Inseguridad, lastre de países emergentes

La violencia y corrupción de países como México y Brasil perjudican la inversión, dice Geoff Colvin; pese a los indicadores económicos, el riesgo de trabajar en estas regiones es evidente.
bricm  (Foto: Especial)
Geoff Colvin

¿Qué harías si te ofrecieran un trabajo atractivo en Rusia, Brasil, Colombia, o en otro mercado emergente de alto potencial? ¿Lo aceptarías? ¿O sopesarías a conciencia si realmente quieres llevar allí a tu familia, dudando si serías capaz de dormir por la noche preocupado por la seguridad?

Al charlar recientemente con un par de jugadores de alto nivel en mercados emergentes, reparé cuán a menudo pasamos por alto dos de las problemáticas más importantes que muchos de esos mercados enfrentan: la seguridad personal y su prima cercana, la corrupción.

Noticia relacionada: México, entre los países más corruptos

Esos dos indicadores son imposibles de cuantificar, por lo que a menudo concluimos que no son importantes, obsesionándonos en cambio con la tasa de crecimiento que tendrá China este año. Pero la seguridad y la corrupción influyen sobremanera en las decisiones que toman los empresarios y la gente de negocios. Es solo que nadie quiere hablar de eso en público.

Brasil

El primer jugador es el CEO de una empresa brasileña de capital privado. Él es oriundo de Brasil y vive en una hermosa casa en Río de Janeiro con su esposa y tres niños pequeños. Su empresa no es especialmente conocida. Me cuenta que todos sus autos están blindados. Él no está preocupado por su propia integridad, me dice.

Entérate: Mundial de Brasil, ¿bueno para invertir?

"Los malos no van a secuestrarme. Ellos intentarán secuestrar a mi esposa o hijos". Su esposa y sus hijos van a todas partes con un chofer profesional. Los propios ejecutivos a menudo renuncian a un vehículo blindado, dice, prefieren viajar en taxi, sin ostentación, de forma anónima, más segura.

México

El segundo jugador es un importante economista en México que ha trabajado intermitentemente para el Gobierno durante los últimos 30 años. Hablamos largo y tendido sobre la economía mexicana -no es tan optimista como muchos de los analistas que he estado leyendo-.

Noticia relacionada: México crecerá 3.4% en 2014: JPMorgan

Cuando le pido que mencione la principal problemática que encara el presidente Enrique Peña Nieto, su respuesta no tiene nada que ver con la economía. "La seguridad", responde de inmediato. El Gobierno simplemente no tiene el control de grandes partes del país, señala, y es difícil hacer algo por la economía hasta que eso se arregle.

El asesinato ocurrido el año pasado en México de un ejecutivo de ArcelorMittal, Virgilio Camacho, aparentemente por orden de un cártel del narcotráfico, sigue sin resolverse; y apenas este fin de semana pasado un grupo de autodefensa contrario a ese cártel tomó el Gobierno de un pueblo donde los narcotraficantes tenían su bastión.

Rusia

No existe ninguna certeza de que la seguridad está mejorando en los mercados emergentes. Los recientes atentados en Rusia, justo en vísperas de los Juegos Olímpicos de invierno, son una burla para las tácticas duras del presidente Putin.

Entérate: Rusia confirma la resaca de los BRIC

China

Varios altos ejecutivos chinos han desaparecido en el último año, no a manos de delincuentes, sino de investigadores chinos que presuntamente están emprendiendo medidas enérgicas contra la corrupción. El paradero de estos hombres se desconoce desde hace meses.

Noticia relacionada: China lanza plan contra la corrupción 

Hablar en público sobre el peligro personal no le conviene a nadie, por ello no escuchamos mucho acerca de estos temas. Pero son tan reales como los temas que todos prefieren tocar -balanzas comerciales, tasas de interés, etc.- y son de sobra fundamentales para el futuro de las economías emergentes.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×