Al panadero le va mejor que al banquero

Los resultados trimestrales de los bancos muestran un menor desempeño frente a otros sectores; la economía real parece estar recobrando ritmo con más empleos y mejor producción industrial.
economia  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Éste es un cambio: a los banqueros de repente les está yendo peor que a los carniceros, los panaderos y los fabricantes de velas.

El miércoles, Bank of America anunció que perdió casi 300 millones de dólares (mdd) en el primer trimestre. Los analistas esperaban que el banco obtuviera alguna ganancia. Hace un año, ganó 1,500 millones de dólares.

Mientras tanto, se prevé que las ganancias de la empresa de carne Tyson Foods hayan registrado un salto de 130% en los tres primeros meses del año. El balance general de The Cheesecake Factory probablemente subió también. Jarden, que el año pasado compró a Yankee Candle Co., ganó 19 millones de dólares en el primer trimestre. El año pasado, perdió poco más de 4 millones de dólares.

Uno de los temas de la reciente recuperación ha sido cómo Wall Street y los bancos en general se han desempeñado mucho mejor durante el rebote que el resto de nosotros. Una gran justificación de los rescates de la crisis financiera fue que los bancos nos iban a sacar de la recesión. En cambio, simplemente pareció que siguieron adelante por su cuenta.

El año pasado, las acciones subieron 30%, incluso mientras la economía seguía siendo decepcionante. Cuando el promedio industrial Dow Jones alcanzó un máximo histórico a mitad del año, muchos bromearon diciendo que el bien conocido promedio de valores carecía de sentido. La clara separación llevó a muchos a señalar la creciente diferencia entre la economía real y la economía monetaria, aunque es probable que ambas estuvieran más ligadas de lo que la gente sugería.

Ahora, sin embargo, la economía real parece estar recobrando el ritmo y, tal vez, tomando la iniciativa. Las acciones apenas se movieron este año. Y las ganancias bancarias, golpeadas por una caída en la actividad de refinanciamiento de hipotecas y un mercado de valores plano, en su mayoría han sido un fiasco. Y además, las tasas de interés más altas, que podrían hacer que los prestatarios sean más reacios a pedir préstamos, podrían afectar las ganancias de los bancos durante el futuro previsible.

Junto con Bank of America, JPMorgan Chase tampoco alcanzó las estimaciones de ganancias, y su resultado final fue 20% menor al de hace un año. Las ganancias de U.S. Bancorp también cayeron 2% en el primer trimestre. El jueves, Goldman Sachs reportó ganancias que fueron mejores de lo esperado, pero aún así fueron 5% más bajas respecto a hace un año.

Los ingresos en el primer trimestre fueron en general mediocres. Pero los bancos han sido los más afectados, con balances generales que han caído casi 14%. Eso es mucho peor que una caída promedio de ingresos de menos del 1% de todas las empresas no financieras en el S&P 500.

“No fue un trimestre alentador si estás en busca de evidencia de que la economía está repuntando”, dijo a CNNMoney, el analista bancario de Raymond James, Anthony Polini, .

Y sin embargo, en otra parte, parece haber mucha evidencia de que la economía real está mejorando. Los empleadores agregaron 200,000 nuevos trabajadores a sus nóminas tanto en dos meses de febrero y marzo. A principios de esta semana, las cifras de la producción industrial fueron mejores de lo esperado, y las ventas minoristas se incrementaron. “Es evidente que la economía está recuperando vapor”, dice Paul Ashworth, economista en jefe para Estados Unidos de Capital Economics.

Aunque las noticias de que las industrias ajenas a las finanzas están teniendo un mejor desempeño que los bancos y los banqueros podrían parecer un motivo de celebración para algunos, podría no haber mucho que celebrar a final de cuentas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos han argumentado que la recuperación ha sido lenta debido a que los recursos necesarios para reparar el sector bancario han succionado dinero del resto de la economía. La idea es que, a medida que los bancos enfrentan normas más estrictas y un mayor escrutinio, se han convertido en acaparadores. Pero ahora que estamos viendo mejoras más allá de los bancos y de Wall Street, la esperanza es que los beneficios de la recuperación económica sean más ampliamente compartidos.

Ese objetivo tiene un límite. La economía real necesita que la economía monetaria siga desempeñándose mejor, y viceversa. De hecho, algunos sugieren que lo que estamos viendo ahora tiene muy poco que ver con la salud de la economía real. “La economía monetaria está cediendo terreno, pero no creo que eso signifique que la economía real se esté desempeñando mejor”, dice el estratega de mercado James Bianco. “Las cifras que estamos recibiendo siguen siendo bastante consistentes con una economía pésima”.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×