No se puede detener a EU: Warren Buffett

El inversor calificó de arma de destrucción masiva la ley que acota el límite de deuda del Gobierno; dice estar optimista sobre la recuperación económica y el estatus de EU como potencia.
buffet  (Foto: Getty)
Nin-Hai Tseng

Mientras el Congreso estadounidense luchaba por elevar el límite de endeudamiento del país y evitar los riesgos del incumplir con el pago de su deuda, el multimillonario inversor Warren Buffett se unió a los críticos del techo de la deuda, llamando a la ley de 1930 originalmente destinada a dar al Gobierno mayor flexibilidad para obtener fondos en préstamo "un arma de destrucción masiva".

"No sabíamos lo que podían hacer las armas atómicas, y decidimos no utilizarlas", dijo Buffett el miércoles en la Most Powerful Women Summit, que Fortune realiza cada año en Washington, D.C.

¡Tiene razón! El inversor se une a personajes de Estados Unidos como el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien dice que el techo de la deuda no tiene sentido y que desea que no existiera.

En los últimos años, los políticos (léase los republicanos) han adoptado el horrible hábito de enmarcar el techo de la deuda como un debate sobre el gasto público excesivo, cuando en realidad la ley no tiene nada que ver con el gasto futuro. El techo de la deuda simplemente da el Tesoro de Estados Unidos flexibilidad para pedir prestado para gastos que el Congreso ya ha aprobado.

A pesar de todo el temor y las disputas políticas en Washington, el gestor de fondos afirma que es "absolutamente disparatado" pensar en que Estados Unidos vaya a incumplir con el pago de su deuda porque "es tan estúpido".

Muy al estilo de Buffett, el Oráculo de Omaha tuvo una opinión positiva de la economía estadounidense. La recuperación no se ha estancado, y aún sigue siendo un buen momento para invertir.

"El país va a remontar", dice. "No se puede detener a Estados Unidos. Lo superamos todo. El país funciona".

Nota relacionada: China, rumbo a ser la mayor potencia.

El millonario activista recordó cuando compró sus primeras acciones en abril de 1942, poco después del ataque japonés a Pearl Harbor que llevó a Estados Unidos a entrar en la Segunda Guerra Mundial. El Dow cayó a 100 puntos en aquel entonces, pero él dice que eso no lo desalentó de invertir en el mercado de valores. Ha estado comprando tpitulos desde entonces.

Es codicioso

Una lección para los inversores: "Tienes que ser codicioso cuando otros son temerosos... Yo tengo mucha codicia".

Buffett se refirió a varios otros temas, desde el auge económico de China hasta las mujeres en las empresas de Estados Unidos. Acerca del país asiático dijo que la segunda mayor economía del mundo será "enormemente importante y debe serlo", pero Estados Unidos será "la superpotencia del mundo durante un muy, muy, muy largo tiempo".

"Lo importante es que los dos países aprendan principalmente a vivir juntos", dijo a propósito de las tensiones entre Estados Unidos y China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ampliamente considerado como el mejor inversor del siglo XX, Buffett, de 83 años, atribuye parte de su éxito a la suerte y al momento oportuno. Construyó su carrera en un momento en que la mayoría de las mujeres eran o profesoras o enfermeras o secretarias o amas de casa. "Tuve la suerte de que solo estaba compitiendo contra la mitad del país", dice, añadiendo que él está enfocado en atraer a más mujeres talentosas a su empresa, Berkshire Hathaway.

"Berkshire va a demostrar que una gran cantidad de mujeres talentosas pueden lograr mucho".

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×