Japón mantiene estímulo monetario

El Banco Central reiteró su opinión optimista sobre la marcha de la economía nipona; confía en que la tercera economía del mundo resista el alza en el impuesto sobre las ventas.
bandera_japon  (Foto: Getty)
TOKIO (CNN) -

El Banco de Japón decidió este martes mantener su política monetaria expansiva y reiteró su opinión optimista sobre la economía, imperturbable ante las recientes señales de un crecimiento más lento y sugiriendo que cualquier estímulo adicional está lejos.

La decisión ampliamente esperada provocó un breve repunte en el yen, ya que algunos inversores deshicieron posiciones luego de apostar que unos débiles datos del Producto Interno Bruto (PIB) reportados el lunes podrían llevar al Banco Central a actuar.

Los mercados buscan pistas del gobernador del BOJ (por su sigla en inglés), Haruhiko Kuroda, en su conferencia de prensa posterior a la reunión sobre si las señales de un debilitamiento del consumo personal harán que el Banco Central alivie su política aún más.

Artículo relacionado: Japón crece 1.6% en 2013

Como se esperaba, el Banco Central mantuvo su promesa de aumentar la base monetaria, el indicador clave de la política monetaria, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (entre 589,000 y 687,000 millones de dólares).

La entidad mantuvo su evaluación de que Japón se recupera moderadamente, una señal de que confía en que la tercera mayor economía del mundo podrá resistir el dolor de un aumento del impuesto sobre las ventas en abril.

Artículo relacionado: Japón descarta cambios en su estímulo

"El BOJ ya espera que la economía se contraiga inmediatamente después de la subida del impuestos sobre las ventas, por lo que esta no puede ser la base para una flexibilización adicional", dijo Hiroaki Muto, economista senior de Sumitomo Mitsui Asset Management en Tokio.

El Banco Central también extendió líneas de crédito especiales, establecidas entre el 2010 y el 2012 como una manera de atraer fondos a través del sector bancario a los prestatarios, un año más allá de su actual fecha de expiración en marzo.

El BOJ duplicará la cantidad de fondos disponibles para las instituciones financieras a través de las diversas líneas de crédito con la esperanza de que esto aumente los préstamos.

Gasto débil de los consumidores

Los consumidores japoneses terminaron el año pasado con un gasto más débil que lo previsto, lo que refuerza la preocupación persistente de que las políticas agresivas del primer ministro Shinzo Abe no han logrado atraer el apoyo de quienes son clave para su éxito.

Cifras del PIB reportadas el lunes mostraron que el consumo privado de Japón creció 0.5% en el cuarto trimestre del año pasado, por debajo de lo previsto. Esto confundió a las expectativas de una expansión del 0.7%.

El crecimiento económico global en el periodo octubre-diciembre fue mucho menor que lo esperado en 0.3%.

Las cifras de crecimiento económico se suman a la evidencia de que la preocupación por la seguridad laboral frena a los consumidores, superando la tentación de gastar más antes de que un aumento en el impuesto sobre las ventas en abril haga a los bienes más caros.

Aunque la tasa de desempleo de Japón se encuentra en un mínimo de seis años, el número de trabajadores contratistas, que cobran menos que el personal regular, se encuentra en un máximo histórico.

Ahora ve
La botella del futuro purifica el agua y se limpia a sí misma
No te pierdas
×