Diputados apuestan... con irse a su casa

Los legisladores se insultaron y retaron durante las discusiones para aprobar la reforma fiscal; Rubén Camarillo y Arturo Escobar protagonizaron un pleito verbal en que el apostaron irse a su casa.
escobar  (Foto: Agencias)
Isabel Mayoral e Imelda García
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Entre gritos y rechiflas se desarrolló la discusión de la reforma fiscal, lo que sirvió para evitar que alguno que otro diputado o diputada se quedara dormido en su curul. Sin embargo la mayoría estaba en otra cosa.

La consigna era clara: NO a todos los artículos reservados por el Partido Acción Nacional (PAN) sobre la iniciativa de reforma fiscal. A diferencia de años anteriores, cuando el blanquiazul y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hacían mancuerna, la mañana de este viernes y le tocó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) acompañar a los priistas en la votación para aprobar la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), la Ley Federal de Derechos y la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Las intervenciones de los diputados en la discusión en lo particular de la reforma fiscal estuvieron marcadas por las críticas, advertencias y chantajes morales. Todo para que al final la propuesta fuera aprobada sin grandes cambios a como la dictaminó la Comisión de Hacienda de la Cámara baja el pasado miércoles.

La nota de color la dieron los diputados Rubén Camarillo Ortega, del PAN; y Arturo Escobar, del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM).

Este último acusó al blanquiazul de querer patentar los cambios a la reforma fiscal: "Por ustedes se logró el no a IVA a colegiaturas y operaciones inmobiliarias. Falso...Falso. Al PAN le importa los ricos de México. Al PAN no le importa la clase media".

Y arremetió: "El PAN odia a los pobres de México, y a las pruebas me remito. No en una, no en dos, en tres propusieron IVA en alimentos y medicinas para atentar contra los más pobres de México. Éste es el PAN. Éste es el partido, éste es el partido, éste es el partido".

Desde su curul, Camarillo Ortega aseguró que fue el PRI quien propuso a la nación "el 1% adicional al IVA. Y le apuesto, a quien me antecedió en el uso de la palabra (Arturo Escobar), cuál fue el sentido de su voto y cuál fue el sentido del mío. Si yo voté a favor de ese incremento de 15% a 16%, me voy a Aguascalientes a mi casa. Pero si él fue el que votó a favor, entonces que él se vaya a su casa".

Entre gritos y rechiflas de los diputados, el  verde-ecologista reviró: "Se va a tener que ir a su casa el diputado Camarillo por andar apostando. La propuesta del presidente (Felipe) Calderón buscaba aumentar dos puntos de IVA, según él y según el PAN, para combatir la pobreza; según nosotros, para lastimar a los más pobres".

Mientras los ánimos en la Cámara se calentaban, el diputado del Partido del Trabajo (PT), Rafael Huerta, entró al debate: "No se hagan patos. Miren, las últimas declaraciones del señor (Agustín) Carstens, Gobernador del Banco de México, ahora confirma para quienes trabajan los integrantes del Pacto contra México".

Huerta no se quedó con las ganas y también cuestionó al PRD "de ser una izquierda  modosita cuando ha pactado en beneficio de sus tribus y no de su militancia".

Y ya envalentonado también criticó al PRI: "que Manlio (Fabio Beltrones) escuche bien, 53 millones de pobres y sólo 53 multimillonarios... para ellos trabajan".

Lilia Aguilar Gil, también del PT, aseguró que no ella no llegaba a hacer pleitos de cantina ni retos de machitos de ocasión "que le hagan perder la curul" y que tampoco llegaba como el PAN: "se los digo siempre con mucho respeto- ni con patrocinios ni con banderas electorales ni con la idea de que vamos a ganar una elección porque estamos posicionándonos en medios y sacándonos fotos con perritos. Tampoco venimos a usar este asunto como un intercambio en el Pacto".

Por su parte, el panista Víctor Serralde denunció una actitud cínica del Gobierno federal por pretender cobrar impuestos con argumentos falsos y con medidas que afectan a quienes menos se imaginaron.

Aseveró que el cobro de impuestos a bebidas azucaradas afecta a los productores del campo y acusó al perredista Fernando Zárate, el principal promotor de que se cobre el IEPS a refrescos, de no conocer la realidad de los campesinos.

"Invito al diputado Fernando Zárate a que deje de proponer que el impuesto a los consumidores de azúcar se duplique. Usted no conoce al campo, no siembra ni un pepino en su jardín", sentenció.

Zárate subió a tribuna y acusó que Serralde iba a hacer el trabajo a una empresa refresquera sin pensar en cómo puede mejorar la salud de los mexicanos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Yo quisiera saber por qué usted con su acordeón aquí viene a rendirle un tributo a la empresa Coca Cola. Yo quisiera que usted venga a rendirle cuentas a la Nación. ¿Por qué a costa de los más pobres, usted quiere que sigan pagando las personas obesas 77% más en medicamentos y pierdan el 36% de su vida enfermos y en atención a la obesidad?", cuestionó arropado por gritos y vivas de priistas y perredistas.

Varios diputados más interrumpieron constantemente las discusiones de la reforma, pues pedían permiso para tomar la palabra por supuesta "alusión personal". Así fue durante más de nueve horas.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×