Europa: una economía a dos velocidades

La desigual recuperación representa desafíos muy distintos para el BCE y el Banco de Inglaterra; el primero demanda estímulos, mientras que el segundo busca reaccionar ante un veloz repunte.
mariodraghi_markcarney  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

La dispareja recuperación económica en Europa plantea desafíos muy diferentes para los bancos centrales.

El Banco Central Europeo (BCE) encara demandas que piden más medidas para estimular la actividad, mientras que el Banco de Inglaterra trata de averiguar cómo reaccionar ante una recuperación que avanza a toda velocidad.

Ambos bancos centrales mantuvieron las tasas de interés sin cambios el jueves. No se esperaba que ninguna de las dos entidades anunciara un cambio, pero el BCE dejó claro que no descarta una intervención futura. Esta institución recortó las tasas a un mínimo histórico de 0.25% en noviembre, alarmado por la fuerte caída de la inflación y el riesgo de que la recuperación de la eurozona pudiera descarrilar antes de que despegara.

El banco no actuó en diciembre, pero su presidente, Mario Draghi, usó un lenguaje más fuerte este jueves, advirtiendo que era prematuro declarar la victoria en la crisis de la eurozona.

"Actuaremos cuando tengamos razones para pensar que nuestra perspectiva de inflación de medio plazo cambia a peor", dijo en conferencia de prensa.

La economía de la eurozona está en riesgo de estancamiento después de salir el año pasado de su recesión más larga.

Una decepcionante encuesta sobre la actividad del sector servicios en diciembre ha hecho que muchos economistas pronostiquen una mínima mejora en la tasa de crecimiento para el cuarto trimestre de 2013. Y con una tasa de inflación anual de apenas 0.8% en diciembre, el BCE se mantiene en alerta ante el riesgo de deflación.

La magnitud del desafío que enfrentan las autoridades de la eurozona quedó subrayada este miércoles por nuevos datos que muestran que el desempleo regional sigue inmóvil en una tasa récord por encima del 12%.

El Banco de Inglaterra, al revés

El crecimiento acelerado está reduciendo el desempleo en el Reino Unido a un ritmo mucho más rápido del esperado por el banco hace unos meses, y el umbral del 7% podría alcanzarse en tan solo unos meses.

"Bajo estas circunstancias, el banco está sin duda considerando qué hacer con el fin de esclarecer sus perspectivas", señaló un economista de BNP Paribas, David Tinsley.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sus opciones incluyen bajar el umbral de desempleo al 6.5% (aunque eso podría socavar la credibilidad del banco) o seguir el ejemplo de la Reserva Federal estadounidense al señalar que las tasas se mantendrán bajas más allá del punto en el que la tasa de desempleo llegue a esa meta.

De cualquier forma, numerosos economistas ahora prevén que las tasas de interés británicas pueden comenzar a subir dentro de un año.

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×