6 mitos sobre el techo de la deuda en EU

El presupuesto del presidente Obama prevé un aumento anual en el costo del pasivo, dice Bill White; los mitos sobre el equilibrio presupuestario y los obstáculos partidistas afectan las negociaciones.
congresoeu  (Foto: Getty)
Bill White*

El costo anual del pago de la deuda en Estados Unidos aumentará en más del doble en los próximos seis años, ascendiendo a unos 7,000 dólares anuales para el hogar estadounidense promedio, según el último pronóstico de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

El aumento sustancial de la deuda previsto por el presupuesto del presidente Barack Obama, publicado el martes pasado, ha provocado poca controversia. Los líderes republicanos del Congreso ya han adoptado una resolución sobre el presupuesto y han incrementado el techo de la deuda de manera que permita el uso de endeudamiento para financiar el gasto federal rutinario.

El presidente señala que los déficits se han reducido a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento desde el final de la Segunda Guerra Mundial, como era de esperarse al final de las dos guerras y de la recuperación de la grave recesión de 2008.

Artículo relacionado: Rusia, con margen para someter a Ucrania

Después del pico de la deuda de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos inmediatamente equilibró su presupuesto y a menudo tuvo superávits. En los próximos dos años, por el contrario, la deuda será utilizada para financiar más de un cuarto del presupuesto de fondos federales; es decir, el gasto y los ingresos, aparte de los fondos fiduciarios.

Otras explicaciones creativas de la deuda federal han sido repetidas tantas veces que se han convertido en sabiduría popular. Aunque todo el mundo tiene derecho a su propia opinión, no todos tiene derecho a sus propios hechos históricos. Considera los siguientes mitos:

Mito #1: El Gobierno federal nunca equilibra su presupuesto.

De hecho, durante los primeros 180 años de vida de la nación, los funcionarios electos federales pidieron prestado solo para cuatro propósitos extraordinarios: hacer la guerra, tapar agujeros presupuestarios durante las crisis, expandir y conectar el territorio de la nación, y prevenir que los estados abandonaran la Unión. El Congreso usualmente pagó sus deudas después de cada emergencia.

Mito #2: Todo comenzó con el 'New Deal'.

El Gobierno federal tomó prestado durante las severas desaceleraciones económicas que comenzaron con el Pánico de 1819. En su primer año de Gobierno, Franklin Roosevelt recortó el gasto federal “normal”. A lo largo de su presidencia vetó una cifra récord de 665 proyectos de ley en un intento por mantener la disciplina fiscal.

Mito #3: El Seguro Social es el verdadero problema.

Los fondos fiduciarios del Seguro Social están en muy buena forma en comparación con el presupuesto de los fondos federales; es decir, el gasto no financiado en su totalidad por los ingresos dedicados a los fondos fiduciarios.

Mito #4: El partidismo es el verdadero problema.

El partidismo hoy es leve en comparación con la situación después de la Guerra Civil. En aquel entonces, los líderes demócratas y republicanos se culpaban entre sí de manera rutinaria por la muerte de millones de estadounidenses, y aún así cooperaron para producir superávits utilizados para pagar las deudas de la Guerra Civil. En los últimos años, los líderes del partido a menudo han hecho compromisos, pero esas promesas han tendido a aumentar la deuda al aumentar los desembolsos y al reducir los ingresos fiscales.

Mito #5: La guerra contra el terrorismo y la Gran Recesión condujeron a la crisis de deuda actual.

Los usos de emergencia tradicionales de los recursos pedidos en préstamo -pelear en dos guerras y llenar los agujeros presupuestarios durante una recesión- representan aproximadamente la mitad de la deuda contraída entre 2001 y 2014. Desde que el presupuesto fue equilibrado por última vez en 2000, se ha contraído deuda para financiar recortes fiscales, mayores gastos militares, aparte de los costos directos de la guerra y del aumento del costo de Medicare.

Artículo relacionado: Guerra en Irak = 2 billones de dólares

Mito #6: El equilibrio del presupuesto perjudicará a la economía.

Los aumentos en el tamaño de la población activa, en la inversión y la productividad -en lugar de un mayor endeudamiento- impulsan el crecimiento económico a largo plazo. La economía de Estados Unidos ha florecido frecuentemente cuando los presupuestos federales han estado equilibrados. Por el contrario, después de que el Gobierno federal tomó prestadas grandes cantidades a partir de 2001, el crecimiento del empleo en el sector privado ha sido muy inferior respecto a los promedios históricos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es posible que los mitos sobre los préstamos federales adornen las narrativas partidistas, pero debilitan la rendición de cuentas. Y los problemas mal definidos son siempre más difícil de resolver.

*Bill White es el autor del libro de próxima publicación, America's Fiscal Constitution: Its Triumph and Collapse (PublicAffairs, abril de 2014), y es un asesor senior de Lazard. Fue alcalde de Houston del 2004 al 2010 y subsecretario de Energía de Estados Unidos de 1993 a 1995.

Ahora ve
Kate del Castillo y otros famosos huyen de los incendios en California
No te pierdas
×