Ley fiscal frenará inversión de empresas

La eliminación de la deducción inmediata de activos fijos en 2014 afecta los planes de los negocios; la medida obligará a las empresas a buscar fuentes de financiamiento a mayor costo, dicen expertos.
grafica economia  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La eliminación de la deducción inmediata de activos fijos que se aprobó como parte de la reforma hacendaria y que entrará en vigor a partir de enero amenaza con frenar las inversiones de las empresas por ser un factor que les reducirá liquidez, advirtieron expertos fiscales.

"Muchas compañías venían tomando la deducción inmediata como un estímulo o financiamiento con el fisco, ya que les permitía diferir el pago del impuesto. A partir del 1 de enero de 2014 parte de los flujos que podían diferir por el estímulo fiscal ahora los van a destinar al pago de impuestos", dijo el socio de Impuestos y Servicios Legales de la firma de consultoría Deloitte, Efraín Bastida.

Alertó que al frenarse el crecimiento de muchas empresas no se van a generar nuevas fuentes de empleo y puso el ejemplo de una firma operadora de restaurantes, cuyo nombre omitió, que por este cambio decidió que dejará de abrir tres restaurantes mensuales, lo que significará que no se crearán 300 nuevas fuentes de trabajo al mes, tal y como se tenía previsto originalmente

En materia de Impuesto sobre la Renta (ISR), la reforma establece que la deducción inmediata no ha probado ser una forma eficiente para apoyar la inversión, en particular de la pequeña y mediana empresa, sin embargo, ha sido utilizada para reducir injustificadamente la carga tributaria de ciertos contribuyentes, en particular de las grandes empresas.

"...Se elimina la posibilidad de deducir en un sólo ejercicio el 100% de la inversión realizada en la adquisición de activos fijos, toda vez que la deducción lineal de inversiones representa un beneficio mayor que la deducción inmediata de dichos activos", precisa la norma.

Con el estímulo de la deducción inmediata, de alguna manera las empresas financiaban su inversión, era un apoyo que tenían al no pagar el ISR inmediatamente y ahora al quitarles ese atractivo les costará más porque tendrán que obtener financiamiento a una tasa mayor de lo que implicaba ahorrarse el impuesto, explicó el socio de Impuestos de la consultoría PwC, Pedro Carreón.

Ambos fiscalistas estimaron que la deducibilidad es equivalente a entre 70% y 80% de la inversión que se venía realizando, ese es el efecto en el "ahorro" porque simplemente es anticipar la deducción de forma inmediata, dependiendo del activo de que se trate (maquinaria, edificios, parques industriales, entre otros).

Efraín Bastida puso como ejemplo una construcción con valor de 10 millones de pesos, en una deducción normal la empresa resta de sus gastos fiscales 500,000 pesos cada año durante una década

. En una el caso de la deducción inmediata puede ser de siete millones de pesos de una sola vez.

Dijo que habrá un replanteamiento de cómo ir haciendo negocios y ser competitivos, pero "no sería tan negativo como para decir que se reducirá el crecimiento de las empresas, pero sí les llevará a considerar los planes que tenían y ver cómo salen adelante con estos nuevos impuestos y cómo tomar provecho, ya que si pensaban ampliar su planta el próximo año a lo mejor lo difieren en tres años o pueden obtener un préstamo más caro para tener el financiamiento que necesitan".

Nota relacionada: Guía de nuevos impuestos para 2014

El socio de Impuestos y Servicios Legales de Deloitte agregó que el modelo de crecimiento de muchas empresas estaba también apalancado en esta deducibilidad que al eliminarse se les quita una fuente de financiamiento importante.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con este cambio el pago del impuesto de las empresas aumentará, porque tendrán que distraer recursos que utilizaban para la reinversión, crecimiento, creación de empleos, generando un círculo virtuoso, indicó Bastida, quien aclaró que no es una vía para evadir impuestos porque al final las compañías siempre lo declaraban.

"Las empresas van a tener que recurrir al banco o a otra fuente de financiamiento que seguramente tendrá un costo y esto les impacta en sus modelos financieros que tenían diseñados para la reinversión".

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×