Irlanda, demasiado pronto para celebrar

El rescate al país ha concluido, pero las medidas de austeridad seguirán impactando su economía; el endeudamiento del país está entre los más elevados de la región, en torno al 125% del PIB.
ireland  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

El rescate económico de Irlanda por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional ha llegado a su fin, pero el país sufrirá las cicatrices de la austeridad en los años por venir.

Tres años después de que se vio obligada a buscar apoyo financiero de emergencia por 85,000 millones de euros, Irlanda se ha convertido en el primer país de la zona euro en salir de un programa de rescate, proveyendo con ello una inusual buena noticia para las autoridades políticas europeas.

No obstante, para los 4.6 millones de irlandeses, muy poco cambiará, al menos en los próximos años.

A cambio de los préstamos de emergencia, la nación se comprometió a ahorrar alrededor de 16,400 millones de euros al término de 2014 a través de recortes de gastos, reducción de la nómina del sector público, un salario mínimo más bajo y mayores impuestos.

El ministro de Finanzas, Michael Noonan, dejó claro el viernes que el Gobierno no piensa relajar la dura disciplina presupuestaria demandada por sus acreedores. "Debemos seguir con el mismo tipo de política porque el déficit es demasiado alto", declaró el funcionario en una conferencia de prensa en Dublín celebrada para marcar el final del rescate de tres años. "La deuda es demasiado alta y necesitamos una estrategia para hacerla más sostenible de lo que es ahora".

Concluir el plan de rescate significa que el país de "la hoja de trébol" ya no es dependiente de la financiación aportada por la UE y el FMI, pero continuará pagando los préstamos de emergencia hasta bien entrada la década de 2030.

El endeudamiento del país está entre los más elevados de la UE, en torno al 125% del PIB, y pese a los años de dolorosa austeridad, se estima que su déficit presupuestario se ubique en 2014 en 4.8% del PIB. El Gobierno se ha comprometido a reducir esa cifra al 3% para 2015, y alcanzar un presupuesto equilibrado cinco años más tarde.

Sin el rescate internacional, las finanzas de Irlanda habrían colapsado en el año 2010. Allí fue cuando un crash inmobiliario obligó al Gobierno a rescatar a los bancos del país, lo que disparó su déficit y elevó el costo de los nuevos préstamos a niveles punitivos.

El desempleo, que se había duplicado desde 2008, ha comenzado a descender. Pero a una tasa de 12.6%, se mantiene por encima de la media de la eurozona. Mientras que la economía irlandesa se ha contraído 10% respecto a los niveles que tenía antes de la crisis financiera global.

Decenas de miles de ciudadanos han abandonado el país en busca de trabajo desde 2010, cuando la migración neta se volvió negativa por primera vez en 15 años.

La demanda interna se mantiene muy deprimida, haciendo a la nación aún más dependiente de la revitalización de los mercados de exportación para impulsar el crecimiento al alza y la deuda a la baja. Cerca del 20% de las exportaciones irlandesas van al Reino Unido y el 40% al resto de Europa, donde la recuperación económica apenas ha comenzado.

"Si tus clientes no están comprando, no puedes vender", expresó Noonan. "Es muy importante para nosotros que la economía europea se fortalezca".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aun así, los inversionistas parecen compartir la confianza de la administración en que continuará haciendo progresos constantes en el camino de vuelta a la salud económica.

Los costos de endeudamiento han caído dramáticamente desde el pico de la crisis y en la actualidad se sitúan por debajo del 3.5% para el bono a 10 años. El país cuenta con 20,000 millones de euros en reservas en efectivo que deben cubrir sus necesidades de financiación hasta principios de 2015.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×