Peso mexicano pierde ante dólar en 2013

La divisa estadounidense se fortaleció frente a otras monedas por una mayor aversión al riesgo; un dólar caro afecta a empresas importadoras de insumos y/o con deuda en esta divisa.
dolares billetes y monedas.jpg  (Foto: Thinkstock)
Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Durante 2013,el dólar estadounidense recobró su hegemonía a nivel mundial y los inversionistas optaron por esta divisa como una inversión segura.

Hasta el último viernes del año, el dólar registró una apreciación acumulada frente a la mayoría de las monedas en el mundo, sobre todo en los tipos de cambio de países emergentes, incluyendo el peso mexicano, el cual se depreció 1.54%, señalan cifras del Banco de México (Banxico).

Hasta el 27 de diciembre en su cotización al mayoreo, el billete verde se ubicó en 13.07 pesos por unidad, un alza de 20 centavos respecto al cierre de 2012.

Dentro de una canasta de 35 monedas, la paridad más afectada frente al dólar fue el peso argentino con una depreciación de 31% en todo 2013, le sigue la rupia de India con 27%, el yen japonés con 22% y la lira de Turquía con 17%.

El incremento en el precio del dólar afecta principalmente a aquellas compañías que realizan importaciones de insumos, así como al financiamiento para aquellas que tienen contratada deuda en moneda estadounidense, lo que podría ser motivo de menores ingresos.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base, recordó que en 2013 las principales afectaciones en el mercado cambiario estuvieron determinadas por la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense (Fed) y las especulaciones en torno a ella.

"En 2013, la inversión extranjera de cartera disminuyó alrededor del 35% respecto al año anterior. La salida de capitales por la expectativa de una menor liquidez global generó depreciaciones en el peso. Asimismo, se creía que se viviría el momento mexicano, lo cual se fue desvaneciendo a medida que se publicaban indicadores económicos poco alentadores".

Siller destacó que el diferencial de tasas de interés de los países emergentes respecto a la tasa de los bonos del Tesoro de Estados Unidos es un atractivo para la entrada de divisas, pero también son más vulnerables a eventos en el exterior.

Durante 2012, la tenencia de bonos gubernamentales mexicanos en manos de extranjeros se ubicó en 125,455 millones de dólares (mdd) un incremento anual de 55,800 mdd.

Los últimos datos oficiales disponibles - hasta el 17 de mayo- señalan que por este concepto los extranjeros tienen 141,384 mdd, una cifra que representa un aumento anual de 15,929 mdd, dato menor al alcanzado en 2012.

"Desde que la Fed dio a conocer por primera vez su plan de modificar su programa de compra de bonos por 85,000 millones de dólares mensuales, el mercado cambiario reaccionó con nerviosismo y en junio, cuando el presidente de la Fed, comentó que consideraba la culminación de estos estímulos a mediados de 2014, fue cuando las divisas emergentes sufrieron fuertes depreciaciones debido a la expectativa de menor liquidez en los mercados financieros".

En América Latina, además de Argentina, destaca la baja que presentaron los tipos de cambio  del real de Brasil con 15%, el peso de Chile con 9%, al igual que el sol de Perú.

Sólo cinco monedas a nivel mundial registraron ganancias frente al dólar, El shekel de Israel se apreció 6.3%, el euro y el yuan de China en niveles ligeramente superiores al 3%, mientras que el franco suizo y la libra esterlina del Reino Unido tienen un aumento en sus tipos de cambio de 1.9% y 1.5% respectivamente, al último viernes de 2013.

Siller dijo que se espera que en 2014 las presiones cambiarias disminuyan, en especial para el peso mexicano que puede presentar una paulatina apreciación y alcanzar los 12.30 pesos en el primer semestre.

Al respecto, Ignacio Cedillo, de Bursamétrica, comentó que la aprobación de las reformas le da un mayor sustento a la moneda mexicana.

"Una vez aprobado el paquete de cambios estructurales y después de la reforma energética, México tuvo un incremento en su calificación crediticia por parte de Standard & Poor's, lo que dará mayor confianza a los inversionistas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cedillo destacó que los movimientos cambiarios en 2014 serán paulatinos y anticipó un mejor año para los mercados emergentes.

En la encuesta de diciembre del Banxico de expectativas de especialistas en economía del sector privado, los expertos estiman que el tipo de cambio peso-dólar pueda cerrar 2014 en 12.69, mientras que para 2015 el pronóstico es de 12.62.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×