2014, entre cumplimiento y crecimiento

En 2013 se sentaron las bases para un escenario más competitivo y productivo, dice Guillermo García; para este año destaca el crecimiento económico de EU para bien de la economía mexicana, señala.
crecimiento  (Foto: Getty)
Guillermo García-Naranjo y Roberto Cabrera*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aunque 2013 no fue lo esperado respecto al crecimiento económico, seguramente lo recordaremos como un año en el que se hicieron aportes enormes para construir un marco jurídico más sólido y un escenario más propicio para la competencia y la productividad.

Algunos de los primeros resultados se verán pronto, en 2014 y más adelante, a medida que las reformas recientemente aprobadas se complementen con las reglamentaciones secundarias, y éstas se reflejen en actos de autoridad.

Es el momento para que los empresarios ejerzan toda su creatividad e inviertan recursos para ocupar los espacios que antes tenían limitados.

Durante el primer año de la nueva administración, se han dado pasos históricos para remover obstáculos que generaban incertidumbre y desalentaban el desarrollo, la inversión y el empleo. Por ello, el 2014 observará un mejor desempeño de la economía y será una oportunidad para lograr las metas de crecimiento que las empresas se han propuesto.

Para nuestro país ha sido positiva la noticia de que la economía de Estados Unidos ha tenido una recuperación que supera lo pronosticado: en diciembre pasado se anunció que, al tercer trimestre, creció a tasa anualizada de 4.1%, según datos del Bureau of Economic Analysis (BEA). En el segundo trimestre, la tasa había sido de 2.5%.

Estos resultados fueron provocados por una la reactivación de pilares económicos como el consumo privado, el sector inmobiliario, el empleo, el gasto público y la actividad industrial, así como la creación de nuevos puestos laborales, lo que bajó 7% la tasa de desempleo en diciembre pasado.

Indicadores económicos nacionales

En México, se espera que para 2014 y 2015 el PIB suba 3.4% y 4%, respectivamente. Sobre la inflación general, de acuerdo con datos del Banco de México, las expectativas son de 3.9% para 2014 y 3.5% para 2015.

En conjunto, los indicadores son positivos; sin embargo, existen aspectos que representan áreas de oportunidad para nuestro país.

Es el caso de la posición que México ocupa en la lista de competitividad global del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en la que descendió dos posiciones: de la 53 en 2012, a la 55 en 2013. Una explicación para justificar este retroceso es que otros países avanzan con un ritmo más rápido. El nuestro es un caso parecido al de Brasil, que de estar en el lugar 48 de la misma lista, retrocedió ocho puestos, para posicionarse en el 56.

A pesar de que este descenso en la calificación del WEF no es alentador, debemos considerar que México sigue siendo competitivo, entendiendo competitividad como la capacidad para atraer negocios e inversiones.

Destaca el hecho de que una compañía de Bélgica haya desembolsado 13,249 millones de dólares (mdd) para adquirir el control de una de las dos grandes cerveceras mexicanas, en 2013.

Este desembolso determinó que, según datos de la Secretaría de Economía, entre enero y septiembre, el monto de la inversión extranjera directa (IED) sumara 28,233.8 mdd, 116% mayor que la reportada en el mismo periodo de 2012 (13,045.1 mdd).

Aun descontando la operación citada, es posible que la IED se haya elevado al menos 10% respecto de 2012.

Flujos de inversión extranjera directa trimestral por componentes 2009-2013 (millones de dólares)

  estadistica.jpg

 

México: a un año del nuevo Gobierno

A pesar del modesto crecimiento económico, no pueden menospreciarse algunos aportes de la administración federal, como la construcción del Pacto por México, la aprobación de importantes reformas, en especial, la energética, así como otros ambiciosos proyectos: Seguro de Desempleo y Pensión Universal.

Artículo relacionado: Seguro de desempleo o casa, ¿qué eliges?

Podríamos decir que en 2013 se colocó el cimiento para construir una economía más sólida y una sociedad más transparente y equitativa. Los resultados de esta labor comenzarán a verse en el mediano plazo.

Impacto en México de las reformas estructurales

Las diferentes reformas estructurales de 2013 tendrán repercusión en diversas industrias y mercados. Como ejemplo, podemos mencionar la reforma financiera, entre cuyos principales aportes destacan los siguientes:

La banca, cuestionada por su reticencia a adjudicar créditos, estará en mejores condiciones para prestar más y con menores tasas de interés. Mientras la banca mexicana presta a las empresas el equivalente a 27.7% del PIB, en otros países de la región la penetración crediticia es del doble o más

Se promoverá la banca de desarrollo, y se fomentará la competencia entre instituciones del sector

Los cambios que acarreará la reforma financiera son una gran oportunidad para las Pymes, que hasta ahora habían encontrado dificultades para demostrar su solvencia y obtener un crédito a la medida de sus necesidades de crecimiento.

Reforma Fiscal

A cambio de no establecer el IVA sobre alimentos y medicinas, que ya se daba por hecho, la necesidad de aumentar la recaudación obligó a las autoridades fiscales a establecer medidas como gravar los alimentos de alta densidad calórica, las bebidas azucaradas y hasta la comida para mascotas.

En este sentido, el paquete económico para 2014 no despertó las simpatías del sector empresarial. Aunque contiene medidas benéficas, como la derogación del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), dicho paquete eliminó importantes deducciones y estableció nuevos gravámenes, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre las importaciones temporales, que afecta a la Industria Maquiladora.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) recaudará alrededor de 10% más que el año pasado; sin embargo, las reformas representan un costo administrativo y financiero para las empresas, las cuales demandan un modelo fiscal más sencillo y transparente.

Reforma Energética

Esta reforma constituye uno de los logros más grandes de la presente administración federal. Sus potenciales efectos positivos serán muy importantes para México en el mediano y largo plazo, desde el punto de vista social y económico, no obstante la complejidad de los temas que deberán ser regulados en las correspondientes leyes secundarias, incluyendo las leyes orgánicas de los nuevos organismos reguladores que han sido establecidos.

Por lo pronto, Standard & Poor's dio su reconocimiento a estos cambios históricos, al elevar la calificación crediticia del país: en moneda extranjera, de BBB a BBB+, el octavo lugar de su escala internacional con 10 posiciones, y de A- a A en moneda local, el sexto lugar de su ranking.

Las buenas condiciones de nuestra economía se confirman con los respaldos de las firmas calificadoras, y con la expectativa de los analistas económicos, que esperan un crecimiento del PIB en 2014 por encima de 3.5%. Por otro lado, las reformas energética, financiera y fiscal poseen aspectos positivos que los empresarios podrán aprovechar.

Podemos decir a los inversionistas nacionales y extranjeros, así como a los grandes consorcios y las Pymes de nuestro país, que tendrán la oportunidad de consolidar sus posiciones, y de encontrar socios tecnológicos, así como financiamiento, para cumplir sus metas de crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A final de cuentas, los socios tecnológicos, las instituciones académicas, los trabajadores y los consumidores, son quienes harán que las reformas se materialicen; son ellos quienes generan empleos y riqueza, y este será un buen año para ponerlo en práctica.

*Guillermo García-Naranjo es socio director general de KPMG México, y Roberto Cabrera es Socio de Industrias y Mercado de KPMG en México.

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×