Rusia, con margen para someter a Ucrania

La alta dependencia energética de Europa limitaría las sanciones al país por invadir a Ucrania; es poco probable que el Viejo Continente castigue a su socio comercial pese a las exigencias de EU.
ucrania  (Foto: CNN)
Mark Thompson
NUEVA YORK -

Los profundos lazos económicos y comerciales entre Rusia y Europa dejan a Occidente con opciones limitadas para responder a la crisis en Ucrania.

El despliegue de tropas rusas en Crimea ha provocado la condena de Washington y Europa, además de especulaciones de posibles sanciones si la diplomacia fracasa.

Estados Unidos ha puesto en espera las negociaciones sobre pactos comerciales y de inversión con Rusia, mientras que el secretario de Estado, John Kerry, ha hablado acerca de aislar a Moscú a través de la prohibición de visas y la congelación de activos.

Pero los líderes europeos, que se reunirán el jueves para discutir la crisis, han sido más prudentes, enfatizando en cambio la necesidad de la diplomacia y la mediación internacional.

Eso no es sorprendente si tenemos en cuenta la extensión en que las economías de la Unión Europea y Rusia están entrelazadas.

Mientras que la zona euro sigue emergiendo de su propia crisis, los líderes europeos pensarán largo y tendido acerca de las medidas que podrían poner en riegso esa recuperación.

“Por ahora, el resultado más probable es un lenguaje de la Unión Europea (UE) que enfatice la posibilidad real de sanciones y que potencialmente ponga en espera las pláticas sobre los proyectos de cooperación a más largo plazo, sin llegar realmente a imponer restricciones inmediatas en temas sensibles como la movilidad de capitales, bienes y personas”, señalaron analistas de Teneo Intelligence.

Artículo relacionado: Ucrania: más que una crisis económica

Rusia es el tercer mayor socio comercial de la UE después de Estados Unidos y China. El comercio de mercancías ascendió a un récord de 336,000 millones de euros (462,000 millones de dólares) en 2012, más de 10 veces el volumen entre Rusia y Estados Unidos.

Si añadimos la exportación de servicios, el valor de la relación entre Rusia y la UE se eleva a 520,000 millones de dólares.

Rusia es mayor y principal proveedor de energía de la UE. Los precios del petróleo y del gas subieron fuertemente el lunes por temor a interrupciones del suministro a través de Ucrania, que representa alrededor de la mitad del flujo desde Rusia.

Las exportaciones de la UE, por su parte, están mayoritariamente compuestas por maquinaria y transporte, productos químicos, medicamentos y productos agrícolas.

En ninguna parte es mayor la dependencia europea a la energía rusa que en Alemania.

El excanciller alemán Gerhard Schroeder es el presidente del comité de accionistas de Nord Stream, una empresa conjunta entre el gigante del gas ruso Gazprom y cuatro grandes empresas energéticas; dos de Alemania, una de Países Bajos y una de Francia.

Nord Stream ha invertido 7,500 millones de euros (10,300 millones de euros) en la construcción de gasoductos gemelos a través del Mar Báltico, lo cual permite a las exportaciones rusas evitar el paso por Ucrania.

Y la firma de energía británica BP es el segundo mayor accionista en la productora de petróleo lider de Rusia, Rosneft.

“Cualquier sanción que sea impuesta sobre Rusia, probablemente será dirigida a funcionarios claves en lugar de a la economía en general”, dijo Neil Shearing, economista en jefe de mercados emergentes de Capital Economics. “Europa es demasiado dependiente de la energía rusa como para tolerar las restricciones comerciales en toda regla”.

Pero la relación va más allá de la energía. Las automotrices, cerveceras, bancos y minoristas europeos serían afectados por una nueva Guerra Fría.

La UE es también el mayor inversor de Rusia, de acuerdo con la Comisión Europea, que estima que el 75% de toda la inversión extranjera directa en el país ex comunista proviene de estados miembros de la UE.

Y los rusos acaudalados han atraído cada vez mayores cifras por parte de Europa occidental, donde pueden aprovechar las bajas tasas de impuestos en lugares como Chipre, invertir en bienes raíces de primera calidad o educar a sus hijos.

Los rusos representaron el 9% del total de las ventas de casas en Londres, con un costo mayor a 1 millón de libras en el periodo de 12 meses finalizado en junio de 2013, según la agencia inmobiliaria Knight Frank; lo cual los convierte en el segundo grupo más grande de compradores extranjeros.

Las escuelas privadas británicas también se están beneficiando del dinero ruso.

Las cifras del Independent Schools Council muestran un alza de 27% niños rusos que fueron inscritos en algún colegio de paga británico en enero de 2013 respecto al año anterior, y constituyen el tercer mayor grupo —después de los chinos y los alemanes— de alumnos no-británicos.

Alanna Petroff de CNNMoney contribuyó a este artículo.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×