Marissa Mayer, lejos de cambiar a Yahoo

Las acciones de la firma han subido casi 130% desde que la exejecutiva de Google asumió como CEO; sin embargo, el entusiasmo de los inversores se debe a la participación de Yahoo en Alibaba.
marissa  (Foto: Reuters)
Julianne Pepitone
NUEVA YORK -

Marissa Mayer ha generado gran expectación en torno a Yahoo durante su año y medio al frente de la compañía. Un nuevo logo, aplicaciones rediseñadas, adquisiciones llamativas y algunos incentivos al estilo Google para los empleados han servido para impulsar  las acciones de la empresa en casi 130% desde que Mayer asumió el timón en julio de 2012.

Pero debajo de esa fresca mano de pintura hay una estructura toral que aún se pudre. La gestión de Mayer ha hecho poco para mejorar la suerte de la firma, pues el negocio medular de la compañía sigue deteriorándose.

Más de tres cuartas partes de los ingresos de Yahoo provienen de la búsqueda y la publicidad ‘display' (banners y anuncios integrados en video), pero ambos negocios están batallando. Las ventas de las dos clases de anuncios han caído cada trimestre de este año. En términos globales, los ingresos se han estancado en los últimos tres años.

Entonces, ¿por qué las acciones de la compañía están en racha? Los analistas creen que la razón principal es la sustancial participación que tiene en el gigante chino del comercio electrónico Alibaba, que se prepara para salir a Bolsa. El mes pasado, Yahoo reveló que las ventas del segundo trimestre de Alibaba subieron la friolera de 61% durante el año, y los ingresos netos aumentaron 145%.

"Yo diría que en este momento, el valor de las acciones de Yahoo es atribuible en un 75% a los activos asiáticos, y un 25% a Marissa Mayer", señaló Victor Anthony, analista de Topeka Capital Markets.

El analista de S&P Capital IQ Scott Kessler coincidió: "(El entusiasmo en torno a Mayer) es el segundo propulsor, pero en mi opinión no se acerca ni remotamente a (la importancia que tienen) esas percepciones sobre Alibaba".

Ese punto de vista de los analistas puede sonar sorprendente, dada la celebración pública de todo lo acometido por Mayer.

Casi todas las decisiones que toma Mayer -desde la duración de su propia licencia de maternidad a proveer a los empleados con iPhones de la compañía- generan ruido. Ese tipo de atención dista mucho del marasmo en el que se hallaba Yahoo hace poco, cuando era meramente un portal de Internet envejecido.

"Ellos tienen a una estrella dirigiendo la organización, y eso marca la diferencia", dijo Anthony.

Es cierto que el nombramiento de Mayer como CEO ayudó a inyectarle a Yahoo el entusiasmo que tanto necesitaba, tanto en términos de cultura empresarial como de cobertura mediática. Ella ha orquestado recompras de acciones y grandes adquisiciones, como la de la popular plataforma de blogs Tumblr, que han fortalecido el perfil de la empresa.

Artículo relacionado: La CEO de Yahoo, a la sombra de Google

Pero ninguna de esas acciones ha remediado el hecho de que Google y Facebook están canibalizando la otrora dominante posición de Yahoo en el mercado de la publicidad ‘display' en línea.

Por suerte para Mayer, los inversores han ignorado hasta ahora los mediocres resultados de Yahoo mientras aguardan los beneficios de la salida a Bolsa de Alibaba.

"Parece que (los inversionistas) no están muy preocupados, o incluso intranquilos, por la falta de crecimiento", advirtió Kessler, analista de Capital S&P. "Los hechos son los hechos, pero la acción sigue subiendo", dijo refiriéndose a la cotización del papel.

Eso le ha dado tiempo a Mayer para encontrar una solución para el futuro de Yahoo, señaló Anthony de Capital Topeka. "Pero sigo pensando que ella ha logrado mucho, aun cuando la empresa no se ha transfigurado todavía", agregó.

Los analistas no esperan un cambio radical en Yahoo en el corto plazo. "Yahoo sigue siendo un trabajo en progreso", expuso Anthony. "El negocio se ha quedado atascado en punto muerto, no está empeorando, pero claramente tampoco está mejorando. Es evidente que todavía hay mucho trabajo por hacer".

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×