Techo de deuda en EU, en conteo final

El riesgo de no aumentar el endeudamiento se agravaría si fracasa la subasta de bonos del Tesoro; el presidente Barack Obama asegura que tiene un plan de emergencia si el Congreso no logra acuerdos.
shutdown  (Foto: Getty)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Estamos a horas del plazo límite del jueves 17 de octubre. Y el Congreso estadounidense aún no ha autorizado un aumento al límite estatutario de la deuda pública.

Este miércoles los líderes demócratas y republicanos en el Senado lograron un acuerdo que contempla la financiación del Gobierno hasta el 15 de enero de 2014 y alarga el límite de la deuda hasta el 7 de febrero. El acuerdo deberá ser votado aún por ambas cámaras a lo largo del día.

De no elevar el techo en esa fecha marcada, esto es lo que puede ocurrir ese día y los días subsiguientes.

¿Qué pasará exactamente el jueves? Para empezar, el sol saldrá. Pero también subirá al cielo la mortificación de todos. Esto se debe a que el jueves es el día en que el Departamento del Tesoro se quedará sin maniobras contables especiales para impedir que el país rebase el límite legal de endeudamiento.

Así que a partir de ese momento tendrá que pagar las todas las facturas entrantes y otras obligaciones legales del país con un estimado de 30,000 millones de dólares (mdd), más cualquier ingreso diario que llegue a sus arcas.

La expectativa es que, después del jueves, el Tesoro solo será capaz de pagar las facturas en su totalidad por un corto tiempo. El tiempo exacto se desconoce. De acuerdo con las mejores estimaciones externas, el momento en que el la dependencia se quedará sin dinero para pagar lo que debe se dará entre el 22 de octubre y 1 de noviembre.

Así que tal vez el jueves no veamos grandes cambios. Pero la presión sobre el Congreso para actuar con prontitud seguramente se intensificará, una presión que proviene tanto de los mercados como de otros países, que se verían perjudicados si el mercado de los bonos del Tesoro y la economía se vuelven menos estables.

¿Cuáles son los riesgos? La hipótesis de que los legisladores acaso tengan algo de margen de tiempo después del jueves para elevar el techo de la deuda antes de que el Departamento sufra su primera crisis real de liquidez podría venirse abajo si lo impensable sucede; a saber, si fracasa una subasta de títulos del Tesoro.

El jueves, la dependencia liderada por Jack Lew tiene que renovar o refinanciar 120,000 mdd en endeudamiento pendiente. Eso significa que necesita emitir nueva deuda para pagar el principal del déficit antiguo que vence. Por lo general, en este tipo de subastas los tenedores de la deuda en vencimiento simplemente "renuevan" (reinvierten, en jerga roll over) su inversión en los nuevos papeles que emite el Tesoro.

Pero si los tenedores rechazan la opción de canjear sus letras por la nueva emisión decidiendo, en su lugar, canjearlos por efectivo, y no hay suficientes compradores para la nueva deuda para reemplazarlos, el Tesoro podría estar en dificultades para pagar al completo los títulos antiguos. El secretario del Tesoro comparó esa situación con tener que pagar la totalidad de una hipoteca en vez de tener que hacer pagos mensuales.

Una semana después se celebrará otra subasta de refinanciación para sustituir 93,000 mdd en déficit pendiente.

Una subasta fallida es el peor de los escenarios que quizás nunca se dé. Pero si sucediera, el Departamento podría comenzar a incumplir algunas de las obligaciones del país inmediatamente después, ya que su dinero en efectivo e ingresos se agotarían.

¿Cómo reaccionará Wall Street? Las instituciones financieras todavía esperan y prevén que el Congreso hará lo que toca antes de que el país caiga en default. Se han visto obligados a considerar la posibilidad y planificar en consecuencia.

El mercado bursátil seguramente se mostrará volátil. Si el jueves pasa sin pena ni gloria, y el Congreso se toma unos días para elevar el techo de la deuda, tu plan de jubilación 401 (k) podría sufrir un duro golpe.

La respuesta del mercado de bonos es menos predecible. La creencia común sugiere que las tasas de los títulos del Tesoro podrían subir en caso de incumplimiento. Empero, algunos observadores del mercado creen que las tasas podrían caer o al menos no aumentar mucho, asumiendo un default de corta duración.

Pero los papeles a muy corto plazo se hallarían vulnerables. "Nuestra opinión es que la dependencia determinará los pagos o el aplazamiento de estos día a día. Las letras con vencimiento en el corto plazo pueden perder atractivo y pueden ser más difíciles de financiar", apuntó la Securities Industry and Financial Markets Association (SIFMA, la asociación estadounidense que agrupa a la industria de valores y mercados financieros).

Hasta ahora, los rendimientos de los títulos del Tesoro a corto plazo se han disparado en las últimas semanas. Algunos de los mayores fondos del mercado monetario del mundo ya han vendido todos los bonos del Tesoro que vencen a fines de octubre y principios de noviembre para protegerse contra el riesgo de impago.

SIFMA, encabezada por el exsenador Judd Gregg, ya ha anunciado que realizará varias conferencias diarias a partir del miércoles para mantener informados de la situación a los agentes del mercado. Y ha declarado que cree que los sistemas podrán manejarla si la dependencia federal tiene que aplazar los pagos de un papel.

Sin embargo, el grupo señaló que el ‘timing' de los anuncios del Tesoro será clave si este tiene que retrasar un pago. Traducción: la notificación anticipada reducirá al mínimo las perturbaciones potenciales. Pero el mero hecho de incumplir un pago seguramente disgustará a los inversores y tendrá efectos negativos secundarios.

¿Cuál es el plan de emergencia? El presidente Barack Obama ha dicho que la Casa Blanca y el Tesoro han diseñado planes para "todas las contingencias". Ni él ni Lew han detallado lo que implican esos planes. Tal vez lo hagan pronto. Sin embargo, el titular del ejecutivo advirtió que ninguno de ellos son buenas opciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La expectativa es que el Departamento hará todo lo posible para garantizar que a los inversores en bonos se les page íntegra y oportunamente. Pero el Tesoro no ha confirmado eso; por el contrario, ha dicho que será muy difícil priorizar los pagos de tantos.

También se especula que Obama puede actuar unilateralmente para autorizar que el Tesoro continúe pidiendo prestado. La Casa Blanca ha desestimado esa idea, señalando que sería jurídicamente controvertida y podría poner en tela de juicio la legitimidad de la deuda emitida por el Departamento.

Ahora ve
Los bomberos de California logran frenar la propagación del fuego
No te pierdas
×