Regulación bancaria, con lagunas en EU

La llamada Regla Volcker se basa en gran medida en la rendición de cuentas de los propios bancos; esto les da a las entidades el control sobre los datos que reportan, dejando margen para la evasión.
volcker2  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

La semana pasada, una vez aprobada la Regla Volcker, se desataron las quejas. Las más sonoras se centraron en el hecho de que la mayor parte de la vigilancia de su cumplimiento recaerá sobre los propios bancos. Por ejemplo, una de las medidas clave de la norma es que los directores ejecutivos bancarios deberán certificar el hecho de que su firma no está negociando en secreto por cuenta propia.

No tenía mucho sentido confiar en los bancos para determinar si están cumpliendo con una regla que descansa en una buena cuota de subjetividad como ocurre con la Regla Volcker, declaró al diario Huffington Post una gobernadora de la Reserva Federal que el presidente Obama ha nominado como subsecretaria del Tesoro, Sarah Bloom Raskin.

Esa parece una crítica a la regulación bancaria en general. La mayoría de las normativas bancarias se basan en los autoinformes, los reportes aportados por los propios interesados, algo que no ha cambiado con la Ley Dodd-Frank. Y los requisitos de rendición de cuentas bajo la Regla Volcker son más rigurosos de lo habitual.

El proyecto de norma incluye 14 nuevos textos que los bancos deberán presentar a los reguladores para satisfacer las exigencias de la Regla Volcker. Los bancos tendrán que elaborar un informe mensual que detalle las operaciones que están haciendo para asegurar que todas ellas estén relacionadas con las transacciones de los clientes y no sean negociaciones o trading que el banco realiza exclusivamente para sí mismo.

Los bancos también tendrán que someter a prueba su trading confrontándolo con siete métricas para demostrar que están cumpliendo con las reglas y reportar los resultados a los reguladores.

"Los informes serán medidos al milímetro y no por páginas", apunta un exregulador bancario que ahora es un socio del bufete jurídico Shearman & Sterling, Don Lamson.

Lo que es más, los examinadores bancarios todavía tienen la facultad de pedir los datos brutos del trading. Y no habrá escasez de reguladores en las rondas de vigilancia de la norma Volcker. La regla comisiona la supervisión a cinco diferentes agencias. Así que no es una autorregulación del todo.

En cuanto a la certificación de los CEO, algunos dudan que los directivos bancarios sepan lo que está pasando en las mesas de negociación de sus firmas. Pero los reguladores han utilizado antes la certificación de los directores ejecutivos.

Es una parte clave de la Ley Sarbanes-Oxley, la norma contable que fue aprobada a raíz de Enron y otros fraudes contables de principios de la década de 2000. Y los ejecutivos al parecer se han tomado muy en serio esas certificaciones. Muchas grandes compañías ahora exigen que empleados en todos los niveles certifiquen y den fe de que la información contable es correcta.

La mayoría de los abogados creen que la Regla Volcker hará que los bancos adopten estructuras similares. Además, el fraude contable parece haber disminuido, si bien eso podría ser porque los reguladores no han estado buscando con tanto ahínco.

Formas de evasión

Eso no quiere decir que los bancos no encontrarán formas de evadir la Regla Volcker. Lo harán. Por ejemplo, la ley permite las operaciones de cobertura (to hedge) para reducir el riesgo de una cartera, pero no exige que los bancos se cubran. Por tanto, al realizar transacciones de los clientes, los bancos pueden optar por cubrir unas y no otras. Algo que empieza a parecerse al proprietary trading, ¿cierto? (Sumémosle a eso la lista que hice sobre otras seis apuestas riesgosas no prohibidas por la implementación).

Por supuesto, hay otras reglas para impedir que los bancos asuman demasiados riesgos. Y esas reglas se han fortalecido desde la crisis financiera. Pero la norma no lo impedirá por sí sola.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De todos modos, valerse de los autoinformes no será la manera en que los bancos eludan la Regla Volcker. Hay otras lagunas más grandes.

"Considerando las dificultades para definir lo que es una operación de negociación (trade), creo que el aparato de supervisión que establece la norma es el camino a seguir", apunta un profesor de Derecho de Harvard, experto en regulación financiera, Hal Scott. "(Paul) Volcker cree que es el camino a seguir, y estoy de acuerdo con él".

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×