Inversión inmobiliaria ‘conquista’ a EU

Cada vez más estadounidenses piensan que los bienes inmuebles son la mejor inversión a largo plazo; sin embargo, en realidad pueden ofrecer rendimientos mediocres en comparación con otras inversiones.
dolar  (Foto: Getty)
Christopher Matthews

A medida que el mercado inmobiliario se recupera, también lo hace la fe estadounidense en la vivienda como inversión.

De acuerdo con una encuesta de Gallup publicada el jueves, numerosos estadounidenses ahora piensan que los bienes inmuebles son la “mejor” inversión a largo plazo, seguida por el oro, las acciones y fondos mutuos, las cuentas de ahorro y certificados de depósito, y los bonos:

GRÁFICA 1 

Fuente: Gallup

Si uno asume que la “mejor” significa la inversión que ofrece la mayor rentabilidad, entonces los estadounidenses entienden las cosas al revés. En realidad, el sector inmobiliario ofrece como media bajo rendimiento cuando se ajusta por inflación. Robert Shiller, el célebre economista que ayudó a crear el ampliamente citado índice de precios de viviendas Case-Shiller lo explica así:

Los precios de las viviendas lucen señaladamente estables cuando se corrigen teniendo en cuenta la inflación. Durante los 100 años que terminaron en 1990 -antes del reciente boom de la vivienda- los precios inmobiliarios reales aumentaron apenas un 0.2% al año, en promedio. La pequeñez de ese aumento se explica mejor por el aumento de la productividad en la construcción, que compensa el aumento de los costos de la tierra y la mano de obra.

Artículo relacionado: Recompra de acciones, arma de doble filo

Y desde 1990, la vivienda ha seguido siendo una inversión mediocre, si se toma en cuenta la explosión de la burbuja inmobiliaria:

GRÁFICA 2

Fuente: S&P 

Cuando se ajusta a la inflación, la residencia promedio se ha apreciado muy poco desde 1987. El panorama se ve muy diferente para las otras inversiones que Gallup inquiere en sus encuestas. El S&P 500, por ejemplo, ha producido un retorno anual ajustado a la inflación de 6.32% desde 1929, mientras que la inversión en deuda gubernamental habría ofrecido un rendimiento de la mitad de esa cifra.

El oro, curiosamente, ha tenido un rendimiento bastante bueno cuando se ajusta a la inflación, promediando un retorno anual de 4.12% desde el fin del régimen monetario de Bretton Woods en 1971.

Entérate: Cómo afectan los bonos al tipo de cambio

Si desglosamos los datos de Gallup por grupos de ingresos, las respuestas son aún más reveladoras. En primer lugar, los estadounidenses ricos son más proclives que cualquier otro grupo de ingresos a elegir las acciones bursátiles como la mejor inversión. Esto tiene sentido, ya que la inversión en el mercado de valores es -como muestran las cifras arriba mencionadas- la mejor manera de hacerse rico.

TABLA: Mejores inversiones percibidas, por grupo de ingresos

Fuente: Gallup

En segundo lugar, parece que las personas son proclives a decir que las inversiones que poseen son justo las “mejores”. Según el informe de Gallup:

Los estadounidenses de ingresos altos son mucho más propensos a decir que los inmuebles y las acciones son la mejor inversión, posiblemente debido a su experiencia con este tipo de inversiones. Los estadounidenses de ingresos altos responden más frecuentemente que son propietarios de su vivienda (el 87% así lo afirma), seguidos por la clase media (66%) y los estadounidenses de bajos ingresos (36%). Gallup encontró que los propietarios de viviendas (33%) son ligeramente más proclives que los arrendatarios (24%) a decir que los inmuebles son la mejor opción para invertir a largo plazo.

Así pues, los estadounidenses acaudalados son los más propensos a entender que las acciones ofrecen la mejor oportunidad para un mayor retorno, pero no son ajenos a la tendencia de pensar que lo que están haciendo (en este caso, ser propietario de una casa) es la cosa más inteligente que hacer.

Menor rendimiento, pero... 

Por supuesto, este análisis da por sentada la idea de que la “mejor” inversión necesariamente significa aquella que más probabilidades ofrece de ganar el mayor dinero. Hay, desde luego, otras razones por las cuales la gente puede decidir invertir en el sector inmobiliario.

A pesar de que en teoría podría tener sentido para un inversor alquilar su casa y destinar el dinero que ahorra en impuestos, intereses hipotecarios y mantenimiento en el mercado accionario, esta estrategia puede no funcionar en el mundo real.

Entérate: Fondos de EU sufren por rendimientos

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En primer lugar, las personas tienen un tiempo limitado: gastarán una gran cantidad de energía al elegir un buen lugar para vivir, y tal vez no les quede tiempo para manejar sabiamente las inversiones en valores también. En segundo lugar, ser dueño de una casa es una gran manera de obligarte a ahorrar dinero, ya que tienes que hacer cada pago de la hipoteca o te arriesgas a perder tu hogar.

De cualquier forma, si decides colocar tu dinero extra en bienes raíces por estas razones, deberías estar muy consciente de la razón por la que lo estás haciendo. Siempre que no esperes que tu vivienda genere un montón de dinero sobre una base ajustada por inflación, adelante, invierte.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×