Gasto público, vital para construcción

El presupuesto para infraestructura por 850,000 mdp debe ejercerse en los primeros meses: analistas; de acelerarse los proyectos, la economía tendrá un mejor desempeño durante 2014.
construcción  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sector de la construcción puede salir de la crisis en la que se encuentra si el Gobierno federal empieza a ejercer en los primeros meses de 2014 el presupuesto para infraestructura, lo cual detonaría una mayor expansión, de lo contrario el impacto será para la economía mexicana que crecerá un mediocre 2%, advirtieron economistas.

"Para 2014 vería un crecimiento económico de alrededor de 2%, que estaría ligeramente por debajo del promedio anual de los últimos 20 años que es de 2.2% y mejorarlo dependerá mucho del gasto que ejerza el Gobierno ese año", dijo la directora de Análisis Económico de Banco Base, Gabriela Siller.

Al rubro de infraestructura se canalizaron casi 850,000 millones de pesos, un monto 14.3% mayor en términos reales con relación a los recursos canalizados en 2013, acorde con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio 2014.

Articulo relacionado: Transición afectó a la economía: Peña 

El 15 de noviembre pasado, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Vidergaray, destacó que el presupuesto de inversión se convertirá en un importante detonador de la aceleración del crecimiento económico.

Algunos de los rubros que tienen mayor crecimiento son los sectores carretero, ferroviario, portuario y en obras hidráulicas, lo que tendrá un importante empuje a un sector que necesita estímulo, como es el de la construcción, destacó el funcionario.

La directora de la escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, María F. Fonseca, refirió que la contención del gasto público en este año fue uno de los factores que contribuyó a la desaceleración económica. Por ello consideró necesario que comience a ejercerse en el primer trimestre de 2014 para mover a la economía.

No obstante advirtió que si déficit fiscal, que aprobó el Congreso al Gobierno en 1.5% del PIB, sigue creciendo y no hay claridad en la rendición de cuentas, "al cabo de unos años no vamos a saber en dónde estamos parados".

Este año, el Gobierno federal anunció un programa de Infraestructura que ejercerá durante el sexenio, el cual contempla una inversión por 314,160 millones de dólares, un cantidad que casi duplicaría lo invertido en el periodo 2007-2010, que fue de 180,923 millones de dólares, precisó el analista del Grupo Financiero Monex, Roberto Solano.

Destacó que el mercado interno no ha presentado todavía un repunte importante y sólo algunos subsectores han mostrado una ligera recuperación, mientras que uno de los más afectados ha sido el de la construcción que en los primeros nueve meses de 2013 enfrentó un escenario complicado.

El analista precisó que en los tres primeros trimestres, el sector de la construcción registró una caída de 4.5%, lo que hizo que los puestos de trabajo disminuyeran en 170,000 y se espera que para el cierre de año se pierdan alrededor de 150,000 empleos adicionales.

"Consideramos que el principal factor que afectó el crecimiento del sector de la construcción fue la transición del nuevo Gobierno, ya que a pesar de que se hizo el anuncio del Plan Nacional de Infraestructura la administración presentó pocas licitaciones de proyectos en el año".

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señaló que 2014 será un año alentador y que los 500 proyectos de inversión pública más relevantes contemplan recursos cercanos a 500,000 millones de pesos.

Debido a la inversión estimada y a la amplia gama de proyectos para el próximo año, las perspectivas para la industria de la construcción son positivas, por lo que se espera un crecimiento de 4.5%, con la creación de 300,000 nuevos empleos, y de aprobarse la reforma energética podrían observarse tasas superiores a 5% y un aumento de 22% en nuevas fuentes de trabajo.

Gabriela Siller lamentó que aún no se conozcan los proyectos del plan de infraestructura, pero confío que sí habrá una respuesta rápida del Gobierno de Enrique Peña, ya que un mayor gasto genera un efecto multiplicador sobre la actividad económica por más empleo, más ventas y mayor producción.

"En 2014 ya debe empezar a ejercerse el gasto, si no vemos nada estaríamos generando una falta de confianza hacia México, porque sería el segundo año con un crecimiento decepcionante que llevaría a un estancamiento económico de largo plazo".

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×