Peña Nieto opta por endeudarse en pesos

Entre 2012 y 2013, la emisión de valores en moneda nacional tuvo su mayor avance en 13 años; analistas descartaron riesgos en el corto plazo, pero advirtieron riesgos en la balanza pública.
Enrique Peña y Luis Videgaray  (Foto: Notimex)
Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto tienen algo en común en materia económica: prefirieron endeudarse en pesos que en otras monedas.

Al cierre de 2013, el saldo de la deuda interna bruta nacional, que incluye principalmente la emisión de valores, se ubicó en 4.03 billones de pesos, cifra que representa el 23.9% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que hace una década la proporción era de 13.1%, según datos de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al cierre de diciembre, la emisión de valores alcanzó los 3.7 billones de pesos (el 92% de la deuda interna bruta) cifra que representó un incremento de 476,319 millones de pesos (mdp) respecto a 2012 y que significó el mayor avance anual en los últimos 13 años.

En términos acumulados, tanto la deuda interna bruta como la emisión de valores muestran un crecimiento promedio anual de 10%. En términos acumulados, de 2003 a la fecha se observa un crecimiento de 158% en términos reales.

Artículo relacionado: Deuda mexicana, atractiva para extranjeros

Para Antonio Castro, integrante del Centro de Análisis y Proyecciones de la Economía Mexicana (CAPEM), el Gobierno Federal ha optado desde hace algunos años por el endeudamiento en pesos y dejar rezagado el financiamiento en dólares.

Los datos de Hacienda muestran que la deuda externa del Gobierno federal representa apenas el 5.6% del PIB, el mismo nivel que se tenía en 2011. En el mismo periodo, la deuda interna pasó del 20.5% al 23.9%.

"La emisión de más instrumentos de deuda si bien ha observado un crecimiento importante en los últimos años, no representa un riesgo para la economía ni para las finanzas públicas, aun agregando todos los requerimientos financieros. Estamos lejos de otras economías como Estados Unidos, Grecia, España, o Italia en las que la deuda llega a representar más del 100% de su PIB y que en gran parte ha generado toda esta turbulencia financiera a nivel global", dijo Castro.

El saldo histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (que incluye todos los instrumentos de política pública que pudieran implicar endeudamiento a cargo del sector público como emisiones de valores, deuda de organismos y empresas, deuda con organismos financieros internacionales, deuda del gobiernos federal, empresas y banca de desarrollo, entre otras) se ubicó en 6.5 billones de pesos al cierre de año, cifra que representa el 38.3% del PIB.

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señalan que el peso de la deuda pública total de países como Italia es de 145% del PIB, en Irlanda de 132.3%, Francia de 113% y en Estados Unidos de 104.1%.

http://www.cnnexpansion.com/media/2014/02/03/deuda-grafico.jpg

Castro destacó el manejo de la deuda pública en sus plazos, así como el equilibrio en las finanzas públicas; sin embargo, señaló algunos riesgos.

"Los vencimientos de la deuda cada vez son a mayor plazo, lo que habla de la confianza de los inversionistas. En el corto y mediano plazos el país no tiene vencimientos que puedan comprometer las finanzas públicas de la nación. Sin embargo, hay que cuidar el déficit en las finanzas públicas, que es el origen de los problemas en muchas naciones. Es muy fácil acostumbrase a un mayor gasto con emisión de deuda, pero en algún momento es dinero que se tiene que pagar".

La SHCP señaló que el déficit público ascendió a 375,322 mdp al cierre de diciembre, cifra que representa el 2.3% del PIB. Por otra parte el plazo promedio de vencimiento de la deuda interna se mantuvo casi ocho años en promedio, cuando en 2003 era de tres años.

Para Ignacio Cedillo, de la firma Bursamétrica, la deuda pública es un instrumento que ayuda a garantizar la operación productiva del país y son un elemento de confianza.

"La estructura de la deuda ha cambiado con el tiempo, lo que ha ayudado a generar confianza en los instrumentos que emite el Gobierno en el exterior (...) La deuda que emite el Gobierno es atractiva para los inversionistas no sólo por el diferencial de tasas de interés respecto al de EU, también por los estructurales con los que cuenta el país, una baja inflación, una expectativa de crecimiento importante y finanzas públicas sanas".

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×