Emergentes, ¿al borde de la crisis?

Estos países han perdido atractivo a medida que las economías desarrolladas aminoran sus estímulos; sin embargo, la debilidad de estas naciones puede afectar a futuro a la economía estadounidense.
emergentes  (Foto: Especial)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

Ha llegado la hora de la verdad para los mercados emergentes. Después de beneficiarse de tasas de interés muy bajas y lento crecimiento en las economías desarrolladas como consecuencia de la crisis financiera de 2008, estos mercados ya no lucen tan atractivos.

Muchos estrategas de mercado temen que el grifo de dinero barato para las naciones emergentes se cerrará ahora que la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón parecen estar listos para reducir el estímulo que inyectaban en sus respectivas economías.

La lira turca, el peso argentino, la rupia india y el rand sudafricano se devaluaron en los últimos días, llevándose en su caída las monedas de naciones menos problemáticas, como México y Corea del Sur.

El débil informe manufacturero que reportó China la semana pasada solo exacerbó las preocupaciones de los inversionistas. Los precios ya anémicos de los commodities han perjudicado a países como Brasil, que dependen del apetito de China por materias primas.

Algunos economistas están incluso remitiéndose a la crisis de los mercados emergentes de finales de los noventa, cuando los sistemas financieros de los países menos desarrollados se derrumbaron como fichas de dominó.

Nota relacionada: ¿Emergentes reviven colapso de los 90?

"Creemos que este es el período más grave de pobre desempeño en los mercados emergentes desde 1998", dijo el presidente y director ejecutivo de Marketfield Asset Management, Michael Shaoul, que gestiona más de 20,000 millones de dólares.

Shaoul cita años de mala política económica, mezclados con gobiernos locales inestables y a veces corruptos.

"Los inversores están saliendo de los mercados emergentes, y cuanto más estudian las razones para salir, más obvias son las razones," expuso.

Olvidar a la Fed

Shaoul también piensa que los inversionistas deben dejar de culpar a la Reserva Federal y a otros bancos centrales. Advierte que las tasas de interés han bajado en las últimas semanas, a pesar del anuncio que hizo en diciembre la Reserva Federal sobre reducir el tamaño de su programa de compras mensuales de bonos.

Pero Wasif Latif, quien ayuda a administrar más de 57,000 millones dólares (mdd) para USAA Investments, no se precipita para salir de los mercados emergentes. "La liquidación que estamos viendo no es enorme si se pone en contexto histórico", dijo.

Latif cree que el actual éxodo que sufren los mercados emergentes no se parece a la última crisis de 1997-1998. En aquel entonces, dijo, los gobiernos se endeudaron grandemente en dólares. Así que cuando sus monedas cayeron, tuvieron problemas para pagar a sus acreedores. Y aunque ese escenario es aún motivo de preocupación para algunos países, la mayoría de la deuda de los mercados emergentes se emite hoy en moneda local, explicó.

Además, la huida de los mercados emergentes podría presentar oportunidades de compra para quienes tienen un horizonte de inversión a largo plazo.

Nerviosismo

Aun así, los inversionistas están nerviosos, incluso si no invirtieron directamente en las monedas o acciones que se han llevado las peores palizas. Eso se debe a que muchos fondos cotizados populares mezclan o agrupan mercados emergentes relativamente seguros con economías menos estables.

Por ejemplo, el fondo cotizado iShares MSCI Emerging Markets ETF tiene exposición a Brasil y la India, pero también integra economías con fundamentos más sólidos, como México y Corea del Sur. El fondo ha caído más de 5% desde fines de la semana pasada.

"Todo el mundo está siendo castigado, pero ¿qué tan rápido se reponen los mejores?", se pregunta un analista de divisas en Brown Brothers Harriman, Marc Chandler. En su opinión, algunas economías están siendo injustamente castigadas toda vez que muchos inversores miran a los mercados emergentes como una sola clase de activos, en lugar de verlos como distintos países con diferentes niveles de riesgo.

¿Los últimos problemas en los mercados emergentes son un contagio que a la larga perjudicará a Estados Unidos? Quizás es demasiado pronto para saberlo.

Latif atribuye la reciente caída del Dow y el S&P 500 a valoraciones y expectativas de ganancias por acción exageradamente elevadas, no a los problemas en los mercados emergentes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Shaoul no descarta la posibilidad de otra gran crisis de los mercados emergentes que en última instancia provoque problemas más grandes para las acciones estadounidenses.

"No creo que la gente entienda la fragilidad de los acontecimientos en los mercados emergentes", dijo.

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×