EU: el reto de reabrir la administración

Aprobado el financiamiento federal, las oficinas deben informar a sus trabajadores del fin del paro; sin embargo, será un reto que todos los empleados de Gobierno regresen a laborar de inmediato.
TRABAJADORES  (Foto: CNN)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

Ahora que el paro administrativo del Gobierno estadounidense llega a su fin, los trabajadores federales deberán volver al trabajo.

Aunque resultará complicado avisar a todos los 450,000 empleados suspendidos que tuvieron que irse a casa estas semanas. La ley federal prohíbe a los trabajadores suspendidos acceder a su correo electrónico del trabajo a través de teléfonos o computadoras portátiles. Además, algunos trabajadores con licencia pudieron haber salido de la ciudad, o estar completamente desconectados.

"¿Cómo seremos notificados? Esa es una buena pregunta", comenta Becky Moore, analista de programas de la Administración de Seguridad en el Transporte, cuyos supervisores le dijeron monitoreara las noticias de prensa y el portal de la Oficina de Administración de Personal. "Con suerte, nos enteraremos por el boca a boca".

Las agencias gubernamentales han sido instruidas para encontrar otros canales para avisar a los empleados cuando llega el momento de regresar al trabajo una vez que termina un paro administrativo.

A los empleados como Moore les preocupaba tener que desvelarse el miércoles para ver cómo votaba la Cámara baja y luego levantarse a las 5 a.m. para ir al trabajo. Moore vive en Fredericksburg, Virginia, así que le toma más de dos horas llegar a su oficina en Arlington.

"Aparte, ¿cómo sabremos que el jueves es el día para volver? ¿Esperamos hasta que el presidente Obama firme el proyecto de ley?", se preguntó Moore.

Artículo relacionado: Confianza en EU, mermada por Washington

En las últimas semanas ya se han presentado complicaciones cuando las agencias ordenaron a ciertos empleados volver al trabajo. El lunes pasado, 340,000 empleados civiles del Departamento de Defensa debían reincorporarse a sus trabajos. Los abogados del Gobierno habían resuelto que podría terminar las licencias laborales o suspensiones para los trabajadores civiles cuyos puestos estaban relacionados con el apoyo a la milicia... pero no todo el mundo acudió el primer día de labores, el 7 de octubre.

"Lo vi en las noticias, que nuestro jefe (el secretario de Defensa) Chuck Hagel nos había convocado de vuelta al trabajo, así que asumí que se refería a mí", dijo Mike Ferrigno, un especialista en gestión de instalaciones que labora en obras públicas de la Marina en Ashaway, Rhode Island. "Yo fui uno de los pocos en la oficina el primer día".

Ferrigno cuenta que los supervisores pasaron gran parte del primer día llamando a los empleados para decirles que retornaran al trabajo.

Un funcionario del Pentágono indicó que la mayoría de los trabajadores que fueron emplazados a volver se presentaron al final de su primer día de trabajo. Las autoridades esperaban que el emplazamiento tomara un par de días.

"Esta vez será mucho más fácil", anticipó el funcionario, ya que sólo quedan 7,000 empleados más de Defensa con licencia.

"Recurriremos a una variedad de opciones para convocar a los trabajadores, incluyendo comunicados de prensa, publicaciones web, llamadas telefónicas y medios de comunicación", dijo el funcionario.

La Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca dejó en manos de las distintas dependencias la decisión de cómo alertar a los empleados de que el paro administrativo o shutdown había terminado.

En algunas agencias, como el Departamento del Trabajo y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, los supervisores pidieron a los empleados que estuvieran pendientes de las noticias y actualizaran su información de contacto personal, de acuerdo con trabajadores de esos organismos que hablaron sobre el tema extraoficialmente.

En el Departamento de Justicia, los abogados podían consultar su correo electrónico de la oficina durante 15 minutos todos los días, en caso de que se presentara algún asunto jurídico que requiriera ser atendido. Así que esos funcionarios pueden recibir el aviso oficial vía correo electrónico.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Empleados de la Tesorería Nacional, Colleen M. Kelley, dijo que a los trabajadores sindicalizados se les recomendó ver las noticias. "Algunas agencias tendrán que utilizar el viejo método de los árboles telefónicos", dijo Kelley.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La razón por la que el gobierno no puede enviar correos electrónicos a los empleados se debe a una ley conocida como Antideficiency Act. Aprobada durante la administración del Chester Arthur, impide que los empleados federales bajo licencia realicen cualquier función relacionada con el trabajo durante un cierre o shutdown gubernamental, si el Gobierno no puede pagar esa labor.

Y así, los funcionarios de presupuesto de la Casa Blanca indicaron claramente cuando inició el paro administrativo que los empleados con licencia no podían tocar sus dispositivos móviles concedidos por el gobierno, o usar computadoras para acceder al correo electrónico del trabajo.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×