‘Mover a México’, el pendiente de Peña

A casi un año de asumir el poder, el Gobierno logró mantener la estabilidad macroeconómica; sin embargo existen pendientes para detonar el crecimiento del PIB y la generación de empleo.
Enrique Peña Nieto  (Foto: Notimex)
Gustavo de la Rosa e Isabel Mayoral
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La promesa "Mover a México" es uno de los pendientes del presidente Enrique Peña Nieto en materia económica a casi un año de haber asumido el poder, ya que las reformas estructurales propuestas, el crecimiento económico y la mejora en el bienestar de la gente no se han concretado, coincidieron expertos.

Al primer semestre de 2013, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 1% anual y de acuerdo con el Banco de México (Banxico) se habrá expandido entre 0.9% y 1.4% en todo el año.

"Este va a ser el crecimiento económico más bajo que haya registrado un Gobierno en su primer año desde la crisis de 1994 con Ernesto Zedillo, y creemos que el objetivo por alcanzar el déficit (presupuestal) cero fue una de las principales causas por las cuales se dejó de gastar fuerte en la primera mitad del año", precisó la economista senior del Grupo Financiero Ve por Más Janneth Quiroz.

Nota relacionada: ‘Mexican Moment', en pausa

Derivado de varios choques (entre ellos externos), la economía mexicana permaneció estancada la primera mitad del año, pero el Gobierno también fue parte del problema por retrasos en la aplicación del presupuesto, subejercicios y poca inversión pública, lo que impactó en el sector de la construcción, que de por sí ya venía decayendo, destacó el economista en jefe de Barclays, Marco Oviedo.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda (SHCP) y el Banco de México (Banxico) han logrado mantener la estabilidad heredada de los dos sexenios panistas en materia de indicadores macroeconómicos.

La inflación se coloca en 3.36% a septiembre, las reservas internacionales registran un nivel histórico en 173,904 millones de dólares (al 12 de noviembre), mientras que las tasas de interés se ubican por debajo de 4% en el plazo a un mes, en tanto que el tipo de cambio llega a 13.10 pesos por unidad, una apreciación de 1.8% en lo que va del año.

A pesar de la estabilidad cambiaria, de precios y otros indicadores monetarios, la economía y el empleo no terminan de despegar tanto por factores internos como externos.

En la parte laboral, el sexenio de Felipe Calderón dejó poco más de 16 millones de trabajadores afiliados al IMSS, es decir, un incremento promedio al año de 397,258 nuevas fuentes de trabajo. Si bien, en lo que va de 2013 la tasa de desempleo se ha mantenido estable (en 5.2% de la Población Económicamente Activa al cierre del tercer trimestre), tampoco se han logrado generar nuevas fuentes de trabajo.

Hasta septiembre pasado, la administración de Peña Nieto había generado 446,802 nuevas plazas en el sector formal, mientras que en el mismo periodo de la pasada administración la creación de empleos fue de casi 605,000.

Nota relacionada: México no pierde atractivo: Videgaray

La población sin trabajo tiene un aumento de 225,000 personas y se ubica en 2.7 millones, durante el Gobierno de Calderón el incremento promedio anual del desempleo fue de 151,000 individuos al año. 

"A lo mejor el Gobierno mordió más de lo que podía mascar y le ganó el tiempo", indicó Marco Oviedo, de Barclays, quien destacó que las reformas están resultando bastante diluidas y el impacto que pueda tener en el mediano plazo sugiere que será por debajo de lo que se esperaba.

En este primer año, el Gobierno "ha quedado a deber y pasó del encanto a la decepción, por lo que necesita dar mejores resultados", y que la promesa "Mover a México" hasta ahora no ha dado los resultados esperados, destacó.

Diluidas, las reformas prometidas

La economista senior del Grupo Financiero Ve por Más, Janneth Quiroz, dijo que en estos meses se generaron muchas expectativas sobre México: "Si tal vez no se hubiera hecho tanto ruido, la gente no estaría esperando tanto, pero si no se cumple esta gente que le apostaba a México dirá ‘otra vez no pasó el cambio'".

Destacó la reciente aprobación de la reforma hacendaria. "Al final la señalan como una miscelánea porque se esperaba un cambio más agresivo en materia de impuestos. Muchas personas tenían esta expectativa de mejoras y al final del día se sintieron defraudas porque fue un cambio a medias".

Puntualizó que en este momento se tienen en puerta dos reformas: la política y la energética, pero quedan siete sesiones en el Congreso y muchos están apostando que a los legisladores no les dará tiempo de aprobarlas.

Si la reforma energética se va hasta febrero "ya hablaríamos de un problema y pondría en dificultad la credibilidad del Gobierno en moverse en estos temas y creo que el mercado va a reaccionar negativamente", advirtió Oviedo, de Barclays.

Artículo relacionado: El Congreso aprueba impuestos para 2014

Recordó las reformas que han sido aprobadas. La educativa, que fue la primera que se pasó, generó mucho ruido en términos de la capacidad política del Gobierno, ya que resultó diluida y al parecer ha cedido a presiones de los grupos que se han visto afectados particularmente como la CNTE.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La reforma a Telecomunicaciones se aprobó, pero no hay leyes secundarias; los diputados aprobaron la reforma financiera, pero está atorada e incluso no está claro que vaya a impulsar el crédito por la baja penetración bancaria que existe.


Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×