El Senado aprueba la reforma energética

Los legisladores aprobaron la reforma que busca abrir el sector energético a la inversión privada; la iniciativa pasa ahora a la Cámara de Diputados para su discusión.
Senado  (Foto: Agencias)

El Senado de la República aprobó en lo general y lo particular la reforma energética con la que se abre el sector a la inversión privada nacional y extranjera.

La polémica reforma, promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, quedó aprobada en el pleno del Senado tras un debate maratónico que comenzó alrededor de las 14:30 horas del martes y culminó al filo de las 9:30 de la mañana. 

El bloque que apoyó la propuesta se conformó por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), su aliado el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y la mayoría de los integrantes del Partido Acción Nacional (PAN), que argumentaron que abrir el sector es necesario para modernizar la industria y generar crecimiento económico. 

Los partidos de izquierda, por el contrario, señalaron que la iniciativa implicará la privatización de los energéticos y, por tanto, que el Estado perderá el control sobre recursos estratégicos.

Durante el debate se registraron numerosos intercambios de críticas entre los legisladores. Uno de ellos ocurrió cuando la vicecoordinadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Dolores Padierna, acusó al PRI y al PAN de haber modificado el dictamen después de su salida de comisiones y antes de su llegada al pleno. 

Las modificaciones al dictamen se presentaron en un acuerdo firmado por priistas y panistas, el cual se votó en lo general al inicio de la sesión de este miércoles. Los perredistas no objetaron el documento en ese instante, sino hasta cuatro horas después, cuando detectaron que se incluyó que el Estado podrá celebrar varias modalidades de contratos con particulares. 

El PRI y el PAN introdujeron las palabras "entre otras", lo que el PRD consideró un intento disfrazado por legalizar las concesiones en materia de hidrocarburos. 

"Dictaminaron marginando a la segunda fuerza política del país. Dictaminaron en secreto", acusó Padierna. 

El priista David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía y uno de los principales promotores de la reforma, afirmó que el debate estuvo abierto a todos los partidos y negó que se vayan a permitir las concesiones a particulares. 

"Se mantiene la prohibición de concesiones que, quiero puntualizar, no es sinónimo de un contrato de licencia. La nación mantiene el monopolio sobre la exploración y explotación de los hidrocarburos, así como sobre la planeación y el control del sistema eléctrico nacional". 

La reforma implica permitir que el Estado celebre varios tipos de contratos con particulares para la extracción y explotación de hidrocarburos, que el pago a las empresas contratistas pueda hacerse mediante la entrega de energéticos y la creación de un fondo para administrar los ingresos petroleros. 

Tras ser aprobada en el pleno del Senado, la reforma pasa ahora a las comisiones de diputados y luego al pleno de esa Cámara.

El PRI busca que la iniciativa quede aprobada por ambas Cámaras antes del 15 de diciembre, fecha en que concluye el periodo ordinario de sesiones. 

Si logra el aval de ambas Cámaras, la reforma tendrá que recibir el visto bueno de la mayoría de los 31 congresos estatales al implicar cambios constitucionales. 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 


 

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×