El BCE mantiene su tasa de interés

La entidad dejó sin cambios la tasa de referencia en 0.25% tras haberla recortado en noviembre; el recorte del mes pasado vino tras una caída en los precios al consumidor.
mario draghi  (Foto: CNN)

El Banco Central Europeo (BCE) dejó este jueves sin cambios su tasa de referencia tras haberla recortado a 0.25% a inicios del mes pasado ante la sorpresiva desaceleración de la inflación y para respaldar la recuperación de la eurozona. La decisión de mantener las tasas era ampliamente esperada por el mercado.

El recorte de noviembre vino después de una caída de la inflación en el bloque monetaria hasta el 0.7% en octubre, muy por debajo del objetivo del BCE de 2%. Desde entonces ha subido a 0.9% y el desempleo retrocedió en octubre, lo que dio al Banco Central un respiro.

Con los gobiernos a menudo respondiendo con lentitud a la crisis de la eurozona, el Banco Central ha tenido un papel importante en revivir la economía del bloque, aunque la desaceleración de los precios al consumidor se presentó como un nuevo riesgo.

Artículo relacionado: Deflación, la nueva amenaza para Europa

El BCE también dejó en 0.75% la tasa de préstamos de emergencia y mantuvo la tasa de depósitos en 0.0%.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo este jueves que la política monetaria para la zona euro se mantendrá expansiva el tiempo que sea necesario y que los riesgos para el panorama económico siguen teniendo un sesgo bajista. "El BCE confirmó sus orientaciones a futuro (...) que apuntan a que las tasas de interés clave permanezcan en los niveles actuales o más bajas por un período prolongado de tiempo", dijo Draghi en una conferencia de prensa posterior a la decisión del organismo de mantener su tipo referencial en 0,25%.

"Esta expectativa sigue estando basada en un panorama general contenido para la inflación que se extiende al mediano plazo", añadió.

Sin plan de juego

El Banco Central Europeo se prepara para tomar nuevas medidas de política monetaria destinadas a impulsar la economía de la zona euro, pero aún no cuenta con un plan detallado sobre qué herramienta a utilizar y cuándo, dijo el jueves el presidente de la entidad.

Tras su última reunión de política monetaria del 2013, Mario Draghi también afirmó que el BCE ofrecerá a los bancos una nueva serie de préstamos a largo plazo si confía en que se otorgarán créditos con esos fondos, lo que genera dudas sobre las herramientas específicas que el banco central empleará.

Previamente, varios responsables habían insinuado la disposición del BCE a aliviar todavía más la oferta monetaria en caso de ser necesario, con instrumentos no convencionales, como compras de activos  (conocidas como alivio cuantitativo) o una tasa de depósito negativa.

"El nivel de preparación es bastante alto en todas" las opciones de política, dijo Draghi. "¿Qué instrumentos desplegaríamos contra cuál contingencia? No hemos reflexionado al respecto", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las palabras de Draghi llevaron a analistas a creer que el BCE no tiene un plan de juego preciso sobre cuáles de las llamadas herramientas de política no estándares utilizaría en cuáles circunstancias.

 

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×