5 razones para preocuparse por Ucrania

El conflicto con Rusia puede trascender Europa y afectar la oferta mundial de granos; el país necesita ayuda para aliviar su deuda, pero no hay claridad sobre quién puede prestarle.
UCRANIAcrisis  (Foto: CNN)
Mark Thompson y Gregory Wallace
NUEVA YORK -

Mientras el mundo observa la escalada de la crisis en Ucrania, los inversionistas y los líderes del orbe sopesan el efecto que la inestabilidad puede tener en la economía global.

La agitación política tiene su origen en la posición económica estratégica del país, un importante puente entre Rusia y los principales mercados europeos, así como un importante exportador de cereales.

Pero en la era post-soviética, su economía se ha debilitado. Ahora, el Gobierno necesita un rescate económico y está en la encrucijada entre si es Rusia o las economías occidentales (incluida la Unión Europea) el salvador que necesita.

Las principales economías del mundo están atentas a lo que sucede en Ucrania por estas cinco razones.

1. Ucrania es un lazo importante entre Rusia y el resto de Europa: Ucrania no tiene el poder económico que alguna vez tuvo, pero sí mantiene su estratégica geografía. Rusia surte cerca del 25% de las necesidades de gas de Europa, y la mitad de ese suministro llega a través de los gasoductos que atraviesan Ucrania. Moscú ha suspendido ese abasto en el pasado cuando ha sostenido disputas con Kiev y una interrupción podría hacer elevar los precios de la energía para las empresas y los hogares.

La crucial península de Crimea se adentra en el Mar Negro, y la armada de Rusia tiene allí la base de su flota del Mar Negro.

2. Las sanciones sobre Rusia: Una posibilidad sería la inusitada circunstancia de que las 10 principales economías del mundo impusieran sanciones sobre una. Pero el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo el domingo que su país está “absolutamente” dispuesto a considerar sanciones contra Rusia. El presidente Obama, añadió, “está considerando todas las opciones.”

Esa posibilidad debe estar en la mente del Gobierno ruso, que sin duda está “analizando muy seriamente el componente económico de” sus movimientos militares y diplomáticos, señaló John Beyrle, ex embajador de Estados Unidos en Rusia.

“La realidad es que Rusia depende de la economía internacional de una manera mucho más profunda que hace 10 años. Actualmente, al menos la mitad del comercio exterior de Rusia... es con países de la Unión Europea. Rusia depende de las importaciones europeas para mantener sus tiendas abastecidas, para mantener el nivel de vida al que se han habituado los rusos”, dijo Beyrle el domingo en CNN.

Incluso si no hay sanciones, la relación política entre Rusia y Occidente probablemente se enfriará. Aunque el sábado el presidente Obama habló una hora y media por teléfono con el presidente ruso Vladimir Putin, se espera que Estados Unidos no asista a la próxima reunión preliminar del G8 en Sochi, Rusia.

Artículo relacionado: Obama no irá a reuniones previas al G8

El domingo, las autoridades estadounidenses también cancelaron conversaciones que celebrarían sobre temas energéticos y comerciales con sus homólogos rusos.

Artículo relacionado: El G7 condena intromisión y cancela preparativos para cumbre del G8

3. El comercio mundial y el comercio europeo podrían verse afectados: El impacto podría sentirse más allá de las fronteras de Europa si se ve afectada la oferta mundial de granos. Ucrania es uno de los principales exportadores mundiales de maíz y trigo, y los precios podrían subir ante la mera preocupación de que esas exportaciones se interrumpan.

Además, la actual revuelta política obedeció en parte a la decisión negativa que tomó el Gobierno sobre un acuerdo comercial que hubiera estrechado las relaciones entre Ucrania y la Unión Europea.

El Gobierno de Yanukovich cortó las negociaciones en noviembre en medio de las presiones de Rusia, que ofreció descuentos en el gas natural si Ucrania firmaba un pacto con la Unión Aduanera de Moscú.

4. El Gobierno de Ucrania está endeudado y necesita ayuda: La situación no sería tan volátil si las arcas ucranianas fueran más estables o si la economía fuera más fuerte. El país debe 13,000 millones de dólares en deuda este año y 16,000 millones de dólares en obligaciones vencen antes de que finalice 2015. Sin ayuda, el país parece estar encaminándose a un incumplimiento de pagos o default.

“Para evitar un colapso total en las próximas semanas, Ucrania necesita dinero ahora. Ucrania no puede sobrevivir sin reformas en los próximos meses”, apuntó Lubomir Mitov, principal economista para la Europa emergente del Institute of International Finance.

No está claro quién suministraría la ayuda económica necesaria, sobre todo después de que la salida del poder de funcionarios ucranianos clave alineados con Rusia provocara que Moscú congelara un rescate de 15,000 millones de dólares y no hay alternativa comparable a la vista.

La fuente de apoyo más probable sería el Fondo Monetario Internacional (FMI). Su directora, Christine Lagarde, indicó que la entidad consulta con otros organismos que podrían ayudar a reunir los 35,000 millones de dólares que Ucrania dice necesitar.

El FMI anunció la semana pasada que comenzaría una misión de investigación en Kiev que arrancaría el martes y concluiría el 14 de marzo para “discutir las reformas de política” que el organismo mundial demandaría como condición para cualquier préstamo.

El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, declaró el domingo que su nación está “preparada para trabajar con socios a fin de proporcionar todo el apoyo que Ucrania necesita” para el crecimiento económico y la estabilidad.

5. Ucrania no es el único mercado emergente frágil: La inestabilidad de la nación llega en un momento difícil para los mercados emergentes en todo el mundo, que experimentan un lento crecimiento luego de que la Reserva Federal estadounidense redujera su estímulo económico. La situación podría suscitar que los inversionistas reevalúen los riesgos de otros mercados emergentes, cuyo crecimiento atraviesa una desaceleración. Los problemas en Ucrania también perjudicarán a los bancos rusos, que han apoyado fuertemente a la nación. El rublo ruso se ha depreciado 10% desde el inicio de 2014.

*Alanna Petroff contribuyó en este artículo.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×