Empresarios critican gasto del Gobierno

Miembros de la IP cuestionaron que la administración federal recurra al endeudamiento para operar; expresaron sus dudas de que la baja en la tasa de Banxico sea sólo para estimular la economía.
grafica economia  (Foto: Thinkstock)
Gustavo de la Rosa/Enviado
GUADALAJARA (CNNExpansión) -

La reducción en la tasa de interés que realiza el Banco de México (Banxico) "es una estrategia de política monetaria para tener una salida controlada de capitales por parte de tenedores extranjeros de deuda y no a una decisión de incentivar la economía con un costo del dinero más barato", señaló el director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada Pascal.

En la Cumbre de Negocios 2013 que celebra en esta ciudad, los representantes del sector privado coincidieron en que para crecer de manera sostenida se debe tener un mayor responsabilidad y transparencia en el gasto.

"El gasto corriente ha venido creciendo en los últimos años, en la propuesta de reforma fiscal se estima que para el siguiente año (...) el Producto Interno Bruto (PIB) del país pudiera crecer 3.9%. El valor de la economía llegaría a 17.6 billones de pesos, pero en total los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) representarían el 4.1% del PIB, lo que llega a presionar los mercados financieros por el incremento de la deuda pública para financiar el creciente gasto", explicó Foncerrada Pascal. 

Señaló que el gasto no ha sido eficiente, y ante la falta de ingresos se recurre al endeudamiento.

Artículo relacionado: México librará retiro de estímulo: Ortiz

"No son tesobonos, pero se parecen. La tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros va en ascenso y en los primeros días de octubre llegó a 1.7 billones de pesos, poco más del 10% del PIB, pero son atractivos por el diferencial de tasa de interés con Estados Unidos. El Banco de México al bajar las tasa de interés, reduce el atractivo y se da una salida ordenada de capitales y evita posibles riesgos", indicó.

El directivo del CEESP destacó que los efectos de reactivar el consumo y la economía al bajar las tasas tarda en reflejarse en la economía real y la economía no puede mantener desequilibrios fiscales de manera permanente.

La principal falla de la propuesta de reforma fiscal no es la parte tributaria, sino el gasto ineficiente, señaló Juan Carlos Pérez Góngora,  integrante de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco).

"Lo recaudado en la propuesta de miscelánea fiscal no pretende elevar el gasto de inversión, si no financiar el gasto corriente. Se pide mayores recursos pero no hay un sacrificio del gasto, que sólo se ha traducido en mayor pobreza, y el elevado presupuesto no ha generado competitividad o empleos de calidad".  

Con una mayor transparencia y rendición de cuentas se contribuirá realmente al crecimiento económico del país, enfatizó.

En ese sentido, Gerardo Gutiérrez Candani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), apuntó que el mayor gasto del Gobierno no está generando un crecimiento sostenido.

"Con mayores impuestos no crece la economía, el llamado impuesto chatarra muerde a diferentes industrias, la única manera de crecer de manera sostenida y en el largo plazo es con una planta productiva eficiente que genere empleos competitivos con alta productividad. La reforma fiscal debería estar enfocada a un país competitivo, pero no con mayor gasto, pero si con estímulos a la planta productiva".

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×