Marzo, ¿nueva pugna por la deuda en EU?

El próximo año, el Tesoro no tendrá tanto tiempo para pagar las cuentas si no hay un acuerdo fiscal; se estima que agotaría sus “medidas extraordinarias” entre fines de febrero e inicios de marzo.
capitolio fed  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

La próxima batalla por el techo de deuda, de existir, podría ocurrir a inicios de marzo de 2014, de acuerdo con estimaciones del Centro Bipartidista de Políticas Públicas de Washington

El acuerdo presupuestario negociado por el Congreso de Estados Unidos esta semana permite que el Tesoro siga contrayendo préstamos hasta el 7 de febrero para pagar las obligaciones del país, y de esa manera, conjurar el impago o default.

Después de ese punto, el Tesoro aún tendrá autoridad para utilizar las maniobras contables especiales llamadas "medidas extraordinarias". Éstas le permiten al Tesoro seguir pagando sus facturas, durante un tiempo, sin tener que rebasar el límite legal de la deuda. Así, el Tesoro puede comprar algo de tiempo durante una pugna en el Congreso, si bien se desconoce cuánto tiempo exactamente.

Durante este último impasse legislativo, las medidas extraordinarias duraron alrededor de cinco meses.

Pero tal vez el Tesoro no cuente con tanto tiempo en este invierno, pues tradicionalmente el erario paga una gran cantidad de devoluciones de impuestos en los primeros meses del año. Exactamente cuánto tiempo tendrá esta vez es difícil de predecir.

Sin embargo, el centro de estudios estimó que el Tesoro agotará las medidas entre fines de febrero y mediados de marzo. En ese punto, la dependencia sólo tendrá unos pocos días para seguir pagando las facturas antes de quedarse sin efectivo.  

Artículo relacionado: Techo de deuda, daño innecesario: Obama

Tampoco está claro si los republicanos tratarán nuevamente de forzar la situación. Esa estrategia no funcionó esta vez y, además, 2014 es un año electoral, advierte Pete Davis, ex asesor presupuestario del Congreso que hoy dirige Davis Capital Investment Ideas.

Si los republicanos deciden no pelear, ¿levantarán felizmente la mano los legisladores para aumentar el límite de la deuda pública?

Posiblemente no. Lo más probable es que hagan lo que hicieron esta semana y "suspendan" el techo de la deuda. Sí, sí, has leído bien: los congresistas suspendieron el techo de la deuda.

¿En qué consiste esta suspensión? El acuerdo le permite al Tesoro continuar contrayendo deuda para pagar las obligaciones legales del país sin tener en cuenta el límite de la deuda. Luego, el 8 de febrero, el límite de la deuda se restablecerá y se fijará automáticamente en un nivel más alto que refleje la cantidad que el Tesoro tomó prestado durante este "periodo de suspensión."

El centro de investigación estima que entre estos días y esa fecha, el Tesoro pedirá prestado 600,000 millones de dólares, la mitad de esos recursos serán utilizados para compensar las medidas extraordinarias que tomó en los últimos cinco meses. 

Al presente el techo de la deuda está fijado en aproximadamente 16.7 billones de dólares. Si el Tesoro pide prestados 600,000 millones de dólares entre hoy y el siete de febrero, se elevaría el techo de deuda a 17.3 billones de dólares para el 8 de febrero. 

Astutamente, esta legislación que suspende el tope de la capacidad de endeudamiento del país también permite que la Cámara y el Senado emitan, si tienen los votos suficientes, una "resolución conjunta de desaprobación" de la suspensión del límite de la deuda.

Esto puede sonar como una receta para otra crisis, pero en realidad no lo es. En primer lugar, es muy probable que el Senado no apruebe tal resolución. Así que moriría en ese recinto.

Pero incluso si avanzara, el presidente Obama podría vetarla. Y superar ese veto requiere más votos de los que podrían ofrecer la Cámara o el Senado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De esta manera, la mencionada medida de "suspensión" ofrece una salida fácil a los republicanos y demócratas que se opusieron públicamente a un aumento del límite de la deuda: Nunca tienen que votar directamente a favor o en contra de un aumento.

En su lugar, pueden registrar su desaprobación si quieren, pero ello no impedirá que el Tesoro siga pidiendo prestado y, lo que es más importante, no causará que el país deje de pagar voluntariamente sus deudas.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×