El reto de reformar al ‘dragón asiático’

El Partido Comunista chino analizará posibles modificaciones a su plan de crecimiento económico; el país debe alejarse del crédito y las exportaciones, en pro del consumo interno, dicen analistas.
china  (Foto: Getty)
Sophia Yan
HONG KONG -

Todos los ojos están puestos en China a medida que el país se prepara para una muy esperada reunión del gobernante Partido Comunista.

Después de décadas de expansión exponencial, la segunda mayor economía del mundo está entrando en un periodo de crecimiento más lento, y Beijing se encuentra bajo presión para hacer frente a los problemas que amenazan el desarrollo económico y la estabilidad social.

Programada del 9 al 12 de noviembre, la reunión es la primera gran oportunidad para el presidente Xi Jinping de buscar agresivamente una agenda de reforma, que tendría implicaciones importantes para la economía global.

"Para muchos observadores de China y participantes del mercado, este es el momento decisivo", dijo una economista de UBS, Wang Tao. "Si el nuevo Gobierno no lanza reformas radicales ahora, mucha gente cree que la economía del país se dirigirá a la ruina".

Otros -incluyendo a la propia Wang- son más optimistas, argumentando que la economía china continuará creciendo a un ritmo sólido en los próximos años, incluso sin cambios drásticos.

"Creemos que la reunión de noviembre establecerá un marco general para las reformas en los próximos años, pero es poco probable que se anuncien muchos detalles", dijo Wang. "Sin embargo, esto no es motivo de pánico. Esperamos que muchas medidas de reforma se inicien gradualmente".

Los economistas dicen que "el dragón asiático" debe encontrar una manera de equilibrar el crecimiento, alejándose de un modelo económico en el que el crédito barato y las exportaciones impulsan el crecimiento. En cambio, Beijing debe alentar el consumo interno y la innovación.

La gran pregunta sobre la próxima reunión -oficialmente llamada tercera sesión plenaria del 18° Comité Central del Partido Comunista de China- es cuán fuerte impulsará Xi las reformas.

¿Grandes reformas?

El consenso general entre los analistas asiáticos es que el actual equipo de liderazgo en Beijing podría seguir el ejemplo de Deng Xiaoping -un reformista que dio énfasis a las mejoras económicas por sobre la ideología-. Pero también es posible que Beijing siga arrastrando los pies, y espere a que suceda una verdadera crisis antes de impulsar las reformas a través del aparato partidista.

Los posibles cambios incluyen una revisión de las políticas fiscales, agrarias y de planificación familiar; soluciones para controlar una explosión de la deuda pública local; una reestructuración de las empresas masivas de propiedad estatal de China; y controles más flexibles para la inversión extranjera.

Muchas de estas ideas se consideran temas delicados en el ámbito político, y podría ser difícil impulsarlas de forma rápida en el partido.

"La formulación de políticas de China actualmente es impulsada por consensos, y por tanto es cautelosa, y generalmente elige la vía de la menor resistencia", dijo un economista de RBS, Louis Kuijs.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, se puede encontrar un término medio. Por ejemplo, en lugar de dividir los monopolios estatales en el sector financiero y de telecomunicaciones, el Gobierno podría facilitar a las empresas extranjeras establecerse en su país, aumentando el número de participantes en el mercado.

El mayor riesgo tal vez sea una reunión improductiva que no logre llegar a un consenso. "Ellos no tienen mucho tiempo que perder", expresó un economista de Societe Generale, Wei Yao.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×