El fisco atrapa al bitcóin

Más allá de las quiebras de operadores y la volatilidad, la moneda enfrentaría gravámenes muy altos; los usuarios que obtengan ganancias en esta divisa pagan impuestos de hasta 40% en EU.
bitcoin67  (Foto: Getty)
Christopher Matthews

Han sido un par de semanas atareadas para los partidarios del bitcóin. Primero cuando tuvieron que lidiar con la volatilidad provocada por la implosión de la mayor Bolsa de bitcóins del mundo, luego cuando Newsweek señaló a un hombre de California de 64 años de edad llamado Satoshi Nakamoto como creador de la moneda virtual.

Pero en comparación con la cuestión de si el bitcóin alguna vez alcanzará los niveles de adopción cercanos a los de las monedas fiduciarias respaldadas por los gobiernos, estas historias son solo nimiedades. El mayor obstáculo para el éxito del bitcóin siempre ha sido recibir la bendición de los mismos gobiernos que muchos de sus partidarios ven como sus enemigos del uno al 100.

Artículo relacionado: ¿Cómo funciona un cajero bitcóin?

Algunos gobiernos, como el de China, han tomado medidas para combatir el uso del bitcóin. En diciembre, las autoridades prohibieron a las instituciones financieras que hicieran negocios con bitcoines, aunque los individuos son libres de poseerlos. Estados Unidos ha adoptado un enfoque más permisivo, pero es inevitable que el Departamento del Tesoro, y en especial el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés), tengan que adoptar una postura oficial acerca de la moneda, y su posición tendrá enormes implicaciones para el éxito del bitcóin.

El abogado fiscal Lee Shepard argumenta convincentemente en un artículo reciente en Tax Notes que “el bitcóin no es una moneda”, a pesar de las afirmaciones de algunos partidarios. Según Shepard:

“Los usuarios del bitcóin no deben pensar que están exentos de impuestos o fuera del sistema tributario. No hay nada que permita hacer a cualquiera que no se puede hacer ya en el sistema bancario normal. A los libertarios, narcotraficantes y creyentes de teorías de la conspiración les gusta el bitcóin porque no está emitido por un Gobierno central, pero la ironía es que es más controlable y más fácil de rastrear que los billetes bancarios estadounidenses”.

Shepard señala a una decisión del Tribunal Fiscal de Estados Unidos de la década de 1970 que trataba acerca de una empresa llamada Barter Systems, que permitía a los clientes comerciar activos tangibles a cambio de “unidades comerciales”, emitidas por la empresa. Esto fue durante una época en la que la inflación era alta, lo cual explica el atractivo de estas unidades comerciales.

El Tribunal Fiscal de Estados Unidos dictaminó exigir a Barter Systems comunicar las transacciones que involucraban a estas unidades comerciales y que el intercambio “debía ser gravado bajo el valor justo de mercado de la propiedad recibida a cambio de las unidades de comercio”. Shepard continúa:

El bitcóin es análogo a las unidades comerciales consideradas en Barter Systems Inc. de Wichita. Es un medio de intercambio de emisión privada aceptado solo en circunstancias restringidas y no está respaldado por ninguna promesa del emisor. Colvin operaba las unidades comerciales como propiedad en el análisis de su uso. El mismo análisis se aplica al bitcóin.

Si el análisis de Shepard es preciso, entonces, la forma en que serían gravados los usuarios de bitcóin cuando vendan sus bitcoines por bienes o dólares dependería de si esa persona es un comerciante, inversionista u operador. Pero una cosa es segura: la transacción sería gravada, ya que las transacciones de bitcoines son fáciles de rastrear.

Gravámenes de casi 40%

Y eres un usuario de bitcoines que está comprando y vendiendo la moneda en el corto plazo, como uno esperaría de una persona que usa el bitcóin como moneda cotidiana, cualquier ganancia que cobres sería gravada como ingresos ordinarios, a una tasa tan alta como 39.6%.

Uno de los principales atractivos de la criptomoneda es el hecho de que fue diseñado de manera que solo pueda haber un número finito de bitcoines creados. Esto, por supuesto, ayudará a aquellos que guardan su riqueza en bitcoines a evitar el impuesto oculto de la inflación. Estados Unidos tiene un objetivo explícito de política de devaluar su moneda a una velocidad constante de 2% por año, y eso se suma a otro poco a través del tiempo.

Entérate: Troyano, nueva amenaza para bitcóin

Pero aquí está el problema: El IRS valorará los beneficios que ganes en bitcoines en relación con el dólar. Cuanto más inflación tenga el dólar, mayor será tu declaración de impuestos si mantienes tu riqueza invertida en esta divisa y realizas transacciones usándola a menudo. También está el tema de los altos costos de mantener el registro y declarar al IRS las transacciones frecuentes en bitcoines de un individuo o empresa.

Así pues, si estás interesado en el bitcóin como moneda por su capacidad para mantener el valor, también tendrás que considerar pagar un alto precio a los federales por el placer de usarlo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Artículo relacionado: Muerte de Mt.Gox, ¿el fin de bitcóin?

La gran contradicción inherente del bitcóin es que gran parte de su atractivo se debe a su supuesta independencia del Gobierno, pero es cada vez más claro que, para que la moneda esté lo suficientemente extendida como para ser un almacén estable de valor, tendrá que recibir la bendición de los gobiernos de todo el mundo. Y es poco probable que esos gobiernos cedan su control sobre el sistema monetario en el corto plazo.

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×