Desempleo en EU, ¿a la baja?

La Reserva Federal recopiló datos que indican que el número de desempleados seguirá cayendo; sin embargo, aún hay más de 4 millones de personas sin trabajo, muchos desde hace seis meses.
contratación  (Foto: Getty)
Nin-Hai Tseng

A medida que la tasa de desempleo de Estados Unidos retrocede, crece el escepticismo acerca de las mejoras reales en el mercado laboral.

Es cierto que la proporción de trabajadores desempleados ha caído a su nivel más bajo desde noviembre de 2008, pero esto se produce mientras millones de desempleados se rascan la cabeza preguntándose cómo diablos sucedió eso.

La creación de empleo sigue siendo débil, y un número récord de personas en edad laboral que han estado buscando activamente un empleo han renunciado a su búsqueda. En agosto pasado, la fuerza laboral se redujo a su nivel más bajo desde 1978, una época en que pocas mujeres trabajaban.

Todo esto haría dudar a cualquier persona sobre si el mercado laboral realmente está mejorando, pero un informe de la Reserva Federal de San Francisco sugiere que las perspectivas son mejores de lo que los escépticos piensan. Por supuesto, esto no está reflejado en el reporte de empleo mensual de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el cual está programado para ser lanzado el viernes.

Los economistas de la Fed han proporcionado un puñado de indicadores que afirman que son signos alentadores de que la tasa de desempleo seguirá bajando por las razones correctas.

Uno de los indicadores más fuertes es la tasa de desempleo entre asegurados, que es la proporción de personas desempleadas elegibles para el seguro de desempleo. Cuando el mercado laboral mejora, ellos suelen ser los primeros en ser contratados, debido a que probablemente fueron despedidos más recientemente y por lo tanto tienen las habilidades más frescas.

Desde enero, la tasa de desempleo entre asegurados se ha reducido en más de 11%. Esa es una buena señal, pero el mercado laboral sigue siendo un lugar brutal para aquellos que han estado sin empleo durante seis meses o más. Los desempleados a largo plazo constituyen más del 36% del total, y aún está por verse si los empleadores finalmente empezarán a contratar a las más de cuatro millones de personas sin trabajo.

Ciertamente, dicen los investigadores de la Reserva Federal, el número de personas que solicitaron beneficios por desempleo ha seguido disminuyendo. Ese es otro fuerte indicador de que la economía seguirá creando más plazas, debido a que la disminución de las solicitudes iniciales típicamente ha coincidido con el crecimiento del empleo. Es más, el grado en que son utilizadas las fábricas, llamado índice de utilización de capacidad, está mejorando.

La brecha laboral del Conference Board, que mide la diferencia entre el porcentaje de hogares que considera a los empleos como difíciles de conseguir y el porcentaje que los considera como abundantes, también ha ido mejorando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todo esto podría reforzar el argumento del Banco Central de Estados Unidos para relajar su programa de estímulo, que ha provocado que el costo de los préstamos caiga a mínimos récord para fomentar una mayor inversión y contratación. Wall Street esperaba que esta institución iniciara la reducción de la flexibilización cuantitativa en septiembre, pero la Fed sorprendió a los inversores cuando no lo hizo.

Los investigadores de la Reserva Federal insisten en que no hay razón para dudar de las mejoras en el mercado laboral, pero eso es algo que los responsables políticos tendrán que decidir.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×