Fantasma de la desigualdad acecha Davos

La brecha de ingresos es el mayor reto económico de la década, dicen expertos en el marco del WEF; regiones como Europa corren el riesgo de una ‘generación perdida’ a causa de las tasas de desempleo.
davos2012  (Foto: Getty)
Mark Thompson
DAVOS, SUIZA -

La recuperación económica está tomando cuerpo, pero muy pocas personas están sintiendo los beneficios, y los expertos advierten que el aumento de la desigualdad es el mayor riesgo que encara la economía mundial.

Las cifras macro parecen más alentadoras: la economía mundial debería crecer un 3.2% este año, frente al 2.4% en 2013, según el Banco Mundial.

Sin embargo, para muchos, tanto en el mundo desarrollado como en los mercados emergentes, la recuperación de la peor crisis económica desde la década de 1930 tiene un cariz fantasmal. Muchas personas no pueden ver una mejora tangible en su calidad de vida, y la brecha entre ricos y pobres está creciendo.

"Desde la crisis financiera global ha sido una carrera cuesta abajo en materia de empleo, salarios y niveles de vida", señaló el secretario general de la federación sindical UNI Global Union, Philip Jennings.

Los bancos centrales han inyectado billones de dólares en el sistema financiero mundial para estabilizar sus economías y han disparado los precios de los mercados bursátil e inmobiliario para beneficio de los ricos.

Al mismo tiempo, los gobiernos han recortado el número de empleos del sector público, han reducido las protecciones para quienes trabajan en el sector privado, disminuido las prestaciones sociales y las pensiones, cambios que afectaron sobre todo a los jóvenes y a los más vulnerables. Las empresas también siguen recortando puestos de trabajo.

El Foro Económico Mundial, que celebra esta semana su reunión anual de la élite empresarial en Davos, en las montañas suizas, encuestó a más de 700 expertos sobre lo que consideraban el mayor riesgo para la economía mundial en los próximos 10 años.

La respuesta: una enorme brecha en los ingresos que podría ejercer una enorme presión sobre la cohesión social.

En el tercer lugar de la lista, después del clima extremo, estaba el desempleo.

Europa pudo haber contenido su crisis de deuda, pero corre el riesgo de una "generación perdida" de personas nacidas después de la caída del Muro de Berlín, hace casi 25 años, ya que no está creando suficientes puestos de trabajo.

Desempleo

El desempleo de la zona euro se ha estancado en un nivel récord de 12% desde abril de 2013, lo que significa que más de 19 millones de personas están sin trabajo. Para los menores de 25 años, el panorama es aún peor: casi uno de cada cuatro no tiene empleo.

En los sitios donde se están creando empleos, como Estados Unidos, Reino Unido o incluso España, son a menudo mal pagados o únicamente ofrecen trabajo temporal, por lo que las personas encuentran difícil ahorrar, ganar experiencia y construir una carrera.

Muchos se dan por vencidos en la búsqueda de trabajo, desalentados por los repetidos rechazos o los bajos salarios. Y el crónico desempleo juvenil de larga duración puede estar gestando una nueva crisis, grandes problemas de salud que sumarán miles de millones de dólares a los costos de la atención sanitaria en el futuro.

En Davos, los jefes de Estado se codearán con banqueros centrales y altos ejecutivos, que en promedio pagan 20,000 dólares para asistir (sin incluir gastos de vuelo y hotel).

Y se les formularán preguntas inquisidoras sobre la creciente desigualdad y el futuro del empleo. Pero las respuestas serán difíciles de encontrar.

Ahora ve
Apple, Shazam y el bitcoin dan las noticias del día en tecnología
No te pierdas
×