La deuda de China llega a 4.6 bdd

Los crecientes pasivos de los gobiernos locales en el país han elevado las alarmas de Beijing; se espera que el endaudamiento alcance el 53% del Producto Interno Bruto.
yuan moneda  (Foto: Thinkstock)
Sophia Yan
HONG KONG -

Para nadie es un secreto que China tiene un creciente problema de deuda. La segunda mayor economía del mundo ha estado luchando por controlar la deuda de los gobiernos locales, tras varias rondas de créditos baratos y diversos estímulos.

Si bien es difícil imaginar la escala del problema, un centro de estudios del Gobierno arrojó algo de luz sobre las cifras. La Academia China de Ciencias Sociales estima que la deuda de los gobiernos locales alcanzó 19.94 billones de yuanes (3.3 billones de dólares) a finales de 2012. Se espera que los pasivos de las administraciones locales, casi el 100% de la deuda pública, sume 27.7 billones de yuanes (4.65 billones de dólares) o cerca del 53% del Producto Interno Bruto (PIB).

El reporte apunta que la deuda local se duplicó desde la cifra que tenía hace tres años, cuando el Gobierno llevó a cabo una auditoría de deudas. Los resultados del último examen no han sido divulgados.

Por ahora, la deuda de los gobiernos locales chinos permanece por debajo de la de otras economías como los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Japón, Alemania y España. Lo que es aterrador es el ritmo al que ha aumentado. El incremento en la deuda local es parte de un problema mayor, una explosión crediticia producto de los préstamos que pidieron los gobiernos para financiar proyectos de infraestructura que combatan una economía ralentizada.

El aumento en el crédito es una preocupación, ya que ha detonado crisis financieras en otros mercados emergentes. En China, ha elevado preocupaciones de que el capital ha sido indebidamente colocado y ha contribuido al aumento en deuda corporativa y gubernamental.

Artículo relacionado: Deuda, el gran problema de China

Si bien el Gobierno chino ha repetido que los niveles de deuda son manejables, resolver el problema está en su radar. El economista de Societe Generale, Wei Yao, dijo que Beijing ha identificado el manejo de la deuda como un objetivo de política pública.

En su reunión de diciembre para tratar temas de economía, el Gobierno mantuvo dentro de sus políticas clave una prudente política monetaria y un manejo del riesgo de la deuda por primera vez, dijo Yao.

"Ante este panorama, no esperamos que el ambiente crediticio doméstico de China mejore a corto plazo, como resultado esperamos una desaceleración en el crecimiento".

El crecimiento se está desacelerando. Se espera que China crezca 7.6% en 2013, justo por encima del objetivo del Gobierno de 7.5%. Eso se compara con el 7.8% del año pasado, el 9.3% de 2011 y el 10.4% de 2010.

Reducir la dependencia del crédito será uno de los grandes retos de China a medida que busca encontrar un camino sustentable de crecimiento. El Gobierno enfrentó un aprueba en este tema hace poco cuando el Banco Central tuvo que inyectar casi 50,000 millones de dólares al mercado financiero para prevenir un alza en los costos del crédito. Para ese momento, el Shanghai Composite, el índice clave de los mercados chinos, había retrocedido por nueve días consecutivos.

Algunos analistas criticaron al Banco Central por actuar tardíamente al argumentar que un movimiento temprano hubiera  sido más efectivo para contrarrestar el problema. Otros dijeron que la aparente negativa del Banco Central para inyectar liquidez de emergencia es el inicio de una política más prudente para contener el préstamo excesivo.

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×