El concurso mercantil salvará a empresas

Los cambios a la Ley pretenden evitar que las compañías prolonguen por años sus crisis de liquidez; en 14 años, las autoridades sólo han recibido 519 solicitudes de admisión a proceso concursal.
impuestos empresas  (Foto: Thinkstock)
Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma financiera publicada el pasado 10 de enero en el Diario Oficial de la Federación (DOF) modificó la ley de concursos mercantiles a fin de contribuir a potencializar el uso de este recurso poco recurrido por las empresas, para preservar su viabilidad financiera y con ello los empleos que generan.

A la fecha, compañías como Comercial Mexicana y Mexicana de Aviación han usado la Ley de Concursos Mercantles. A la primera, le permitió recuperarse financieramente, mientras que la aerolínea todavía mantiene el proceso.

"Cualquier empresa con dificultad financiera tiene que tomar en cuenta que se modificó la ley y hay algunos ajustes por motivo de la reforma financiera. Los cambios entran en vigor para las nuevas solicitudes y demandas y no para aquellas que ya se habían llevado a cabo", explicó Gricelda Nieblas Aldana, directora general del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom).

La Ley de Concursos Mercantiles nació en 2000 en sustitución de la antigua legislación de quiebras, y el año pasado fue modificada como parte de los cambios de la reforma financiera que entró en vigor este año. Los ajustes pretenden agilizar los procesos de reestructuración de adeudos de las compañías que enfrentan problemas de liquidez para pagar a sus acreedores.

En 14 años, el Ifecom sólo ha recibido 519 solicitudes de admisión a proceso concursal, lo que revela el poco uso que ha tenido este recurso.

La funcionaria especificó que las modificaciones generan mejores condiciones para que más empresas puedan acudir a este recurso y recuperar la viabilidad financiera.

Entre los cambios destaca el hecho de que las compañías con problemas de liquidez podrán solicitar créditos, al demostrar que cuentan con un plan de reestructuración de pagos ordenado, algo que antes no podían hacer.

Además, anteriormente sólo podían solicitar su admisión a concurso cuando cumplían tres meses de impago, ahora podrán anticiparse al comprobar que en el futuro podrían tener una inminencia de liquidez.

"Una empresa en concurso podrá recurrir a un crédito para solventar sus obligaciones, además puede anticiparse hasta con tres meses por una cuestión de falta de liquidez", explicó Nieblas Aldana.

CNNExpansión publicó el miércoles que bajo estas nuevas reglas, los desarrolladores de vivienda con problemas de deuda como Homex, Geo y Urbi podrían ser los primeros en usar la norma para buscar un crédito que pueda ayudarles a resolver sus problemas de liquidez.

Jorge Espíndola, especialista de concursos mercantiles y asesor de empresas, destacó que la posibilidad de acudir a un crédito mientras una compañía se encuentra en proceso de reestructurar su deuda es una de las bondades más importantes en esta modificación a la ley.

"Esto ya se había aplicado en algunos países y en México no se había incluido, obviamente los otorgantes del préstamo quedan arriba de todos los acreedores, de esta manera hay certeza entre los acreedores de que van a recuperar el monto otorgado".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La modificación también contempla la creación de juzgados especializados en materia de concurso mercantil y se prohíbe al Poder Judicial prorrogar los periodos establecidos en la ley para agilizar los procesos de reestructuración de adeudos y así evitar que las compañías pasen décadas sin liquidarse o pagar sus adeudos.

Los cambios principales:

  • Creación de juzgados especializados en proceso concursal para agilizar la reestructuración de adeudos.
  • Se prohíbe al Poder Judicial prorrogar los periodos establecidos en la ley para acelerar los procesos.
  • Se incluyó la posibilidad de solicitar "créditos de emergencia" que permitirían a las empresas preservar la marcha del negocio y estos acreedores serán tratados como deudores privilegiados, para efectos de ser prioritarios en el pago.
  • Además, las empresas no deberán esperar la inminencia de liquidez, que en la anterior ley establecía tres meses de impago, sino que ahora podrían anticiparse a estar en falta de liquidez en el futuro próximo.
Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×