Inversionistas, ¿juegan con fuego?

El gestor de fondos Bill Gross dice que las políticas de la Fed inflaron el precio de los títulos; aunque los programas tienen como propósito crear riqueza, solo han hecho dependiente a la economía.
gross  (Foto: Getty)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

En su carta mensual donde plasma sus perspectivas de inversión, Bill Gross, cofundador de Pimco, describe la "medicina" que inyectan los bancos centrales -a saber, una política monetaria laxa- como una "apuesta desesperada para fomentar el crecimiento".

La Reserva Federal estadounidense ha instrumentado tres rondas de estímulo -conocida como flexibilización cuantitativa- desde finales de 2008. Y su grifo de dinero barato es en gran medida responsable del mercado alcista de los últimos cinco años. El valor del índice S&P 500 se ha más que duplicado durante ese periodo.

La consecuencia, según Gross, es que hay "activos con valoraciones artificiales sobre la base de tasas artificialmente bajas".

El administrador de uno de los mayores fondos de inversión del mundo teme que los inversionistas no tengan dónde esconderse.

Según Gross, las políticas establecidas por la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Japón, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra están diciéndoles a los inversores que no tienen alternativa. "Acostúmbrate a las tasas de interés reales negativas, salte del espectro de riesgo y en el proceso ayuda a sanar la economía real", es lo que parecen estar comunicando, señaló.

Nota relacionada: Gross: Millonarios son como Rico McPato

Aunque los programas de estímulo de la Fed tenían como propósito crear riqueza, el analista afirma que en su lugar la redistribuyeron, los ricos prosperaron mientras los ahorradores quedaron diezmados.

El gestor de fondos cree que el Banco Central Fed reducirá su política de estímulo en algún punto de 2014. Al mismo tiempo, cree que las tasas de interés se mantendrán bajas hasta el 2016.

Su estrategia: adquirir bonos del Tesoro, así como bonos corporativos e hipotecarios con vencimiento a corto plazo.

"Nuestro principal objetivo ha sido centrarnos en lo que estamos más (aunque no totalmente) confiados", revela.

En la carta, el estratega también elogia al fundador de Vanguard Group, John Bogle, quien diseñó muchos de los fondos indexados de bajo costo muy populares hoy entre los inversores minoristas.

"(Bogle) tiene mucho sentido común en cuestiones de inversión, desde hace décadas reconoció que los gestores de inversión en fondos compuestos no podían superar al mercado", se lee en su carta.

Pimco

Por supuesto, para Gross, la excepción es su firma. "Si el concepto de indexación de Bogle era metafóricamente similar a encontrar una cura para la devastación cancerosa de las elevadas comisiones, entonces tal vez el enfoque de Pimco podría ser similar a hacer un mapa del genoma de inversión y usarlo para producir consistentemente un alfa alto".

Pero ninguna de las dos firmas "ha descubierto una cura para el resfriado común", bromea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Últimamente la firma del gestor parece estar presentando síntomas de gripe. El fondo Pimco Total Return fund (PTTRX) ha bajado casi 3.5% este año. Y además se está encogiendo. Los inversores retiraron casi 37,000 millones de dólares en lo que va del año, obligándolo a ceder su título como el fondo de inversión más grande del mundo.

Gross, célebre por su carta donde recurre a metáforas de la cultura pop para exponer sus puntos de vista, es uno de los actores más observados por Wall Street.

Ahora ve
El decálogo de Peña Nieto sobre la implementación de reformas estructurales
No te pierdas
×