Pymes destruyen 100,000 empleos en 2013

Estas empresas tuvieron su peor contracción en la generación de plazas desde 2005, señala el INEGI; por el lado contrario, las grandes firmas cubrieron 521,351 plazas adicionales al cierre de 2013.
pymes failure  (Foto: ThinkStock)
Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas tuvieron un 2013 bastante difícil, ya que cerraron con una plantilla laboral de 12.29 millones de personas, cifra 0.81% menor a los 12.39 millones al cierre de 2012, señalan datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En 2013, las Pymes dejaron de generar 99,570 vacantes, lo que significa que la destrucción de empleos anuales en este sector fue la más profunda por lo menos desde 2005, año en que surgió la encuesta.

Esta contracción supera los 39,716 empleos que perdieron las Pymes en 2009 a consecuencia del brote de influenza AH1N1, que se sumó a los efectos de la crisis financiera global.

Durante 2012, el empleo de las Pymes se incrementó en 557,504 personas, por lo que la baja destruyó todas esas plazas.

De acuerdo a su proporción respecto del empleo total en el país, las Pymes aportaron 24.5% en 2013, mientras que un año antes era de 25.3%.

La desaceleración de la economía tuvo un fuerte impacto en las Pymes, mientras que en las grandes empresas se observó el efecto contrario.

En todo 2013, las grandes compañías tuvieron un avance en su nómina, pues la plantilla laboral creció en 521,351 personas, el mayor avance desde que existe la ENOE.

Su participación en la ocupación total del país pasó de 33% en 2012 a 38% en 2013.

La ENOE clasifica a los grandes establecimientos como unidades económicas con más de 251 trabajadores en cualquier sector de la actividad económica (comercio, servicio e industria), mientras que las medianas van de 51 a 250 empleados y las pequeñas de 16 a 50 colaboradores.

Alfonso Bouzas, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que uno de los motivos que contribuyó a disminuir el empleo en las pequeñas y medianas empresas, es la llamada política de promoción al monopolio.

“No hay posibilidad de que (las Pymes) puedan competir con las grandes firmas que actualmente invaden las actividades del país. Hay una competencia desleal que repercute y provoca el cierre de las Pymes, esto afecta directamente el ingreso disponible de las familias, un menor consumo y por ende un crecimiento económico débil que sólo depende de lo que pase en el exterior”.

Agregó que para contar con una demanda interna fuerte se debe fomentar el crecimiento de las Pymes.

“El compromiso del actual Gobierno fue que las Pymes fueran las mayores generadoras de empleo, pero no ha sido así, de mantener esta tendencia habrá mayor desempleo, informalidad y el riesgo de caer en empleos relacionados con actividades ilícitas, ya que el empleo de los grandes corporativos en turismo, servicios y comercio generan trabajo formal pero descalificado, con salarios bajos, de manera temporal no hay capacitación ni desarrollo interno”.

A continuación se muestra una tabla con la plantilla laboral por tamaño de la unidad económica.

Población ocupada por tamaño de unidad económica (cierre de cada año)

Cifras en millones de personas.

     
 

Micro empresas

Pymes

Grandes

Gobierno

Otros

2005

17.05

10.52

3.57

2.04

8.71

2006

17.30

10.84

3.88

2.05

8.78

2007

17.98

10.98

3.90

2.18

8.97

2008

17.28

11.07

3.69

2.19

9.03

2009

18.36

11.03

3.52

2.20

9.42

2010

18.17

11.65

3.81

2.35

10.16

2011

19.90

11.84

3.94

2.42

10.55

2012

19.16

12.40

4.14

2.39

10.99

2013

19.78

12.30

4.66

2.38

11.13

Fuente: ENOE / Inegi

       

Para Julio Millán, presidente de la firma Consultores Internacionales, esta tendencia va a continuar, aunque para revertirla se debe trabajar en la generación de competitividad y valor agregado.

"Muchas Pymes dependen del presupuesto federal, principalmente en el sector servicios y construcción, además con el entorno de poco crecimiento económico se afectó las cadenas de proveeduría, algunas empresas no sólo suprimieron empleos si no que tuvieron que cerrar, lo que redujo el número potencial de proveedores. Las Pymes contribuyen con cerca del 52% del PIB, (por lo que) cualquier efecto negativo sobre éstas tiene repercusiones en el resto de la economía”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El directivo indicó que se requieren mayores estímulos fiscales y condiciones de acceso al crédito y un incremento de contenido nacional en las compras de Gobierno para apoyar el empleo.

“La reforma financiera puede mejorar las condiciones de crédito para las Pymes, pero los efectos podrían empezar a reflejarse hasta la segunda mitad del año, además el nuevo régimen fiscal es sumamente agresivo y particularmente puede tener un impacto negativo en la inversión”, dijo Millán.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×