El ‘Doctor Muerte’, pesimista por EU

Nouriel Roubini, que predijo la crisis de 2008, dice que la economía del país no repuntará este año; factores políticos, los bonos basura o el bitcóin pueden generar otra crisis en tres años,...
FED  (Foto: Cortesía Fortune)
Stephen Gandel

El ‘Doctor Muerte' ha vuelto, bueno, más o menos. Nouriel Roubini, el economista de la Universidad de Nueva York famoso por haber previsto la caída del mercado inmobiliario y la crisis financiera, dijo la semana pasada que 2014 será otro año decepcionante para la economía de Estados Unidos. Roubini en realidad es un poco más optimista de lo que había sido en años anteriores. Pero a medida que el panorama ha mejorado, y el estancamiento en Washington ha disminuido un poco, otros economistas han elevado sus pronósticos.

Como resultado, Roubini cree que, una vez más, el consenso se ha adelantado. En cambio, el economista de la NYU dice que el crecimiento va a repuntar, pero no lo suficiente como para producir aumentos para los trabajadores promedio. Eso limitará la capacidad de los estadounidenses para hacer compras y pagar deudas, dos cosas que la economía necesita para un crecimiento sostenido. Al mismo tiempo, las ganancias empresariales se están desacelerando. Y aunque las acciones no están en una burbuja, Roubini dice que ahora parecen caras. Es más, dice que el país podría no recibir tanto impulso en 2014 por parte de sus crecientes reservas de energía como muchos creen.

"La cuestión es si hemos llegado a un crecimiento sostenible que no esté basado en burbujas", dijo. "Todavía no".

Roubini hizo sus comentarios durante un desayuno de Time Inc. La conversación, que también incluyó a Ian Bremmer de Eurasia Group, fue moderada por Rana Foroohar de Time (que tiene su propia visión de la discusión).

Bremmer concordó en que los economistas se han apresurado. Pero dice que los principales riesgos en 2014 serán políticos, no económicos. Su mayor preocupación es que la agenda de política exterior del Gobierno de Obama parece ser menos ambiciosa en el segundo mandato del presidente. Y dice que las revelaciones de Edward Snowden han perjudicado a Estados Unidos en el extranjero. "A otros países no les encanta que seamos el policía del mundo", dice Bremmer. "Pero lo que realmente no les gusta es que seamos el investigador privado del mundo".

Bremmer piensa que las consecuencias negativas darán lugar a un menor número de oportunidades para las empresas estadounidenses en el extranjero. Además de eso, Bremmer señaló que muchos países de mercados emergentes celebrarán elecciones este año, entre ellos Brasil. Dice que eso podría conducir a una inestabilidad política mayor a la usual.

Roubini y Bremmer difirieron en cuanto a China. Bremmer cree que ese país probablemente controlará a su sector financiero. "¿Habrá bancos que quiebren? Sí", dice Bremmer. "Los chinos están en el punto en que están listos para elegir a ganadores y perdedores. Eso causará inestabilidad".

Roubini, por su parte, cree que China, preocupada por el crecimiento, probablemente pospondrá la reforma económica durante unos cuantos años. "No veremos un aterrizaje rudo este año", dice Roubini. "Pero el 50 % del crecimiento económico de China proviene del Gobierno. Eso no es sostenible".

Los problemas en China pueden ofrecer una ventaja a Estados Unidos, dice Bremmer. Los líderes chinos de nuevo están mirando hacia Estados Unidos en busca de crecimiento. Él piensa que eso generará una mayor inversión china en Estados Unidos.

En materia de energía, Roubini sostiene que un suministro creciente de petróleo en EU y otros lugares no hará bajar mucho los precios. Varios países de Medio Oriente siguen dependiendo de los ingresos petroleros. Menores ingresos podrían conducir a una inestabilidad en la región, y eso por lo general conduce a máximos en los precios del petróleo.

Roubini también sostiene que EU está invirtiendo demasiado poco en infraestructura y educación, con el argumento de que el trabajador obrero promedio estadounidense se rezagará en los próximos años. Como resultado, es probable que la desigualdad empeore.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero el mayor problema, Roubini cree, podría ser el de la Reserva Federal. Dice que la Fed está atrapada en una posición en la que tiene que hacer más por ayudar a la economía, pero, al mismo tiempo, está empezando a crear nuevas burbujas. Se refirió a lo que ahora ve como "frivolidad", señalando en particular a la vivienda, los bonos basura y, potencialmente, el bitcóin. Pero en dos o tres años, Roubini dice que podríamos tener un problema que nos lleve a otra crisis financiera.

"Al capital le va a ir bien, y a la mano de obra calificada le va a ir bien", dice Roubini. "Los trabajadores obreros, no tanto".

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×