada por el presidente en 2010.

Más temprano este martes, legisladores republicanos presentaron un nuevo plan para resolver la disputa fiscal en Estados Unidos, al proponer la creación de un panel que trabaje en la reducción del déficit y encuentre modos terminar con el cierre del Gobierno, a fin de realizar recomendaciones para un aumento del límite de deuda.

La propuesta, que fue rechazada rápidamente por los demócratas, tuvo lugar después de que el jefe de la Cámara de Representantes, John Boehner, conversara por teléfono con el presidente Barack Obama poco después de que el primero adoptó un tono levemente más conciliador en comentarios a periodistas.

"Aquí no hay límites. No hay nada sobre la mesa, no hay nada fuera de la mesa", afirmó Boehner tras reunirse con republicanos de la Cámara de Representantes, sin mencionar sus recientes exigencias de retrasar partes de la ley de salud de Obama a cambio de aprobar fondos para poner fin a la paralización del Gobierno.

En su conversación telefónica, Obama afirmó que está dispuesto a negociar con los republicanos una vez que el Gobierno de Estados Unidos sea reabierto y se levante la amenaza de un cese de pagos, dijo la Casa Blanca.

Esos hechos ofrecieron rayos de esperanza en un amargo estancamiento fiscal que ha paralizado al Gobierno federal por ocho días y que amenaza con impedir el aumento del límite de endeudamiento del país de 16.7 billones de dólares antes del plazo del 17 de octubre.

Artículo relacionado: Un mes de parálisis en EU = 50,000 mdd

La posibilidad de que el Gobierno pueda caer en cese de pagos aumentó los temores de un posible caos económico global.

Acreedores extranjeros y el economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron sobre las consecuencias potenciales.

"Creo que lo que puede decirse es que si hay un problema para elevar el techo de la deuda, bien podría ser que lo que ahora es una recuperación se convierta en recesión o incluso peor", comentó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard.

Los inversores son escépticos respecto a que las partes estén listas para resolver la disputa y están mostrando cada vez más ansiedad en la medida en que se aproxima el plazo final para aumentar el techo de la deuda.

El índice de volatilidad de la Bolsa de Chicago, uno de los indicadores de nerviosismo de los inversores más vigilado por los mercados de acciones, subió este martes a su mayor nivel desde fines de junio.

En el mercado de bonos del Tesoro de Estados Unidos, una venta de 30,000 millones de dólares de letras a un mes con vencimiento al 7 de noviembre registró su demanda más débil en más de cuatro años.

EU se juega su reputación

Un importante funcionario del Tesoro estadounidense pidió este martes al Congreso reabrir el Gobierno y elevar el límite de la deuda o arriesga dañar la reputación internacional de Estados Unidos como refugio seguro y centro financiero estable.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No podemos convertirnos en una nación donde la amenaza de default es utilizada de forma reiterada sin incurrir en un daño permanente a la reputación de Estados Unidos, y elevar el costo del crédito para empresas y familias, y para nuestro Gobierno", dijo el funcionario a reporteros, antes de una reunión de personeros de finanzas del G-20 en Washington esta semana.

El funcionario, que solicitó el anonimato, dijo que también era más difícil promover los intereses de Estados Unidos en el exterior mientras el Gobierno se mantenga cerrado y con la amenaza de un cese de pagos inminente sobre el país.  

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×