México retrocede en productividad fabril

La desaceleración económica provocó que el indicador tuviera su primera baja en los últimos 4 años; expertos urgieron aplicar medidas para reactivar el crecimiento del PIB y con ello la productividad.
manufactura  (Foto: Thinkstock)
Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Durante los primeros ocho meses del año, el índice de productividad laboral por persona ocupada en la industria manufacturera acumuló una caída de 1.2% en comparación con el mismo periodo de 2012, lo que significa el primer signo negativo que se presenta en el sector en los últimos cuatro años, señalan datos del Banco de México (Banxico).

La productividad de los trabajadores mexicanos se ha visto afectada por el débil comportamiento de la economía, ya que no sólo la industria fabril muestra esta tendencia, pues también se presentó una reducción en el mismo indicador para el comercio, que tuvo una caída más profunda, de 5.8% para el mismo periodo.

Entre enero y agosto de este año, el indicador de productividad laboral por persona ocupada en la industria manufacturera presentó variaciones negativas en seis de los ocho meses de los que se tiene registro.

En el mismo periodo del año anterior, los costos unitarios de mano de obra en la industria de la transformación presentaron una disminución de 1.5%.

Clemente Ruíz Duran, coordinador del posgrado de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que la baja productividad se encuentra relacionada con el limitado crecimiento económico.

"La demanda interna se encuentra contraída y los motores de crecimiento externo siguen inestables. En un escenario de esta naturaleza se debe de ejercer un gasto público de manera eficiente que pueda detonar la inversión, el empleo y la competitividad, sin embargo el resultado es responsabilidad de quienes no ejercieron el presupuesto a tiempo y frenaron con ello el dinamismo de la economía".

Aseveró que para lograr un nivel de productividad que requiere el país es necesario crecer de manera sostenida, aunque esta variable sigue dependiendo de Estados Unidos.

"Con crecimiento económico la mano de obra se vuelve más productiva, requiere satisfacer una mayor demanda de productos, por lo tanto aplica mayor tecnología a su proceso productivo y se vuelve más eficiente y con costos iguales o incluso más baratos, sin embrago ante un mercado interno carente de dinamismo, el crecimiento depende del exterior, lo que refleja los problemas estructurales que tiene el país", dijo Ruíz Duran

Por su parte, Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico de CIBanco, señaló que los resultados son consecuencia de factores internos y externos, por lo que se requiere un plan industrial de largo plazo para impulsar la productividad.

"Para el 2014 se prevé mayor inversión por las reformas, así como un incremento en el gasto. Es un buen inicio pero se necesita una política industrial a 20 años que genere valor agregado a la mano de obra, que impulse el uso intensivo de tecnologías y atraiga mayores inversiones productivas".

Destacó que la productividad es el tema que afectará al país en los próximos años, y aseguró que no se ha explotado del todo la estabilidad macroeconómica, ya que sólo pocas industrias aprovechan estas variables así como las ventajas comparativas de la cercanía con Estados Unidos.

"Hay industrias que tienen un modelo de productividad a seguir como la automotriz, que son competitivas, exportadoras y que incorporan a las Pymes a las cadenas de valor, pero se requiere contar con una industria de suministro nacional que genere un mayor contenido de productos e insumos locales para no depender de los altibajos en el exterior".

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×