Inflación en la eurozona cae a mínimos

El indicador revisado de febrero se situó en 0.7%, el nivel más bajo desde noviembre de 2009; la región es acosada por los riesgos de una deflación, aunque el BCE dice que son limitados.
euro moneda  (Foto: Thinkstock)
BRUSELAS (CNN) -

La inflación de la zona euro registró su menor ritmo anual en cuatro años en febrero, mostraron datos revisados este lunes, al desacelerarse al mismo nivel que llevó al Banco Central Europeo a rebajar inesperadamente las tasas de interés en noviembre.

La tasa de inflación anual en los 18 países que comparten el euro se redujo al 0.7% en febrero, desde un 0.8% en enero, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

Se trata de una revisión frente a una estimación inicial de Eurostat de una inflación del 0.8% en febrero, una cifra que también fue la base de las expectativas de consenso del mercado.

La inflación anual se desaceleró al 0.7%, la lectura anual más baja desde noviembre del 2009, por primera vez en octubre del año pasado, lo que llevó al BCE a reducir su tasa de interés clave a un nuevo mínimo récord del 0.25% en noviembre.

Artículo relacionado: El BCE mantiene su tasa de interés

La inflación mensual fue del 0.3% en febrero, impulsada por un alza del 0.5% en los precios de los servicios y de un 0.4% en los costos de los bienes industriales no energéticos.

Los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco cayeron 0.1% en el mes, aunque los costos altamente volátiles de la energía subieron un 0.1%.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que el banco ha estado preparando medidas adicionales en política monetaria como protección ante la posibilidad de una deflación en la zona euro al tiempo que la fortaleza del euro presiona los precios.

Draghi consideró que los riesgos de deflación son "bastante limitados", pero agregó que mientras más tiempo se mantenga baja la inflación, mayor es la probabilidad de que surjan riesgos deflacionarios.

En febrero, cuatro países de la zona euro registraron tasas de inflación anual negativas, Portugal y Eslovaquia con -0.1%, Grecia con -0.9% y Chipre con -1.3%.

Pese a proyectar una baja inflación en los años que vienen, el BCE mantuvo sin cambios sus tasas de interés este mes.

Draghi rechazó las comparaciones con la experiencia de deflación de Japón que se volvió tan arraigada que las compañías y familias dejaron de gastar ante las expectativas de bajos precios más adelante, alentando dos décadas de estancamiento económico.

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×